Al igual que su padre, el líder norcoreano Kim Jong-un es seducido por la cocina rusa

Alexánder Safónov/TASS

El líder norcoreano Kim Jong-un mostró un gusto definitivo por la cocina rusa después de llegar hace dos días a Vladivostok, donde tenía previsto reunirse con su homólogo Vladímir Putin, informó la agencia de noticias TASS.

De hecho, la delegación del Jefe Supremo se fijó en la borsch (sopa de remolacha) y los pelmeni (bolas de masa rellenas), platos emblemáticos del país. El líder asiático también tuvo la oportunidad de probar el karavái, un pan de boda tradicional eslavo, mientras escuchaba la legendaria canción Katiusha.

Se dice que Kim Jong-un heredó la curiosidad por la cocina de su padre, Kim Jong-il. Este, durante su visita a Rusia en 2001, quiso probar el pan de cada ciudad que visitó durante su itinerario, pero también los imprescindibles pepinos encurtidos, el salo (tocino), los pelmeni, así como algún que otro vaso de vodka.

Cabe recordar que el actual líder de Corea del Norte llegó al Lejano Oriente ruso en su famoso tren blindado, marcando su primera visita al país, para reunirse con el presidente Vladímir Putin ayer, el 25 de abril.

¿Por qué Kim Jong-un vuela en un anticuado avión ruso? Si quieres conocer la respuesta, pincha aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies