10 cosas que no deberías hacer en tu viaje a Rusia

En las competiciones de beber con tus amigos rusos, tienes que tener cuidado y tampoco sonrías demasiado

10. Beber alcohol en la calle

Quizá hayas visto videos y películas sobre Rusia en los que aparece gente bebiendo cerveza en un parque, sin embargo, ahora está prohibido por ley. Solo se puede beber alcohol en casa o en lugares con licencia. En espacios como cines y zonas de comida se pueden beber bebidas alcohólicas con poca gradación (como cerveza), pero solo si se compran ahí mismo. Las multas por beber en público van desde los 500 a los 1.500 rublos (9-26 dólares).

9. Fumar en un hotel o restaurante

Hace años se podía fumar en casi cualquier lado: aeropuertos, cafés y trenes. Ahora solo es posible fumar en la calle (pero alejado al menos 15 m de la entrada de metros y estaciones de tren) y en salas especiales para fumadores (“kurilka”, en ruso). Las multas por incumplir esta ley van de 500 a 1.500 rublos. ¿Qué ocurre en un balcón? Es una buena pregunta. En noviembre de 2017 el Tribunal Supremo ordenó que la gente que fumara el los balcones tenía que pagar una compensación a sus vecinos. Así que no parece una buena idea. Y no te olvides, en Rusia solo se puede fumar tabaco.

8. Olvidarte el pasaporte

Un policía te puede parar y pedirte una tarjeta de identificación o el pasaporte. Además, tiene el derecho de retener a una persona (nacional o extranjera) durante tres horas para determinar su identidad. Recuerda que es conveniente ser educado; si no has hecho nada malo no deberías preocuparte. Aquí te mostramos una guía sobre cómo comportarte en caso de que te pare la policía

7. Intentar beber más que un ruso

Imagínate esta situación: tus amigos rusos te invitan a una fiesta y comienzan a tomar sabrosos platos y a beber. Según la tradición, no deberías comer después del primer vaso de vodka, y no hay una pausa entre el primero y el segundo. El tercero llegará poco después. Si llegas tarde a la fiesta es posible que los rusos te hagan beber un vaso de “penalización”. Las fiestas rusas suelen durar varias horas y se hacen muchos brindis. No compitas con los rusos a la hora de beber. Si lo haces, asegúrate de tener el estómago lleno. Las tradicionales ensaladas de mayonesa son buenas para esto.

6. Llamar “mujer” a una mujer

No hay una manera especial para referirse a un hombre o una mujer. A la gente joven se le suele llamar “chico/chica” (“molodói chelovek/ dévushka”) y a los abuelos y abuelas (“bábushka/dédushka), pero no está claro cómo referirse a alguien de mediana edad. De alguna manera resulta ofensivo llamar a alguien “hombre” (“muzhchina”) o “mujer” (“zhénschina”). Es mejor llamar a alguien por su nombre o intentar no llamarlos de manera formal.

5. Preguntar la edad y el salario

En Rusia estos temas se consideran privados. Una mujer puede preguntar a otra la edad que tiene, pero un hombre no debería hacerlo. Lo mismo ocurre con el salario. Puedes hablar de tu salario con los rusos, pero no esperes que ellos te vayan a decir el suyo.

4. Ir sentado en el transporte público cuando hay una persona mayor de pie

Se trata de una norma no escrita en todo el mundo y Rusia no es una excepción. Es habitual ceder el sitio a una persona mayor o a una mujer embarazada. De hecho, algunos hombres no se sientan si hay una mujer cerca. ¡Qué caballerosos!

3. Comprar un teléfono en la calle

Alguien te ofrece un iPhone nuevo en la calle... quizá necesiten realmente el dinero pero lo más probable es que traten de estafarte deshaciéndose de un aparato robado. Si quieres comprar un teléfono vete a una tienda oficial.

2. Cambiar dinero fuera de un banco

No hay garantía de que el dinero sea real si no vas a un lugar oficial. Los billetes falsos existen y si acudes a una oficina en la calle puedes acabar con un fajo que no vale nada. Si no vas a un banco, podrás cambiar el dinero en un hotel pero ahí las comisiones suelen ser un poco más altas.

1. Sonreír demasiado a los desconocidos

Puede parecer algo extraño a primera vista, pero los rusos solamente suelen sonreír a la gente cercana y se sienten incómodos si un desconocido les sonríe.

Si quieres saber por qué los rusos sonríen tan poco, aquí lo puedes descubrir.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies