Los primeros años de las granjas colectivas soviéticas aprobadas por el Estado (Fotos)

Arkadi Shaijet/МАММ/MDF/russiainphoto.ru/
Los fotógrafos soviéticos de renombre a menudo tenían que retorcer la realidad para captar y plasmar una visión idealista de la complicada vida rural en la Rusia soviética.

A finales de la década de 1920, el nuevo gobierno soviético dispuso que todas las fincas rurales privadas se unieran en lo que se conoció como granjas colectivas. Las granjas colectivas, a diferencia de las fincas rurales privadas, se consideraron una herramienta necesaria para fomentar la industrialización en lo que, en aquel momento, seguía siendo un estado mayoritariamente agrario con una población predominantemente rural.

La colectivización se llevó a cabo a expensas de la propia organización natural de los campesinos y de su estilo de vida. Millones de personas sufrieron represiones, hambre y malas condiciones laborales.

No obstante, mucha gente apoyó el novedoso planteamiento. Millones de personas creían en los nuevos ideales soviéticos y se esforzaron por trabajar por el bien común.

Para promover una imagen positiva de la colectivización en la conciencia colectiva del pueblo soviético, el Estado empleó a fotógrafos consumados para dar la imagen deseada de la vida en las granjas colectivas soviéticas. Si bien algunas de las fotos podrían haber sido realizadas de forma espontánea, otras seguramente fueron obtenidas mediante montajes.

Estas fotos muestran una visión idealizada de las granjas colectivas soviéticas desde mediados de los años 20 hasta finales de los 30.

La foto de arriba de una trabajadora de una granja colectiva fue realizada por el fotógrafo soviético Gueorgui Petrusov. Petrusov, que se tomó la fotografía como un pasatiempo al principio, pasó a convertirla en su actividad principal y se convirtió en un exitoso fotógrafo de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, entrando en el Berlín conquistado con la retaguardia del Ejército Rojo.

Esta foto, de sorprendente profundidad y equilibrada composición, muestra a unos campesinos de fiesta durante la pausa para el almuerzo en una jornada de trabajo. Petrusov tomó esta foto en 1934. Teniendo en cuenta el largo efecto devastador de la hambruna soviética de 1932-1933, la foto escenificada no es muy representativa de la época que pretendía captar. Sin embargo, es un gran ejemplo de propaganda soviética.

Esta imagen del célebre fotógrafo soviético Yevgueni Jaldéi, famoso por haber tomado la icónica fotografía de un soldado soviético izando la bandera de la URSS sobre el Reichstag, muestra a Praskovia Angelina, una célebre trabajadora reconocida como una de las primeras mujeres tractoristas del país. Angelina pasó a convertirse en un símbolo de las trabajadoras soviéticas con formación técnica en la URSS.

Esta foto de pastores de renos fue hecha por Varfolomei Teterin, que era un conocido e influyente fotógrafo que trabajaba para el régimen soviético. Empleado por el Comité Central del Partido Comunista, Teterin podía permitirse el lujo de saltarse las normas y reglamentos, si eso significaba que podía hacer una gran foto. El norte de Rusia era el principal territorio de “caza” del fotógrafo.

Esta foto de una trabajadora agrícola feliz (titulada “Nueva cosecha”) fue tomada por Iván Shagin, que más tarde se convertiría en fotógrafo de guerra y en uno de los principales expertos en fotografía en color de la URSS.

Shagin también tomó esta fotografía escenificada, pero también de una gran estética, de una fila de tractores trabajando en un campo.

Arkadi Shaijet es conocido precisamente por su obra sobre la industrialización soviética en los años 20 y 30. Su foto titulada “La bombilla de Ilich”, que muestra a una familia de campesinos examinando una novedosa bombilla que iba a mejorar significativamente sus vidas, se convirtió en todo un símbolo.

Esta foto retrata el ciclo de la vida en una granja colectiva soviética, en la que los adultos trabajan por el bien de sus hijos y el brillante futuro de la nueva generación de soviéticos.

 El fotógrafo Arkadi Shishkin documentó la vida en las granjas colectivas soviéticas y en las zonas rurales. Fotografió retratos de campesinos, aspectos de la vida rural, animales, etc. Algunas de sus fotos, como esta titulada “La cosecha debe ser recogida a tiempo”, contribuyeron a la causa de la propaganda soviética.

Esta fotografía de Shishkin muestra a campesinos soviéticos yendo a trabajar a un campo.

Aquí, los trabajadores de una granja colectiva expulsan a un kulak (término despectivo que se refiere a un campesino próspero con propiedad privada y reacio a aceptar los cambios que trajo la Revolución Rusa).

Esta imagen muestra a los campesinos votando para formar una granja colectiva.

Esta foto de mujeres cosechando fue tomada por el fotógrafo Anatoli Skurijin.

Y por último, esta foto muestra a mujeres trabajadoras leyendo un periódico soviético en un campo.

LEE MÁS: Rusia regaló tierra para vivir en el Lejano Oriente, esto es lo que han hecho los que la recibieron

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies