6 hechos sobre la torre más importante del Kremlin

Legion Media
La torre Spásskaia no es solamente uno de los símbolos más famosos de Moscú. A lo largo de los siglos ha tenido numerosas funciones, desde ser un pequeño fuerte hasta una puerta sagrada e incluso una prisión.

1. Construida en 1491 por el arquitecto italiano Pietro Antonio Solari, la torre Spásskaia ha sido considerada históricamente como la torre principal del Kremlin. La gente consideraba que sus puertas eran sagradas y en la época zarista los rusos creían que la torre tenía poderes milagrosos y que cualquiera que pasara por las puertas tenía que bajarse del caballo y quitarse el sombrero, como señal de respeto. Era la entrada principal para comitivas reales, diplomáticas y religiosas y el lugar desde el que los regimientos iban a la guerra.

El monasterio de Ascensión (demolido en 1929) y la Torre Spásskaia del Kremlin de Moscú.

2. La torre se llamó inicialmente Frolóvskaia, por encontrarse cerca de la iglesia de Frol y Laur, que ya no existe. En abril de 1658, como muchas otras torres del Kremlin, fue rebautizada por el zar Alexéi Mijáilovich. Se le dio el nombre de Spásskaia, en honor a los iconos del “Spas” (Salvador) Smolenski, situados sobre una puerta de la Plaza Roja, y del “Spas” (Salvador) Nerukotvorni, situados sobre las puertas del lado del Kremlin.

La escalera que lleva a la torre.

3. Al igual que otras torres, la torre Spáskaia fue construida como parte del sistema defensivo del Kremlin. Si el enemigo penetraba en las murallas, las enormes puertas de hierro de la torre se cerraban y atrapaban a los invasores en su interior. Básicamente, se convertía en una fortaleza independiente capaz de soportar duros ataques. La construcción de varios niveles de la torre y las aspilleras permitían golpear al enemigo en los campos de batalla situados más allá de las murallas adyacentes. En el siglo XVII, durante una época de grandes turbulencias, la torre se utilizó también como prisión.

4. Cuenta la leyenda que, cuando en 1812, Napoleón pasó por la Puerta Spásskiye y no se quitó su famoso sombrero (en contra de la tradición) y entonces una ráfaga de viento se lo llevó volando. Fue un mal augurio. Cuando el ejército francés se retiró de Moscú, Napoleón ordenó volar la Torre Spásskaia, pero los cosacos del Don llegaron a tiempo y apagaron las mechas ya encendidas.

5. Antes del siglo XVII, la torre Spásskaia era dos veces más baja que la actual. A partir de 1625 empezó a crecer por las adiciones realizadas por el arquitecto ruso Bazhen Ogurtsov y el inglés Christopher Galovei. Más tarde la torre fue coronada con el escudo del Imperio ruso: el águila bicéfala, que en 1935 fue sustituida por la actual estrella roja. Junto con la estrella, la torre tiene 71 metros de altura y 10 pisos.

6. La torre Spásskaia y su reloj no solo son los símbolos del Kremlin, sino también de las celebraciones de Año Nuevo. El sonido de las campanas del reloj del Kremlin marca para los rusos el inicio del año. La torre Spásskaia contó con su primer reloj en el siglo XV y desde entonces ha sido reemplazado muchas veces. Ha tocado varias melodías diferentes, desde Oh, tu querido Agustín hasta La Internacional. De 1938 a 1996 el reloj permaneció en silencio. Desde entonces el repertorio son dos melodías: el himno ruso y el coro Slavsia del final de la ópera de Glinka, “Una vida por el zar”.

Aquí te contamos todo lo que tenías que saber sobre el Kremlin de Moscú. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies