Cómo los rusos cambiarán tu vida igual que cambiaron la mía

Lucia Bellinello.

Lucia Bellinello.

Anastasia Karagódina
Si estás planeando viajar al país eslavo, ¡prepárate para abrir tu mente!

¿Vuelo directo o con escala? ¿Visa simple o múltiple? ¿Visitarás solo Moscú o también irás a otras ciudades? Entre muchas de las preguntas que te pueden hacer durante la preparación de tu viaje a Rusia, hay una que a ninguna agencia se le ocurrirá plantearte: ¿estás listo para cambiar tu vida para siempre?

Bueno, es cierto que Rusia es un país misterioso, pero también es cierto que algunas personas a las que conocerás en el viaje te sorprenderán, te harán cuestionar los estereotipos y probablemente cambiar tu vida. Como cambiaron la mía.

1. Te gustará el invierno

“El invierno llegará pronto. Y verás, será increíble”. Esta frase fue para mí una gran predicción. ¿Cómo puede un clima tan frío agradarme de alguna manera? Las manos y los pies congelados, la ropa de invierno pesa un montón... Pero Ada, mi compañera de piso en la obshchezhítie (residencia de estudiantes), tenía razón: el invierno en Rusia está lleno de magia.

Ella no sabe que fue la primera persona que cambió mi nueva vida en Rusia: me mostró la belleza secreta del invierno y la nieve.

Fue capaz de destruir mis ideas preconcebidas y le cogí cariño a la nieve. El invierno es el momento de ensuciar los viejos abrigos de invierno, de disfrutar de los juegos en la calle y las noches íntimas con amigos en casa.

2. Tu concepto de distancias cambiará por completo

En Rusia las distancias son más largas: una ciudad situada a 1.000 km de distancia no se considera lejana, si tienes en cuenta distancias como la que hay entre Moscú-Vladivostok, según me explicó el amigo Serguéi, al preguntarle dónde había nacido: Tomsk. Este nuevo concepto de distancia me ayudó mucho en mis posteriores viajes.

3. Apreciarás un “no” y aprenderás a ser más directo

Normalmente, no nos damos cuenta de la importancia de la palabra “no”: rechazar sin temor a ofender y declinar una invitación sin inventar excusas puede dejar clara tu postura sin que tengas que recurrir a los filtros de cortesía protocolaria y falsa cordialidad.

Una vez le propuse a mi amiga Masha ir a un concierto. Su respuesta me chocó: “No, me aburriré mucho porque no es el tipo de espectáculo que me gusta”. Me quedé aturdida al ver esa habilidad de rechazar una invitación de forma rápida y honesta.

¿Para qué inventar excusas como: “estaré ocupado” o “ya veremos” y decirlas sin ningún entusiasmo, si simplemente puedes responder con sinceridad? Los rusos son muy directos y no dejan espacio para malentendidos.

4. Verás cada situación desde un punto de vista diferente

Pasé casi toda un noche preguntando “¿por qué?”. ¿Por qué esperar que tu a novio te abra la puerta y te ayude a cargar con tu bolso? ¿Por qué el concepto de privacidad aquí es tan relativo? ¿Por qué no crees que es normal pagar a medias con un hombre la cuenta del restaurante? Aquella noche de charla y té de manzanilla, mi amiga Dasha me mostró su infinita paciencia: escuchó atentamente mis preguntas y aclaró amablemente todas mis dudas.

Ella me estaba abriendo un mundo nuevo, revelando la esencia del alma rusa.

En ese momento comencé a aplicar mi “teoría de la relatividad” a cada situación en su contexto, para comprender y “descifrar” la mentalidad rusa.

¿Ya estás buscando en internet billetes baratos para Moscú? Antes de hacer click en “comprar”, pincha aquí para descubrir7 típicos errores que los turistas extranjeros suelen cometer en Rusia.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.