5 trucos para tener una vida feliz con una mujer rusa

Seguro que con una rusa nunca te aburres, pero quizá estos trucos te sirvan para seguir siendo su héroe.

1. Alaba su apariencia

Las mujeres rusas saben que son bellas pero un recordatorio extra será muy apreciado. Las mujeres rusas son famosas por su perfeccionismo, en lo que respecta a su apariencia. Incluso si ha estado trabajando diez horas y ha pasado un par de horas en un atasco, se asegurará de pintarse las uñas y de arreglarse el pelo.

Escogen con meticulosidad su vestido, incluso cuando es una cena en casa. Lo hace por su propio placer, pero un halago la hará doblemente feliz.

“¡Estás preciosa!”, es el piropo más habitual. En caso de que necesites algo más sofisticado puedes hacer uso de algunas líneas de poesía rusa, como “el maravilloso momento de nuestro encuentro”, de Alexander Pushkin, seguro que derrite su corazón.

2. Bebe té con ella

Una manera sencilla de mostrarle cariño y de tener una charla cercana es sobre una taza de té. Los rusos beben té para calentarse, para recuperar energía, para relajarse, para hablar sobre cosas importantes y para filosofar.

En ocasiones especiales el té puede ser sustituido por una copa de vino, vino espumoso o un cocktail. Es mejor no preguntarle a una chica rusa por qué no le gusta beber vodka. Puede resultarle un estereotipo irritante.

3. Limpia los platos

Vivir con una “dévushka” rusa (palabra que significa novia o chica) puede hacer que te conviertas rápidamente en un mimado. Debido a su formación conservadora, es posible que esté acostumbrada a hacer ella misma casi todo el trabajo de casa.

Las mujeres en Rusia trabajan tanto como los hombres en su carrera. Sin embargo, la idea de que una mujer debería ocuparse de la casa y de los niños todavía persiste en la sociedad (menos en grandes ciudades como Moscú). No te pedirá ayuda pero la agradecerá mucho. Dicho de manera sencilla, lava los platos. Saca la basura y si haces más tareas del hogar, les dirá a sus amigos y familia lo cuidadoso que eres.

4. Organiza una cita sorpresa

Las rusas son románticas. Aunque sean capaces de hacer casi cualquier cosa por sí mismas, secretamente prefieren darle la iniciativa al hombre.

Para una rusa una noche juntos carece del elemento sorpresa, así que tendrás que hacer uso de tu imaginación, y hacer algo de investigación sobre dónde ir en Rusia.

Puedes ir al museo de esculturas al aire libre Muzeón en Moscú, visitar el Museo de Arte Callejero en San Petersburgo o escaparte un fin de semana a Veliki Nóvgorod, entre otras opciones. El teatro, una exposición de arte o la presentación de un libro son también apuestas seguras.

5. Esmérate por conseguir la perfección

Las rusas son famosas por su belleza y feminidad, pero también son muy exigentes con ellas mismas, y en consecuencia, con sus parejas. A los 30 años ya son encargadas, consiguen un segundo diploma y comienzan su propio negocio. Bien formadas y elegantes, buscan constantemente el desarrollo personal y puede que no sea fácil seguir el ritmo.

La cita de Alicia en el País de las maravillas que dice: “Cariño, debemos correr lo máximo que podamos, solamente para quedarnos en el sitio”, describe perfectamente el estilo de vida de una dama rusa. Así que deberías correr el doble para no dejar que se vaya.

Si quieres saber lo que las rusas piensan sobre los hombres latinos, lee este artículo

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies