Estas son las 5 carreteras más peligrosas de Rusia, que deberías evitar

Legion Media
Si te aventuras a ir por estas carreteras, corres el riesgo de encontrarte con rocas que se desprenden, con una caída desde un alto puente sin vallas o parado en medio de la nada, rodeado de animales salvajes.

1. Antigua carretera de montaña Ádler-Krásnaia Poliana (Krái de Krasnodar)

Antes de que se abriera el nuevo túnel de Ajtsu, entre la ciudad de Ádler y el asentamiento urbano de Krásnaia Poliana en 2005, la gente estaba obligada a utilizar una antigua y peligrosa carretera de montaña. Construido en el siglo XIX, el camino fue muy utilizado durante todo el siglo XX.

Está lleno de zigzags y rocosas cuestas. Una de las secciones más peligrosas de la carretera se conocía comúnmente como “Dios mío, ¡a ver si sale todo bien!” La carretera está llena de monumentos en memoria de las víctimas de accidentes y de docenas de soldados del Ejército Rojo, que fueron ejecutados aquí por los blancos durante la guerra civil rusa (1917-1922).

Hoy en día, la carretera está cerrada al tráfico y sus entradas están vigiladas, pero los ciclistas extremos y los buscadores de emociones aún logran llegar a ella.

2. Autopista Kolimá R504 (Lejano Oriente)

Se trata de una de las carreteras principales del Lejano Oriente ruso. La autopista de Kolimá, de 2.032 km de longitud, conecta las ciudades de Magadán y Yakutsk. A pesar de que los trabajadores viales tratan de mantenerla en condiciones satisfactorias, la carretera de Kolimá está llena de peligros. La gran cantidad de piedras afiladas corta las llantas y el polvo de los automóviles en movimiento reduce la visibilidad hasta casi cero.

La carretera se inunda ocasionalmente por los ríos, lo que paraliza completamente el tráfico. En invierno la temperatura cae hasta los -60ºC. Un viajero solo y helado con el automóvil averiado en  la autopista R504 vacía, es la comida perfecta para los animales salvajes que viven en los alrededores.

3. Carretera de apoyo al ferrocarril Baikal-Amur (Siberia, Lejano Oriente)

La carretera de apoyo es paralela a la línea ferroviaria de 3.819 km de longitud, que recorre Siberia oriental y el Lejano Oriente ruso. Se trata de un camino de tierra y grava, que a veces queda dividido por pantanos y ríos. Sin embargo, tiene puentes sobre los ríos más grandes.

Uno de los más conocidos es el puente sobre el río Vitim. Tiene una longitud de 560 metros y carece de vallas. Los camiones, que pasan por este estrecho puente con vigas, que se zarandean de manera permanente, corren el riesgo de caer al río desde una altura de 15 metros.

El puente Vitim no se ha inaugurado oficialmente todavía pero se ha usado durante años.

4. La carretera Ajti-Jnov (Daguestán)

Ubicada en la república de Daguestán, esta carretera de montaña conecta los pueblos de Ajti y Jnov. Los conductores afirman, que en ocasiones se ven obligados a viajar por esta “carretera de la muerte” bajo interminables rocas que caen.

El camino es especialmente peligroso después de las lluvias, que hacen que sea extremadamente resbaladizo. Eso aumenta significativamente las posibilidades de que los automóviles caigan por el borde del acantilado de este estrecho camino.

5. Carretera a la montaña de Ai-Petri (Crimea)

La carretera a la montaña de Ai-Petri, situada en el sur de Crimea, forma parte de la autopista Yalta-Bajchisarái. La ruta de 23 km desde Yalta hasta la meseta de montaña cuenta con no menos de 280 curvas.

Esta carretera se cierra a menudo en invierno a todo tipo de transporte, excepto a los todoterrenos con neumáticos tachonados y con cadenas de nieve.

La conducción en la carretera de Ai-Petri demanda una alta concentración. Está claro que no es apta para conductores noveles o somnolientos.

Los videos de las carreteras rusas arrasan en la Red, aquí te mostramos algunos momentos que te dejarán con los pelos de punta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies