Teorías de la conspiración en Rusia y EE UU, ¿en qué se diferencian? ¿Cuáles son mejores?

Irina Baranova
En los dos países están obsesionados con las teorías de la conspiración. Hay algunas que son compartidas y otras que son específicas de cada países. Vamos a echarles un vistazo.

Las teorías de conspiración solían ser como la fascinante chistera de un mago que dentro reunía a una oscura de hombres de mediana edad y sin amigos. Hoy en día las se apresuran a difundirlas los medios de comunicación, las redes sociales y los líderes mundiales que a veces prefieren ignorar los hechos, enredar las narraciones y dar un impulso a la propaganda. Echo de menos los viejos tiempos de JFK, Área 51 y la llegada a la luna. Estas clásicas teorías de la conspiración estadounidenses han fascinado a generaciones de occidentales. Reflexionando sobre esto, empecé a preguntarme cuáles eran las grandes teorías de conspiración en Rusia y cómo son en comparación con las de EE UU.

Los rusos, con la excepción del 5G que controla tu cerebro, han evitado las teorías de la conspiración del tipo estadounidense, porque si le dices a un ruso, “la gente en el poder miente”, es muy probable que te mira y diga “Bueno, bah”. Esto no quiere decir que no existan en Rusia, es solo que nunca vi a Putin twitteando seis veces al día como algunos presidentes.

Es importante distinguir entre una sana sospecha de los medios de comunicación oficiales y una teoría de la conspiración. En un artículo enThe Atlantic, dicen erróneamente que “en Rusia, las teorías de conspiración son una parte esencial de la vida cotidiana”. Me parece erróneo porque la sospecha acerca de las acciones de personas y gobiernos poderosos es omnipresente en Rusia, pero es como cuando sospechas de tu tío patológicamente mentiroso que te dice que solía ser un ninja. Claro, no lo crees, pero ¿es una teoría? En realidad no. Entonces, centrémonos en las grandes teorías de la conspiración que ha podido conocer al hablar con rusos.

Misterio del paso de Diátlov

Es una historia alocada que me ha contado Alexánder de San Petersburgo: “En los años 50 en los Urales tuvo lugar una auténtica historia de misterio. No me interesan los detalles, pero es algo muy importante de lo que se ha hablado mucho últimamente. Supongo que se mantuvo en secreto en la URSS. En resumen, nueve personas desaparecieron casi sin dejar rastro, aunque hubo algunas cosas raras”.

A diferencia de la mayoría de los misterios en los que hay una teoría predominante, lo que hace que el misterio del paso de Diátlov sea tan interesante es que la gente ha lanzado todas las teorías de la conspiración posibles: encubrimiento del gobierno, extraterrestres, monstruos, pruebas nucleares fallidas, espías, caníbales... todo ese tipo de cosas.

Decidí buscar exactamente de qué cosas raras estaba hablando y resulta que hay muchas. Básicamente, nueve excursionistas rusos fueron a los montes Urales en 1959, diez años antes del “alunizaje” (¡coincidencia!?). Seis murieron de hipotermia y tres de heridas graves después de salir de sus tiendas sin motivo aparente. A un miembro del grupo le faltaban ambos ojos y a otro le faltaba la lengua.

Este misterioso incidente dio lugar a muchas teorías de conspiración, ya que los detalles de la investigación oficial eran escasos. Sin embargo, incluso desde que la gente ha sido capaz de examinarlo abiertamente, se han presentado pocas teorías sólidas que expliquen por qué, sin ninguna razón, nueve excursionistas levantaron sus tiendas en medio de la noche, perdieron ojos y lenguas y fueron encontrados, muertos, dispersos por la montaña.

¿Alguna de estas teorías se sostiene si la comparamos con el asesinato de JFK por parte de la CIA, o con los extraterrestres el incidente de Roswell? Lo que ocurre con el paso Diátlov, a diferencia de los “grandes éxitos” de EE UU, es que se trata de un grupo de teorías de conspiración. Así que, dependiendo de lo que quieras creer, cada una tiene su propia lógica interna.

Mientras que las teorías de conspiración estadounidenses giran principalmente en torno a quién disparó realmente y qué fue de aquella cuestión de los extraterrestres, Rusia es un tesoro de diferentes conspiraciones, grandes y pequeñas.

Y en Russia Beyond hemos cubierto varias de ellas.

Hablando de tesoros, ¿dónde están esos 10.000 millones de dólares desaparecidos del Partido Comunista? Después de la caída de la URSS, el dinero del tesoro del Partido se esfumó en 1991 y le siguieron una serie de muertes misteriosas por todas partes.

¡Moscú tiene ratas mutantes! Sí, Godzilla contra los caimanes de Nueva York de estilo King Kong contra las ratas mutantes. Dan ganas de preparar la pelea.

Y las teorías de la conspiración a lo largo de la historia rusa son inabarcables, incluyendo la supuesta biblioteca perdida de Iván el Terrible o las sospechas sobre la verdadera identidad de Pedro el Grande.

¿Es comparable esto a los illuminati, los reptilianos y los adoradores de Satanás que acechan bajo el aeropuerto de Denver en EE UU?

Es una decisión difícil. Aunque aquí van algunas de mis teorías favoritas de Rusia:

¿Es Putin realmente Putin?

Es una teoría de la conspiración que he escuchado de pasada a varios rusos durante mi estancia en el país. La teoría dice algo como: El Putin que vemos es un doble. ¿Por qué? Por los perros y algunas otras cosas. Esto no quiere decir que no tengamos teorías similares en EE UU, donde algunos han afirmado que Lady Gaga es secretamente un hombre y que el Senado ha sido infiltrado reptilianos, pero ¿un doble? Eso parece algo del estilo “lo suficientemente loco para ser verdad”.

¿Dónde está la evidencia?

Le pregunté a mi amiga Nikita en San Petersburgo, y me dijo: “La gente señalaba que hablaba un alemán perfecto y ahora necesita un traductor”. Y que su perro le ladraba como si fuera un extraño y algo sobre las orejas.

Pero hay más. Tiene 67 años pero actualmente parece tener unos 40. Eso podría atribuirse al Botox o a una saludable inyección antiedad, pero algunas fotografías de finales de los 90 y principios de los 2000 lo muestran demacrado o con las mejillas sonrosadas, pero ahora se presenta como un joven bronceado.

¿Podría ser cierto? Es probable que no. Su perro podría haber ladrado al cambiarse de colonia y Putin tiende a restar importancia a su intelecto como técnica de intimidación. Aún así, nunca se sabe.

La mayor teoría de la conspiración es compartida por EE UU y Rusia:

A saber, que la CIA es responsable de todo lo malo que le ha pasado a todo el mundo.

Es broma. No, la verdadera teoría de la conspiración que compartimos es una de las más absurdas de todas. La que dice que EE UU fingió la llegada a la luna.

En este caso tiene sentido que los rusos quieran creer en esta teoría, pero nunca entenderé por qué los estadounidenses se subieron a este carro. Creer que el alunizaje fue fingido es un gran salto para la humanidad en la dirección opuesta. 

Hay docenas de teorías desacreditadas, como que la bandera estaba ondeando. (Aparte de la broma que dice que en realidad lo que pasó es que “Neil Armstrong se tiró un pedo”, era una bandera especial con una vara extra) También se dice que “no puedes ver las estrellas" (la exposición de la cámara no podía capturarlas con, ya sabes, el sol). Pero la razón principal por la que está claro que el alunizaje no fue fingido es que cientos de miles de personas tendrían que haber estado involucradas y la verdad es que, como suele decirse, “cien mil personas pueden guardar un secreto si están tranquilas”.

Las teorías de conspiración son algo que los rusos y los estadounidenses tienen en común, porque tenemos otra cosa clave en común: la desconfianza respecto a las autoridades (¡¿coincidencia?!). Es cierto que tal vez la URSS encubrió un ataque alienígena a unos excursionistas y que tal vez la CIA disparó a JFK, pero lo que hay detrás de estas teorías es lo importante. Tal vez no se trata de quién tiene las mejores teorías de conspiración, sino de que ambas naciones creen que sus gobiernos son capaces de los actos que están detrás de ellas. Las teorías de conspiración pueden ser divertidas, pero también pueden ser propaganda. ¿No me crees? Pregúntaselo a ese fornido dios del sexo que anda por ahí fingiendo ser Putin.

LEE MÁS: Las teorías de la conspiración más populares sobre la revolución rusa

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies