Danny Trejo y el director soviético que lo lanzó al estrellato

Robert Rodriguez/20th Century Fox, 2013
La cara más fiera de Hollywood se hizo famosa gracias a un azaroso encuentro con un director de cine y disidente soviético.

Danny Trejo, un drogadicto rehabilitado que acababa de salir de la cárcel en libertad condicional, estaba luchando para llegar a fin de mes. Su único oficio conocido, aparte de traficar con drogas, era el boxeo. El aspirante a estrella fue campeón de peso ligero y peso welter en la Prisión Estatal de San Quintín (California) donde cumplió su condena.

Tras salir de la cárcel, Trejo se puso en contacto con un antiguo compañero de prisión, que ahora trabajaba para un director de cine ruso.

320 dólares al día

“Me preguntó si seguía boxeando. ‘Necesitamos a alguien que entrene a uno de los actores’”, recordó Trejo muchos años después de este diálogo, que cambió su vida y que le abrió el camino a la cima de Hollywood. Sin saberlo, Trejo modificó radicalmente el curso de su vida cuando aceptó entrenar a un actor para una breve escena de boxeo en una película que estaba grabando un ruso.

El director ruso ofreció a un desconocido boxeador en apuros, con un oscuro pasado, un asombroso sueldo de 320 dólares diarios. “Y yo le dije: ‘¿Cuánto quieres que le pegue?’, recordó Trejo. “Dijo que tuviera cuidado y yo dije que por 320 dólares al día podía ser muy cuidadoso”.

Danny Trejo (a la derecha) y Andréi Konchalovski, director ruso.

El hombre que recibió las lecciones de boxeo fue Eric Roberts, actor que más tarde sería nominado para un Óscar por su papel en la película. El director era Andréi Konchalovski, un director soviético que fue a EE UU para “romper los grilletes que le habían puesto las autoidades soviéticas”, según afirmó.

A Konchalovski le gustaban tanto la apariencia como el estilo de boxeo de Trejo y le dio un pequeño papel en su película El tren del infierno. En el siguiente video, la futura celebridad de ascendencia mexicana boxea por 320 dólares al día en una escena filmada por un director soviético que busca la salvación en Hollywood.

Machete en Rusia

Desde entonces, Trejo ha protagonizado cientos de películas, incluyendo el papel protagonista en la obra de Robert Rodríguez, Machete. Se convirtió en una de las caras más reconocibles de Hollywood, pero nunca olvidó la curiosa relación con Rusia.

Ha estado en Rusia en múltiples ocasiones, la más reciente ha sido este mismo mes, cuando asistió al festival Comic Con Russia.

Antes Trejo apareció en dos ocasiones en un popular programa de televisión, Vecherni Urgant.

La Plaza Roja no podía faltar.

A pesar de la dureza de la foto, Trejo tiene sentimientos cálidos hacia Rusia y hacia el hombre que le presentó el país por primera vez.

“No estaba en el sindicato, no era actor [...] Andréi dijo ‘mételo en el sindicato’, y eso fue todo. Mi vida cambió”, explicó Trejo.

Aquí te presentamos a los directores rusos que triunfaron en Hollywood.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies