La aldea de Daguestán en la que surgió el equilibrismo

Esta república del sur de Rusia es famosa por sus equilibristas que se presentan en circos y espectáculos acrobáticos en todo el mundo. Según cuenta la leyenda, el arte de caminar haciendo equilibrio sobre una cuerda comenzó en esa región, concretamente en Tsovkra-1.

La aldea de Tsovkra-1 se encuentra a tres horas en coche de Majachkalá, la capital de Daguestán, situada a 1.800 km de Moscú. Para llegar hasta allí hay que pasar por sinuosas montañas.

La aldea está a unos 2.000 m sobre el nivel del mar. Alrededor de esta aul (pueblo fortificado encontrado en las regiones del Cáucaso) se erigen hermosas montañas e inspiradoras vistas. Los equilibristas son otra de las atracciones. Supuestamente es aquí donde comenzó la historia del funambulismo.

No está del todo claro cómo y cuándo fue la primera caminata sobre una cuerda floja. Ni los nativos del lugar ni el director de la escuela local son capaces de decirlo con certeza, pero todos concuerdan en que fue hace más de 200 años.

Los equilibristas de Daguestán son reconocidos en todo el mundo. Hay quien dice también que la primera vez que caminaron sobre una cuerda fue en los tiempos soviéticos y que se popularizó simultáneamente en varias aldeas de Daguestán.

La actividad se hizo muy popular en la región. La edad no era un impedimento, tanto jóvenes como muy mayores se subían a hacer equilibrio sobre una cuerda. Pero los tiempos han cambiado y los habitantes de las aldeas han cambiado su lugar de residencia. Muchos se han instalado en Majachkalá. Ya no se puede decir que es un pasatiempo común entre la población.

Pocos jóvenes van a la escuela de funambulismo. Sin embargo, hasta mediados de los años 90 era una disciplina independiente dentro de las clases de educación física. Muchos niños aprendieron a hacerlo.

Las compañías de circo se acercaban a los que tenían más talento. Si los padres accedían, la vida de sus hijos daba un giro de 180º: giras, ensayos y fama internacional.

Actualmente las aldeas de montaña se están despoblando. Sin embargo, todavía hay equilibristas, y en los días de fiesta se organizan eventos que siempre atraen a una multitud de espectadores.

No hay ni albergues ni hoteles en la aldea, pero es posible encontrar alojamiento en las casas de la población local. En la hospitalaria república de Daguestán, los residentes discuten entre sí para ver quién recibirá al huésped.

El pueblo ha tenido días mejores y hoy en día hay casas en ruinas. Todavía queda algo de vida y las personas de aldeas vecinas continúan reuniéndose en días de celebración.

Rusia empieza en el Daguestán, según los daguestaníes. Lee más aquí.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies