¿Cómo consiguió la Orden de Malta tener una residencia en Rusia?

Vadim Razúmov
Existen muchas leyendas sobre el palacio del Priorato, construido en 1799 cerca del lago Negro en las afueras de San Petersburgo por orden del emperador Pablo I.

Los orígenes del palacio del Priorato, situado en el asentamiento de Gátchina, cerca de San Petersburgo, están vinculados a la historia de la Orden de Malta. Una de las órdenes caballerescas más antiguas de la Iglesia católica romana fue perseguida después de la Revolución francesa. Pablo I era un patrón de los caballeros de Malta, por lo esto solicitaron su ayuda. El emperador aceptó asistirles y, en enero de 1797, firmó un convenio sobre un “Gran Priorato” de la Orden de Malta que sería creado en el territorio de Rusia. En noviembre de 1798, Pablo I recibió el título de gran maestre.

El emperador entregó el palacio de Vorontsov en San Petersburgo a los líderes de la Orden de Malta, y luego decidió construir una residencia de verano para el príncipe Conde, prior de la Orden, en Gátchina, donde el propio Pablo I ya tenía un palacio. El príncipe Conde nunca llegó a Petersburgo, pero cuando terminó la construcción, el propio Pablo I, como gran maestre, era uno de los líderes de la Orden de Malta. Estos hechos dieron origen a la leyenda de que existe un pasadizo subterráneo que une el palacio de Gátchina con el palacio del Priorato.

El palacio del Priorato fue diseñado por el arquitecto e ingeniero Nikolái Lvov, que también supervisó la construcción. Lvov fue autor de numerosas mansiones e iglesias neoclásicas en San Petersburgo, Moscú, Torzhok y sus alrededores.

Para construir el palacio, Lvov inventó una nueva tecnología y utilizó el propio suelo como material. Anteriormente, el suelo prensado se utilizaba para fortificaciones, pero Lvov desarrolló una tecnología de prensado que hizo posible crear todo un castillo a partir de barro, ¡y en terrenos pantanosos!

El palacio del Priorato es el único edificio de tierra apisonada que se conserva en Rusia. Pablo I apoyó los experimentos del ingeniero: en 1797, emitió un decreto que establecía una escuela de construcción con tierra apisonada.

El hijo de Pablo I, el emperador Alejandro I, transfirió el palacio a la tesorería del Estado. Durante un corto período de tiempo, este albergó una iglesia luterana, sin embargo, la mayor parte del tiempo el edificio permaneció prácticamente sin uso alguno.

Un siglo más tarde, el palacio fue modernizado: se instalaron sistemas de abastecimiento de agua y alcantarillado y se hizo apto para ser usado durante todo el año, tras lo cual fue convertido en apartamentos para miembros de la corte.

A principios del siglo XX, el palacio del Priorato se convirtió en un lugar de arte y se utilizó para albergar varias exposiciones.

Durante la Primera Guerra Mundial, acogió un hospital militar, y durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis intentaron volarlo. Sin embargo, la técnica de construcción de Lvov resultó ser de tal calidad que las paredes del palacio resistieron la explosión, que sólo dañó parcialmente el techo. El palacio no fue restaurado hasta los años ochenta.

El palacio del Priorato y el parque que lo rodea siempre han atraído a los artistas. Hay numerosos paisajes, dibujos y grabados que representan este lugar. La Galería Tretiakov exhibe un paisaje de Andréi Martínov con el lago en primer plano y el palacio en el fondo. También se pueden encontrar representaciones del palacio en las obras de Tarás Shevchenko y Vasili Zhukovski. En el siglo XX, el palacio del Priorato y el parque inspiraron al simbolista y a los artistas de Mir Iskusstva (Mundo del Arte) Nikolái Lansere, Mstislav Dobuzhinski y Alexandre Benois.

El palacio del Priorato recibió el estatus de museo sólo en 2002. Desde 2004, acoge exposiciones. La capilla del palacio tiene una acústica excelente y se utiliza como sala de conciertos. Cuando el palacio fue abierto a los visitantes, nació una leyenda moderna: dicen que el día de la inauguración, uno de sus relojes del siglo XVIII, que se había detenido en los años de abandono, empezó a funcionar de nuevo.

Retrato de Pablo I con símbolos de la Logia Masónica.

Pincha aquí para ver impresionantes fotos del palacio imperial de Gátchina.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies