Joven ruso roba más de 300 dólares en helados y se lo come todo

Legion Media
Parece que lo de robar helados se está convirtiendo en algo habitual.

Un joven de 17 años de la ciudad siberiana de Áchinsk (3.750 km al este de Moscú) robó gran cantidad de helado de un kiosko, y rompió la ventana del establecimiento al hacerlo. En total la cuenta fue de 20.000 rublos (unos 345 dólares).

Cuando la policía arrestó al criminal, estaba con las manos vacías, al parecer se había comido todo el botín. Las autoridades han avisado al chico de que podría llegar a tener una pena de hasta dos años de prisión, lo que parece algo severo por llevarse unos helados (es más, fue la primera vez).

Aunque no se trata de la primera vez que la policía atrapa a un joven robando helado. Un chico de Jabárvosk (8.300 km al este de Moscú) robó 14 cajas del mejor helado italiano y las compartió con su madre, que estaba demasiado ocupada atiborrándose como para preguntar cualquier cosa.

En 2016 tres adolescentes robaron casi 14.000 rublos (240 dólares) en helados de un vendedor en Krasnoyarsk (4.150 km al este de Moscú).

Lo cierto es que en Rusia hay gran cantidad de sucesos curiosos, aquí te contamos uno que aconteció con alguien que se pasó con las copas.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha aquí y reciba cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más