10 pringados rusos que intentaron robar un coche... y fracasaron miserablemente (Vídeos)

Dmitri Tretiakov/Sputnik
Estos tipos necesitan urgentemente aprender los trucos del oficio...

¿Qué difícil es robar un auto? Será mejor que se lo preguntes a todos estos.

1. El robo de bicicleta que salió mal

En el centro de Moscú, un hombre de 40 años intentó robar una bicicleta de un aparcamiento subterráneo, pero entonces encontró en la bicicleta las llaves de un Toyota Land Cruiser. El ladrón no podía creer su suerte. Volvió al aparcamiento e intentó arrancar el coche, pero este falló porque el motor estaba bloqueado por un sistema de seguridad inalámbrico. Al final tuvo que conformarse con la bicicleta de dos ruedas. Todo el incidente fue grabado en circuito cerrado de televisión, lo que ayudó a la policía a localizar al culpable. 

2. Pandemonio de baches

En Kuznetsk (región de Penza), un grupo de ladrones robaron un coche Zhigulí y huyeron, pero no tuvieron en cuenta el estado de las carreteras locales. Trataron de conducir a través de un gran charco, pero cayeron en una zanja y se quedaron atrapados en el barro. Al final el coche se volcó y huyeron del lugar antes de que la policía encontrara el vehículo a la mañana siguiente. 

3. Casi como salido de una película

En Yaroslavl arrestaron a un limpiador de coches que intentó robar un Moskvich. Mientras el conductor pagaba la cuenta, el limpiador de autos se subió al vehículo y se fue. No llegó muy lejos: fue detenido por agentes de policía que querían comprobar sus documentos y fue en ese momento cuando se produjo una verdadera persecución por carretera, como si fuera una escena sacada de una película. La persecución no duró mucho porque el ladrón de coches se metió en una zanja y ahora tendrá que pagar los daños al propietario.

4. Cuando robas el coche, pero no sabes conducirlo

En la región de Irkutsk, un ladrón de coches decidió tomar las de Villadiego en el Zhigulí de otra persona, pero la policía pronto lo atrapó en una de las calles. El muchacho de 21 años perdió el control del auto y chocó de frente con otros vehículos.

5. Cuidado con el escalón

Escolares de Samara grabaron un vídeo de un ladrón de coches que robó un caro SUV.  El joven abrió la puerta del coche y se sentó dentro, a plena vista. Condujo el coche varios metros e intentó subir una serie de escalones, lo que atrajo la atención de los viandantes. Al no superar la altura de la pendiente, el ladrón de coches condujo en la dirección opuesta y acabó abandonando el auto cerca de un centro comercial.

6. Si bebes, no conduzcas

En Omsk, un invitado a una casa que estaba borracho decidió robar el coche de su amigo, pero no llegó muy lejos debido a su estado de ebriedad. Se detuvo a un lado de la carretera, volcando de lado el coche. Los residentes de la zona, que se encontraron el coche así, grabaron el incidente en vídeo. 

7. Un copiloto inesperado

En Krasnoyarsk robaron un coche con un niño de tres años sentado dentro. Un pariente del padre del niño fue el culpable. Vio el coche, que pertenecía a un amigo en común, cerca de la casa en la calle, con las llaves todavía dentro y decidió conducirlo por la ciudad y llevarse al niño con él. Ni que decir tiene que estaba bajo los efectos del alcohol. Cuando el padre del niño y el dueño del coche salieron a la calle, no encontraron ni al niño ni al coche, por lo que llamaron inmediatamente a la policía. Atraparon al ladrón de coches en dos horas.

8. ¿A la tercera va la vencida?

En el krai de Krasnodar un ladrón de coches intentó robar tres vehículos diferentes, pero cada uno de sus intentos terminó en fracaso. El vecino del dueño de uno de los autos, que se convirtió en el testigo inesperado de los intentos inútiles del caco, llamó a la policía. Como el ladrón de coches admitió más tarde durante su interrogatorio, había bebido demasiado y estaba buscando hacer algo emocionante. No pudo abrir los dos primeros coches, pero arrancó con éxito el tercero. Sin embargo, no pudo conducirlo porque no tenía gasolina. 

9. Reventa

En Kémerovo, la policía no podía localizar a un residente local que había robado un coche. Sin embargo, seis meses después, el hijo del dueño encontró casualmente una web que anunciaba el mismo coche. Fue a verlo con su padre y reconoció unos arañazos en el parachoques delantero, así como los neumáticos desgastados que los ladrones no habían reemplazado durante el invierno. De hecho, el coche no llevaba ningún tipo de documentación adjunta. El padre y el hijo acordaron comprar el coche y entregaron a los vendedores a la policía.

10. Una segunda alarma

Una cámara instalada en el patio de un residente local grabó a dos extraños examinando un Infiniti QX50 por la noche. Uno de los ladrones manipuló el salpicadero del coche durante un rato e intentó cortar los cables, lo que activó una alarma. Evidentemente, el secuestro del coche no tuvo lugar y los dos hombres huyeron. Más tarde los ladrones regresaron e intentaron forzar la cerradura de la puerta del conductor. Volvieron a fallar. Volvieron con nuevas herramientas y justo cuando pensaban que habían tenido éxito, una segunda alarma que habían olvidado desactivar se disparó. Los ladrones huyeron asustados y por la mañana el propietario se encontró su automóvil con agujeros en el salpicadero, daños en las puertas y extrañas manchas de aceite en el capó.

Pincha aquí para descubrir cuáles son las 5 carreteras más peligrosas de Rusia, que deberías evitar.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies