Mujeres rusas hablan de sus experiencias con hombres (muy) tacaños

Getty Images
La codicia es uno de los siete pecados capitales, aunque hay hombres a los que parece no importarles. Una usuaria de Twitter llamada @vos_yeux pidió a sus amigas que contaran ejemplos de egoísmo masculino. La petición provocó un verdadero aluvión de historias.

“Chicas, por favor, compartid las historias más vulgares de hombres que incluso hicieron que pagarais por el café”.

Y fue así como empezó todo. Sorprendentemente, muchas chicas tenían este tipo de historias clavadas en su memoria, como si estuvieran esperando a ser contadas.

“En una ocasión, estaba en una cita con un chico. Nos sentamos en su coche, tomó un recipiente con alforfón y chuletas y ofreciéndome plátano dijo: ‘Vamos a comer algo para no malgastar dinero en un café. De lo contrario, no podré pagar el cine’”.

Bueno, al parecer al chico le gustaba el cine. Aunque la cosa empeora, así que prepárate.

“Tenía un conocido que estaba tratando de que fuera su novia. Compraba golosinas, entradas a conciertos, etc. Cuando le dije que no iba a suceder nada, me dijo que debía pagar TODO lo que él había comprado, incluyendo los chicles y los cafés. ¡Tenía una lista con los precios!”

“Una vez tuve que comprar las entradas de cine para los dos. Me dijo que se había quedado sin dinero. Cuando le di una, sonrió, se volvió hacia la barra y ¡se compró una cerveza!”.

“Una vez un chico me invitó a cenar, no a un restaurante, sino a su casa. Entonces me pidió que comprara la comida... y que cocinara”.

Algunos de estos tipos son realmente ingeniosos.

“Una amiga estaba de copas con su novio y sus amigos. Cuando llegó la cuenta, ella le pasó la tarjeta de crédito para que todos pensaran que era él el que pagaba”.

Quizá incluso, hasta demasiado ingeniosos...

“Un ex me dio flores que eran del monumento de alguien”.

El otro lado

Algunos galanes también tienen algo que decir y señalan que hay veces que las chicas pueden ir demasiado lejos con sus peticiones.

“Esto me hace gracia, así que compartiré una historia sobre mi ex. Una vez ella fue a divertirse con sus amigas en un bar de karaoke. Luego me pidió que la llevara de regreso a casa, fui allí y me dijo: paga por mis amigas (eran cinco). Me quedé un poco sorprendido”.

“¿Te preguntas por qué en la lista de Forbes hay sobre todo hombres? Porque son avaros. Empiezan no pagando el café y acaban con buenos acuerdos e inversiones claras”.

“Tu cara cuando le pagas el café”.

Un usuario lo resumió bastante bien.

“Realmente no lo entiendo: dos personas son incapaces de acordar quién paga el café, pero de alguna manera, planean tener relaciones sexuales después”.

¿Qué te parecen estas reacciones? Aquí te planteamos por qué las rusas suelen rechazar el feminismo occidental.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies