¿Por qué la mejor ‘dacha’ es siempre la ‘dacha’ de otro?

Legion Media
Los rusos son grandes aficionados a pasar los fines de semana y las vacaciones en sus casas de campo, pero sólo pueden descansar si son huéspedes. De lo contrario, tienen que trabajar mucho.

Toca limpiar en mayo

Las dachas comunes son casas de verano en el campo, que carecen de calefacción, por lo que durante el invierno están cerradas. Con los primeros días calurosos, generalmente en mayo, los rusos escapan en masa al campo para “abrir la temporada de dacha”.

¿Quizás te estás imaginando una acogedora fiesta de barbacoa con cócteles y actividades al aire libre? ¡Nada de eso! Los rusos a menudo pasan todo el fin de semana, o las largas vacaciones de mayo, limpiando la casa que ha acumulado meses de polvo durante el invierno, o barriendo las moscas muertas que por lo general han disfrutado de vidas inusualmente largas en las viviendas de madera, pero que mueren en primavera.

Trabajar duro en el campo

Cuando la casa está lista para recibir a los huéspedes, e incluso la bábushka no encuentra nada malo que lo impida, ¡es hora de la jardinería!

Por supuesto, los rusos modernos no están tan obsesionados con la siembra de verduras, algo que necesitaban las generaciones pasadas cuando no podían conseguir productos frescos en ningún otro lugar. Hoy en día, cuando las tiendas de comestibles están llenas de productos, la mayoría de las mamás rusas prefieren plantar flores.

¡Pero si eres de los que piensas que serás capaz de escapar de este trabajo, no te apresure a relajarte! Tendrás que ayudar a llevar cubos de tierra o agua, y recoger las malas hierbas.

Hacer una barbacoa no es tan fácil como crees

¿Qué significa asar a la parrilla para los rusos? ¡Mucha preparación! Necesitas comprar carne y elegir la mejor pieza para evitar que te den gato por liebre en la tienda. Luego córtala en trozos y déjala marinar. Aprende cómo hacerlo correctamente aquí.

Luego, enciende un fuego en el mangal y ocúpate de él. Cuando esté lo suficientemente caliente, coloca la carne en brochetas o directamente sobre la parrilla. Cocina, pero con cuidado de que no se queme, y todo esto con el machacón estribillo de tus invitados: “¿cuándo estará listo?”

Después, limpia los platos y la parrilla. Prepárate, ya que normalmente no hay agua caliente en la dacha. ¡Mejor venir con platos de plástico!

¿Seguro que quieres descansar?

Una vez que hayas terminado de limpiar, tomado un cóctel o una cerveza fría y sacado una hamaca, probablemente sólo tendrás cinco minutos para descansar. Lo más probable es que tus parientes te pidan que ayudes a limpiar las hojas del año pasado, quemar desechos o reparar algo. (¿Por qué se rompe todo en la dacha?) Siempre hay mucho que hacer, y aunque no te pidan ayuda, te sentirás culpable cuando todos (menos tú) estén trabajando.

“¿Te gustaría recoger bayas?” Si escuchas a tu suegra preguntar esto, ¡asegúrate de que no sea una simple pregunta! Normalmente, se tratará de un llamamiento a la acción. Y si no quieres recoger bayas, entonces seguramente oirás: “¿Para qué planto de todo si no lo necesitas?” En serio, ¿por qué?

Cuando eres el invitado

Imagínate que eres tú quien se relaja y toma el sol... esto sólo es posible si tú eres el invitado. La madre de tu amiga te traerá cócteles mientras su hijo trabaja en el campo. Tú serás el que diga: “¿Cuándo estará listo el shashlyk? ¡Las patatas hervidas se están enfriando!” Y finalmente regresarás a la ciudad con una bolsa llena de productos frescos, y serás la envidia de la oficina cuando el lunes, para el almuerzo, calientes shashlyk casero en el microondas.

Si te gustó este texto, pincha aquí para leer La ‘dacha’ o el secreto ruso para sobrevivir al calor urbano.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más