El imperio del vodka: cómo empezó todo

El vodka ruso desde sus inicios hasta la producción en masa durante la época de los zares.

Te damos la bienvenida a la fábrica de vodka de la empresa Keller y Kº, fundada por un ruso de origen alemán. Abrió sus puertas en 1863 en la esquina del actual Canal Obvodni y la calle Zaoziórnaia de San Petersburgo.

Según las leyendas, la primera receta del vodka fue creada alrededor de 1430 por Isidor, un monje que vivía en el Monasterio Chúdov del Kremlin de Moscú. Esta bebida se obtenía mediante la destilación de cereales fermentados y no era tan fuerte como la versión actual: nunca superaba los 40 grados.

Instalaciones para el proceso de destilación de Keller y Kº.

La fábrica se inauguró el mismo año que se derogó el monopolio estatal iniciado por la emperatriz Isabel I en 1751. Así como el monopolio y la promoción del vodka de producción nacional habían popularizado esta bebida, la liberalización económica hizo que los precios bajaran considerablemente, permitiendo a los ciudadanos de menos ingresos acceder a él.

Trabajadores embotellando vodka.

Keller y Kº fue escogida para representar a la industria rusa de las bebidas alcohólicas en la exposición universal de París apenas cuatro años después de iniciar su actividad. Sus primeros productos incluían alcohol de cereales, menta, anís, naranja, vodka amargo inglés, infusiones, Doppel-kümmel, absenta y “licores imperiales”.

En esta sala se embotellaban los vodkas de frutas en Keller y Kº.

Una bodega.

En 1911 Keller y Kº recibió el Gran Premio en la exposición universal de Turín. Después de ganar numerosas competiciones, este sería el último premio importante de la compañía. Por irónico que pueda parecer, el premio precedió las leyes de prohibición del alcohol en Rusia a comienzos de la Primera Guerra Mundial.

El taller de preparación de embalajes del Almacén de Bebidas Alcohólicas Estatal nº 1 en el paseo marítimo de Kaláshnikov.

La palabra “vodka” que se utiliza hoy en día para definir esta popular bebida no se registró hasta 1751, cuando el monopolio estatal comenzó a funcionar. “Vodka” es la forma diminutiva de la palabra eslava “vodá”, que significa “agua”. La palabra se utilizaba originalmente para describir infusiones medicinales que contenían hasta un 75 % de alcohol.

Mujeres etiquetando botellas antes de enviarlas al mercado.

En 1892 Keller y Kº tenía cinco tiendas solamente en la capital y sus productos también se vendían en el extranjero.

¿Sabías que durante la época del Imperio Ruso hasta un 40% de sus ingresos del gobierno procedían de los impuestos del alcohol? Esta es la oficina de cuentas del Almacén de Bebidas Alcohólicas Estatal nº1.

Trabajadores esperando la comida en el comedor del Almacén de Bebidas Alcohólicas Estatal nº1.

Keller y Kº daba trabajo a unas 380 en su mejor momento.

Estas mujeres se encargaban de los procedimientos sanitarios del Almacén de Bebidas Alcohólicas Estatal nº2.

Trabajadores empaquetando el producto final en el Almacén de Bebidas Alcohólicas Estatal nº 4.

Hoy en día el vodka corresponde a un 70% del consumo total de alcohol en Rusia.

¿Es verdad que un 40% de los rusos no bebe nunca? Pincha aquí para averiguarlo.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies