Estas ciudades fantasma rusas te pondrán los pelos de punta

Echa un vistazo a esta selección de asentamientos desiertos, escenarios ideales para películas de terror y postapocalípticas.

Vérjniaya Gubaja

Vérjniaya Gubaja fue abandonada por los habitantes en la década de 1970, debido a la grave situación ecológica en este lugar.

Durante siglos Vérjniaya (de arriba) Gubaja fue un asentamiento industrial típico de los Urales. Sus orígenes se remontan al siglo XVIII, cuando un depósito de mineral de hierro fue descubierto allí. En la década de 1970, la situación ecológica se deterioró tanto debido a una planta química (y de coque) cercana, que los habitantes fueron reasentados en otras ciudades.

Iultín

Este asentamiento fue abandonado en la década de los 90.

Cuando en 1937 uno de los depósitos polimetálicos más grandes del mundo fue descubierto cerca de la montaña de Iultín, en el Lejano Oriente ruso, surgió el asentamiento y la gente buscó prosperar allí. Existió hasta el estallido de la crisis económica de la década de los 90 y la extracción dejó de ser rentable. Ahora, solo las tormentas de polvo de cuarzo se arremolinan en el vacío.

Alikel

Una de las numerosas ciudades militares abandonadas de Rusia, Alikel, cerca de la ciudad siberiana de Norilsk, fue fundada para albergar a pilotos militares. Pero cuando el escuadrón aéreo fue reubicado, la ciudad, con sus nuevos edificios de gran altura en medio de la tundra, fue abandonada.

Kadikchán

La ciudad de Kadikchán fue abandonada por sus habitantes en 1996.

Cuando, en 1996, una explosión en la mina de carbón mató a seis personas, Kadikchán quedó condenada al fracaso. La mina se cerró y los habitantes se vieron obligados a irse para buscar trabajo en otro lugar. Sin embargo, varios cientos de personas se negaron a emigrar, a pesar de que casi todas todos los servicios civiles cesaron su funcionamiento. Solo cuando se cerró la sala de calderas se hizo imposible sobrevivir a las duras heladas del Lejano Oriente de Rusia, por lo que Kadikchán se convirtió en un pueblo fantasma.

Kursha-2

En 1936 este asentamiento en la región de Riazán fue completamente aniquilado por un incendio que mató a casi toda la población: 1.200 personas.

Kursha-2 en la región de Riazán, cerca de Moscú (a unos 200 km), no recibió el mejor de los destinos. En 1936 este asentamiento fue completamente aniquilado por un incendio que mató a casi toda la población: 1.200 personas. Hoy, entre los restos del asentamiento solo queda una olvidada fosa común.

Móloga

La antigua ciudad de Móloga, fundada en el siglo XIII, no sobrevivió al siglo XX.

La antigua ciudad de Móloga, situada en la región de Yaroslavl, fue fundada en el siglo XIII. Desafortunadamente, no sobrevivió al siglo XX. Durante la creación del embalse de Ríbinsk, la ciudad se inundó y la población fue evacuada poco antes. Algunas veces, cuando el nivel del agua baja, es posible ver las antiguas casas. Algunos residentes locales regresan con sus hijos y nietos a visitar su antigua "pequeña patria", como la llaman.

Jalmer-Yu

La existencia de Jalmer-Yu en la República de Komi dependía de su mina de carbón.

La existencia de Jalmer-Yu en la República de Komi también dependía de su mina de carbón. Cuando se cerró en la década de los 90 del pasado siglo, el destino del lugar quedó sellado, vaciándose el enclave. La Fuerza Aérea rusa ahora usa el área para prácticas de bombardeo y en 2005, un bombardero estratégico Tu-160 con Vladimir Putin a bordo, acabó con algunos edificios.

Finval

Finval, un pueblo abandonado en la península de Kamchatka.

Este asentamiento para marinos y miembros de sus familias se fundó cerca de una base de submarinos militares en la península de Kamchatka. Cuando los submarinos fueron retirados de allí, Finval quedó convertido en un pueblo fantasma.

Charonda

Hoy a este pueblo solo se puede llegar por agua.

Durante muchos años Charonda (en la orilla del lago Vozhe, en el norte ruso) había sido una ciudad próspera con una población que llegó a ser de 14.000 habitantes en el siglo XVII. Con el tiempo, las rutas comerciales fueron desapareciendo, eliminando los accesos al área. Hoy solo se puede llegar a ella por agua.

Si no pasaste suficiente miedo con este texto, quizás deberías leer nuestro artículo “Los 7 lugares más escalofriantes de Rusia”.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies