Cómo pasar un fin de semana perfecto en la "Capital de las tropas aerotransportadas"

Legion Media
¿Sabes que los paracaidistas rusos tienen su propia capital? Y definitivamente no es Moscú, sino la antigua ciudad de Riazán. Allí, puedes sentirse como un verdadero "mosquetero ruso" de los tiempos de Iván el Terrible, ver el iconostasio más grande del país o visitar el lugar de nacimiento del gran poeta ruso Serguéi Yesenin

¿Cómo llegar hasta allí?

La mejor manera de llegar a Riazán es tomar un tren desde la estación de trenes Kazanski de Moscú. Toma aproximadamente 2 horas cubrir la distancia de 200 km a esta antigua ciudad. Los trenes de la capital rusa generalmente llegan a una de las dos estaciones de tren de la urbe, muy imaginativamente llamadas Riazán-1 y Riazán-2. Ambas están situadas en el centro de la ciudad, a un tiro de piedra la una de la otra.

La conmovedora historia antigua rusa

Una de las ciudades rusas más antiguas, Riazán tiene una historia rica y llena de acontecimientos importantes. El corazón de la ciudad es el Kremlin de Riazán, ubicado en una colina muy por encima de la ciudad. Aquí uno puede ver y visitar varias iglesias y catedrales antiguas. Una de ellas, la Catedral de la Asunción del siglo XVII, alberga el iconostasio más grande de Rusia.

Kremlin de Riazán.

El conjunto de este Kremlin es conocido no solo por sus sitios religiosos, sino también por antiguos edificios civiles, el más notable de los cuales es el palacio de los príncipes de Riazán, conocido como el "Palacio de Oleg".

La muralla, de 9 metros de altura y 290 metros de largo tiene sus orígenes en el siglo XIII, cuando el Kremlin de Riazán estaba rodeado por muros de madera y torres con un foso lleno de agua. Mientras que las estas estructuras defensivas desaparecieron hace mucho tiempo, la enorme muralla aún existe y es una plataforma de observación perfecta para disfrutar de la pintoresca vista del Kremlin y de toda la ciudad.

Otro lugar notable en Riazán para respirar algo de la historia rusa es el Museo Streltsí. Los streltsí eran guardias rusos en los siglos XVI-XVIII que formaron las primeras tropas regulares de Rusia, similares a los mosqueteros en el oeste europeo.

El museo no solo familiariza a los huéspedes con la historia de las tropas streltsí, sino que también ofrece la oportunidad de sentirse como verdaderos guerreros de la antigua Rusia. Los visitantes pueden vestirse con los uniformes militares reconstruidos de esa época, participar en recreaciones históricas y degustar alimentos cocinados de acuerdo con antiguas recetas rusas.

Los amantes de la historia estarán interesados ​​en descubrir que las primeras unidades del Ejército Popular Polaco se formaron en la Región de Riazán durante la Segunda Guerra Mundial. Junto con las tropas soviéticas, este Ejército participó en la liberación de Polonia y en el asalto a Berlín. Muchos edificios históricos de Riazán exhiben placas conmemorativas que indican que los soldados polacos celebraron cursos educativos o estuvieron estacionados allí. En el Parque de la Amistad, en la parte occidental de la ciudad, se encuentra un gran monumento dedicado a la Comunidad del Ejército soviético-polaco.

Capital de las tropas aerotransportadas

Riazán tiene profundas tradiciones militares. Es aquí donde se encuentra una de las principales instituciones educativas para el entrenamiento de las tropas aerotransportadas: la Escuela Superior de Comando Aerotrasportado. El Regimiento 137 de Guardas Paracaidistas también está estacionado en la ciudad.

No es de extrañar entonces que Riazán sea extraoficialmente conocida como la "capital de las tropas aerotransportadas". Los turistas pueden visitar allí el primer y único museo de Rusia dedicado a las tropas aerotransportadas, uno de los pocos del mundo.

Museo de las Tropas Aerotransportadas de Rusia en Riazán.

La exposición allí cuenta la historia de las Tropas Aerotransportadas de Rusia, así como la de su participación en guerras y conflictos. Uno puede ver los uniformes, las armas y las pertenencias personales de los soldados del aire, sus condecoraciones militares, y ver películas sobre el entrenamiento de combate.

El lugar de nacimiento de Serguéi Yesenin

Sería un error decir que Riazán solo interesa a los aficionados a las cuestiones militares. La región de Riazán es el hogar de uno de los poetas rusos más famosos: Serguéi Yesenin. La ciudad está orgullosa de este hecho y ofrece a los turistas una amplia gama de suvenires dedicados al poeta: desde imanes hasta posters y cajas de chocolates que llevan su imagen.

No todos los lugares conectados a Yesenin se encuentran en la ciudad. Para saber dónde nació Yesenin, cómo vivió y dónde estudió, es necesario ir al pueblo natal del poeta, Konstantínovo en la región de Riazán, donde se encuentra el Museo Yesenin. El viaje comienza en la estación central de autobuses de Riazán y tarda aproximadamente 1,5 horas.

Museo Yesenin en el pueblo de Konstantínovo.

Un Riazán para lamerse los dedos

Con una población de más de medio millón de personas, Riazán no tiene problemas para ofrecer una amplia gama de restaurantes, cafeterías y bares para todos los gustos. Algunos de ellos merecen más atención que otros.

El bar Sikera, por ejemplo, sumerge a los turistas en la vida tradicional de la Rusia prerrevolucionaria. Allí se pueden degustar platos de la cocina nacional rusa, y disfrutar del hidromiel y el kvas tradicionales rusos (una bebida fermentada), así como de diversos licores e infusiones.

En la Galería del pan de jengibre se puede encontrar una gran colección de esta confitería, no solo local, sino de todo el mundo. Los visitantes pueden conocer las tradiciones de la cocina de jengibre en Rusia y otros países, probar algunas muestras y tomar clases magistrales sobre cómo decorar estas galletas.

Otra de las calles de Riazán cuenta con un monumento a un jinete medieval. Este es Evpati Kolovrat, un personaje legendario y en parte mitológico. Descubre por qué Riazán está tan orgulloso de él aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más