‘Karavái’, el pan ritual de las bodas rusas que se puede hacer en casa (Receta)

Vasilisa Malinka
Según la tradición, las mujeres casadas y los niños preparan el ‘kravái’.

La tradición de hacer pan karavái para una boda es una de las más veneradas en Rusia. Todavía se considera el principal símbolo de la ceremonia matrimonial, independientemente del formato de la boda.

El karavái es un tipo de pan conocido que se hace desde los tiempos paganos. Se cree que la palabra viene de korova, que en dialectos eslavos antiguos significaba “novia”. El sufijo “-ái” en la palabra aparece como símbolo del toro, es decir, del hombre. Por lo tanto, karavái representa la fertilidad y a una persona, ya sea femenina o masculina. Lo curioso es que hoy en día la palabra korova solamente significa “vaca”, que ciertamente no es algo que una novia quiere que le llamen.

Tradicionalmente el karavái es un pan ritual, por lo que su preparación es una combinación de diferentes ceremonias que pueden durar varios días. Por ejemplo, se utilizan herramientas tradicionales especiales para moler la harina en un molino ceremonial. Las encargadas de hacer la pasta eran mujeres casadas con hijos y fuertes lazos familiares; con este proceso compartían la felicidad de su familia con los recién casados. Algunas de las acciones alegres de este ritual también consistían en cantar canciones y oraciones.

Este pan está considerado un símbolo de felicidad, riqueza y abundancia. Así que, cuanto más grande era, más felices y ricos serían los recién casados. En ocasiones podía llegar a ser del tamaño de una mesa de bodas. Los novios eran los primeros en morder el karavái, y luego lo compartían con todos los invitados, como si compartieran su felicidad. Las decoraciones del karavái se solían entregar a chicas solteras, como si les ayudaran a cumplir su deseo de encontrar su futura felicidad familiar.

La forma típica del karavái es redonda y representa al sol. Entre los antiguos eslavos, la principal deidad era el dios del sol y era imperativo ganarse su favor para una nueva familia. Las decoraciones del pan karavái eran intrincadas. Antes de hornear el pan se decoraba con hojas y flores de masa y cuando se horneaba se adornaba con espigas de trigo y pequeñas ramas de viburnum. Las decoraciones de masa eran tradicionalmente dos anillos o un par de cisnes, que era un símbolo de lealtad en el amor. El trigo simbolizaba la abundancia y la prosperidad, y el viburnum, el amor y los hijos en la familia.

Aprende a hacer el karavái y seguro que también quieres que esté presente en tu boda.

Ingredientes para la masa madre:

  • 200 g de harina de trigo
  • 155 g de agua
  • 2 g de sal
  • 1 g de levadura seca

Preparación:

1. Mezcla los ingredientes en un cuenco y cúbrelos con un envoltorio transparente.

2. Deja que la masa de su madre se asiente a temperatura ambiente y luego coloca el cuenco en el refrigerador durante 12-16 horas.

Ingredientes para la masa:

  • 100 g de harina de centeno
  • 700 g de harina de trigo
  • 550 g de agua
  • 15 g de sal
  • 5 g de levadura seca

Preparación:

1. Tamizar ambos tipos de harina en un recipiente para mezclar.

2. Calienta el agua hasta 28-30°C y vierte en la mezcla de harina. Luego espolvorea la levadura por encima y espera a que se disuelva (solo unos segundos). Añade la masa madre a la mezcla y amasa con un gancho de accesorio a velocidad medio-baja durante unos 5 minutos.

3. En este punto, la masa debe tener un aspecto homogéneo.

4. Añade sal y amasa a la misma velocidad durante 8 minutos más. Tu masa deberá ser bastante elástica.

5. Cubre la masa con un envoltorio transparente y déjala reposar en un lugar cálido durante hora y media.

6. La masa deberá aumentar hasta tener el doble de tamaño. Ahora coloca sobre una superficie y amasa un poco para que todas las burbujas se desinflen.

7. Separa la masa en dos partes.

8. Una parte debe ser alrededor de 2/3 de la masa, que es la parte que se necesita para que ruede como una bola. Coloca la bandeja de hornear forrada con papel de horno y aplica con una brocha los huevos batidos.

9. Calienta el horno hasta 230°C y coloca una bandeja vacía en la parte inferior.

10. La segunda parte de la masa (alrededor de 1/3) la utilizaremos para hacer la decoración. Corta unas tiras de masa para hacer trenzas y espirales. Utiliza cortadores para hacer flores y formas de corazones. Haz las bolitas para formar bayas. ¡Decora tu karavái!

11. Una vez que haya duplicado su tamaño, vuelve a pasar la brocha con el huevo y añade algunos toques finales, como semillas de sésamo.

12. Pon el karavái en el horno y vierte el agua (unos 70 g) en la bandeja de la hoja caliente que está en el fondo del horno. Cierra la puerta lo antes posible para atrapar el vapor que necesita.

13. Hornea el karavái a 230°C durante 10 minutos y luego baja la temperatura a 200°C, y hornea durante 45 minutos más. Una vez horneado el pan, déjelo reposar durante al menos 20 minutos antes de comerlo.

¡Priyátnogo appetita!

Aquí te presentamos una breve guía sobre cómo es una boda en Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies