Unidad Delfín, la increíble historia de los hombres rana de las Fuerzas Especiales soviéticas

Se formó poco después del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Fue importante en la derrota de Alemania y Japón. Además, estos soldados bajo el agua realizaron numerosos ataques secretos y sabotajes durante la Guerra Fría. En los años 90 se disolvió la unidad.

Imagina que estás en una misión para destruir una base naval del enemigo. Saltas en paracaídas al mar, a 30 km de la costa. Podrías verte en medio de una terrible tormenta, pero no importa, lo único que importa es el objetivo que tienes ante ti.

Nadas, dejas atrás minas navales, cables y otras trampas. Estás en constate peligro. Debajo de ti solo se encuentra el negro abismo del mar; encima, focos y guardias bien armados que te buscan. Llevas una carga pesada y hay muchas opciones de fracasar, en incluso de morir. Da un poco de miedo, ¿no?

Combatientes del grupo del comando submarino.

Súper soldados acuáticos

Esta misión no parecería tan aterradora si fueras un submarinista miembro de las unidad Delfín de las Fuerzas Especiales de la URSS. Estarías bien preparado para las tareas y, tras completar el entrenamiento necesario, no parecería tan duro el tener que volar por los aires una base naval del enemigo.

Tu entrenamiento sería algo realmente especial, incluso para estándares militares. Como cadete, durante siete semanas solo podrías dormir durante tres-cuatro horas al día. Habría unas 15 horas de estudio diarias, además del duro trabajo físico. Los Delfines tenían que ser capaces de sobrevivir en condiciones casi inhumanas. Como era de esperar, no todo el mundo podía entrar en esta unidad. Entre los 20 cadetes, solo uno podría pasar esta fase inicial del entrenamiento.

Pero esto solo es el principio. En la siguiente fase, de una duración de 11 semanas, aprenderás a luchar utilizando armas e incluso a hacerlo sin ellas. Aprenderás a conducir diferentes tipos de vehículos, a saltar en paracaídas, a excavar minas y a escalar. En esta fase se trabaja en grupos de dos, tres y cuatro personas. Los grupos aprenden a intercambiarse pequeñas órdenes que les permiten actual como un mecanismo de una sola pieza. Este nivel de cooperación será totalmente necesario en caso de misión. Los hombres rana se especializan según las regiones: América Latina, América del Norte, el Sudeste Asiático, Oriente Próximo y demás. ¡Los intereses de la patria soviética deben de ser defendidos en todos los confines!

Luchando contra los nazis y los japoneses

Los hombres rana soviéticos aparecieron al mismo tiempo que lo hicieron en otros lugares del mundo, durante los lúgubres días de la Segunda Guerra Mundial. Creadas en agosto de 1941, estas nuevas unidades tenían la misión de recoger información, destruir bases y puentes y hundir los barcos enemigos.

Las unidades se hicieron imprescindibles, especialmente en Leningrado donde ayudaron a establecer la infraestructura para el Camino de la Vida, la ruta de transporte que atravesaba el congelado lago Lagoda y era la única vía de suministro durante el sitio al que le sometieron los nazis. A pesar de los duros bombardeos, los hombres rana fueron capaces de reparar el camino.

La URSS derrotó a Alemania y poco después las Fuerzas Especiales, incluidos los hombres rana se utilizaron en la guerra en el este, para derrotar a Japón. Cuando la guerra terminó el gobierno decidió disolver esta unidad especial.

Técnicas especiales

Diferentes líderes, incluido el famoso mariscal Guerorgui Zhúkov, hicieron intentos por reorganizar las Fuerzas Especiales navales, algo que finalmente se hizo a finales de los años 60. En 1970, se creó la unidad Delfín dentro de la inteligencia de las Fuerzas Especiales. Los soviéticos tenían que poner a sus hombres rana a la par que los occidentales, en términos de tecnología, equipamiento y armamento.

Maniobras del Ejercito Soviético en la República Democrática Alemana.

Lo consiguieron y equiparon a estos soldados con armas incomparables, incluido el rifle acuático APS y las pistolas resistentes al agua SPP. Los Delfines también tenían a su disposición los submarinos Piraña. Estos pequeños botes podían transportar a los hombres rana más de 1.000 km, para actuar sin asistencia hasta diez días.

Por todo el mundo

A medida que las tensiones aumentaron en diferentes partes del mundo a causa de la Guerra Fría, los Delfines estaban siempre listos para poder actuar. En caso de que hubiera una guerra con Occidente su tarea era destruir toda la comunicación en el Atlántico y el Pacífico. Obviamente, esto nunca ocurrió.

Aunque los hombres rana no estaban sentados sin hacer nada. Participaron en casi todos los conflictos de la Guerra Fría. En Nicaragua, Angola, Mozambique, Vietnam y Etiopía, entre otros. Obviamente su participación nunca era oficial y formalmente se consideraban asesores militares.

La unidad Delfín se disolvió en los años 90, tras el colapso de la URSS. Aunque esto no significó que perdieran sus destrezas. Todo el personal y sus técnicas se utilizan actualmente en diferentes unidades de las Fuerzas Especiales de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más