8 maneras de beber vodka como un ruso, desde la más segura hasta la que supone un riesgo vital

Aliona Répkina
Vodka, Rusia… Todos conocemos el estereotipo, pero tiene algo de verdad. Si vas a beber en el país eslavo, quizá quieras beber como un ruso. Donde fueres...

1. Como un tramposo (superseguro)

Se trata de un método para aquellos que quieren beber sin emborracharse. Aunque no lo parezca, es posible. Hay que asegurarse de comer de manera abundante para que el estómago esté preparado. Antes de la fiesta hay que tomar un trago de vodka. Esto ayudará a que su cuerpo esté listo para recibir más alcohol posteriormente.

Durante la noche toma 40 gr cada 30 minutos y no te olvides de comer algún aperitivo, como patatas cocidas con mantequilla, verduras o arenque marinado. No te puedes olvidar de que entre trago y trago tienes que beber litros de zumo de arándanos o agua tibia. Haz esto y te despertarás sintiéndote tan fresco como una margarita.

2. Como un zar ruso (seguro)

A finales del siglo XVIII, en la época de la emperatriz Catalina la Grande, el vodka fue ampliamente aceptado como bebida de élite. Actualmente se considera la bebida alcohólica más pura.

Los expertos en vodka dicen que la bebida resalta las mejores cualidades de los aperitivos más caros. Entre estos, una de las variantes clásicas consiste en servir finas lonchas de salmón ligeramente salado y trucha, espolvoreadas con zumo de limón y decoradas con cebollino o hierbas. También es habitual servir tartaletas con mantequilla, rellenas de caviar rojo o negro e hinojo. Aunque los propietarios de los restaurantes modernos han inventado una nueva forma de servir el  vodka. Colocar un trozo de pescado o una cucharadita de caviar en el fondo de un vaso antes de cubrirlo con alcohol. El sabor es muy poco habitual, pero te sentirás como un zar. 

3. Como un comunista (bastante seguro)

No tendrás que ponerte una corbata roja o un retrato de Lenin encima de la cama. Pero hay cosas que son imprescindibles, como una lata de sardinas en aceite, pescado en salsa de tomate, una rebanada de pan integral y un viejo vaso facetado.

Las conservas de pescado hay que abrirlas siempre con un cuchillo. Es obligatorio. Olvídate de los platos, agarra un tenedor y come directamente de la lata. Usa el pan para limpiar la hoja y luego corta una rebanada gruesa. Hay que asegurarse de que la cantidad de vodka en los vasos sea generosa.

4. Como un ruso paleto (normal)

Con este método irás algo alegre por la noche, pero si todo va bien, a la mañana siguiente te sentirás fresco. Antes de beber el vodka es necesario comprobar la temperatura de la bebida. Debe estar fría, pero a no más de 10°C. Asegúrate de esto. El agua se convierte en hielo, todos sabemos eso, pero el alcohol no, por lo que podrías terminar bebiendo un trago de etanol puro.

Toma una gruesa rebanada de pan aromático. Nuestra recomendación es usar Borodinski. Verter 50 g de vodka en un vaso. Inspirar el olor del pan y exhalar, haciendo algo de ruido. Al hacerlo, te asemejarás a un ruso normal y corriente. Además, esta operación eliminará los vapores espirituosos. Bebe el vodka rápido, luego huele el trozo de pan de nuevo y muérdelo. Ya lo tienes.

5. Como un James Bond ruso (por encima de la media)

James Bond no solo es muy querido en Occidente sino que en Rusia es muy conocido también. Para sentirte como un espía, necesitas entre 60 y 90 ml de vodka y 30 ml de vermut seco. Recomendamos beber esta mezcla agitada, al contrario que la bebida de Bond. También se le pueden agregar unas aceitunas a las bandejas de cubitos de hielo antes de congelarlas. Conseguirás darle un toque especial.

6. Como un bebedor experimentado (peligroso)

Para hacer un cóctel que destroza a cualquiera, mete 60 dulces del mismo sabor en una coctelera y añade 180 ml de vodka. Agita la mezcla hasta que el alcohol tome el mismo color que los caramelos. Deja reposar la mezcla durante varias horas en el frigorífico. Filtra el cóctel y sírvelo con ositos de golosina. Puedes vaciar un paquete entero en un recipiente para ponche, agregar mermelada y verter el vodka de color. Déjalo durante dos días. Lo mejor que puedes hacer antes de beber esto es asegurarte de que no necesitas trabajar durante los próximos dos días.

7. Como si no pudieras probar el alcohol (muy peligroso)

Muchos conocedores del vodka afirman que el buen alcohol de trigo tiene un sabor suave y ligeramente afrutado, lo que hace que combine fácilmente con sabores dulces y frescos. Muchas marcas finlandesas y rusas han inventado variantes con sabor a vainilla, manzana, cereza e incluso  chocolate, para los más golosos. Recomiendan tomarlo con helado. Pero, seamos francos, este tipo de alcohol puede ser muy caro, por lo que una buena alternativa es añadirle un poco de azúcar al vodka. Esto reducirá el amargor/agujero en su billetera.

8. Como alguien en modo autodestructivo (riesgo para la vida)

Este método es para los fiesteros que beben para emborracharse lo más rápido posible. Hay que beber un pequeño trago (aproximadamente 30 ml) cada tres o cuatro minutos. Los aperitivos son para los débiles, al igual que el agua. Para un efecto realmente explosivo fuma dos cigarrillos al mismo tiempo. Continúa hasta que estés completamente borracho (lo cual debe tomar aproximadamente 20 minutos).

Y para la mañana siguiente, asegúrate de comprar ibuprofeno, carbón activado y tres botellas de agua mineral. ¡Buena suerte!

Aquí te contamos cómo tomar vodka en una fiesta rusa. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies