En recuerdo de Yuri Gagarin, 50 años después de su muerte

El funeral de Yuri Gagarin en la Plaza Roja, el 30 de marzo de 1969.

El funeral de Yuri Gagarin en la Plaza Roja, el 30 de marzo de 1969.

Evguéni Jaldéi/MAMM/MDF
El cosmonauta falleció en un accidente aéreo el 27 de marzo de 1968.

Yuri Gagarin fue, sin duda, una de las personas más famosas y queridas de la URSS. El primer ser humano de la historia en viajar al espacio exterior obtuvo numerosas condecoraciones y allá donde iba era recibido por un baño de masas. Era también admirado por sus compañeros.

El elegido para dar una vuelta alrededor de nuestro planeta consiguió su hazaña en 108 minutos, a bordo de la nave Vostok el 12 de abril de 1961.

Hijo de una pareja de trabajadores de una granja colectiva, Gagarin nació en el pequeño pueblo de de Klúshino, cerca de Gzhatsk, en la provincia de Smolensk, el 9 de marzo de 1934. En 1968, tras su muerte, la localidad se renombró como Gagarin.

Antes de ser seleccionado para salir en órbita, era piloto de aviones. El destino hizo que Yuri Gagarin muriera con tan solo 34 años. Falleció durante un vuelo de entrenamiento cerca de Moscú. El avión MiG-15 en el que viajaba se estrelló con fuerza contra el suelo y los cuerpos de Gagarin y de su instructor, Vladímir Seriogin, se desintegraron. Era tan querido por el pueblo, que incluso cuando se anunció oficialmente su muerte, muchos no lo creyeron.

Nunca llegaron a esclarecerse del todo las causas de la muerte del cosmonauta. Según algunos, el avión de Gagarin se encontró con la estela de un avión de pasajeros y eso hizo que se precipitase. Otros están convencidos de que el MiG se encontró en el aire con un objeto no identificado, como una sonda meteorológica, que rompió el cristal del aparato. Una tercera versión indica un fallo del como causa del accidente. Se ha apuntado incluso que su muerte fue provocada, ya que estaba adquiriendo demasiada y comenzando a cuestionar algunas decisiones del Politburó soviético.

El cualquier caso, la tragedia conmocionó a todo el mundo. Gagarin era un hombre risueño y muy querido en todo el mundo. El funeral se celebró en la Plaza Roja de Moscú y asistieron miles de personas. Está enterrado en las murallas del Kremlin.

“Poiéjali!” (“¡Vámonos!”) fue lo que dijo Gagarin en el momento del despegue a bordo del Vostok-1. Esta palabra se convirtió en uno de los símbolos de la era espacial y ha pasado a formar parte de la cultura popular rusa.

En Russia Beyond hemos publicado numerosos textos sobre Yuri Gagarin. Hemos hablado de su vida cotidianapublicado una entrevista con su hija, o hablado de las causas de su muerte.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies