Trucos para aprender hablar ruso como el mismísimo Dostoievski

Natalia Kandakova
Si eres lo suficientemente valiente como para intentar aprender ruso, te damos una serie de trucos para hacerte el camino más fácil.

1. Prepárate psicológicamente

Cuando se empieza algo nuevo es importante tener claro por qué te embarcas en esa tarea. La motivación es un motor que te hará seguir en los periodos más duros de los estudios, cuando desees que laa pesadilla acabe. ¿Quizá sueñas con encontrar el amor en Rusia o te quieres mudar al país para trabajar? Independientemente de lo que sea hay que estar preparado para meter horas de estudio y zambullirse en la gramática.

2. Gramática, gramática, gramática...

Sí, suena aburrido, pero es importante controlar la gramática del ruso. Si no estás seguro sobre cómo hacerlo, apúntate a clases en tu ciudad. Si eso no es posible, no te preocupes, hay gran cantidad de tutores online que ofrecen maneras diferentes de dar clase. Encuentra el que más te convenga.

3. Aprende palabras básicas

Hay que saber una serie de frases y palabras básicas para poder empezar a hablar algo de ruso. Todas las lenguas tienen un vocabulario básico. Hay que encontrar un buen libro de ejercicios que contenga ese léxico para aprenderlo rápido y claramente. Hay que apostar por la calidad y no la cantidad: es mejor aprender 100 palabras bien que andar vagamente entre 1.000 vocablos y no saber su significado. Pasito a pasito, sin cargarse demasiado.

4. Pruebas cursos online y apps

Hay gran cantidad de herramientas online que te ayudarán a aprender ruso. Consulta nuestra guía y encuentra lo que mejor te venga. Por ejemplo, la Universidad Estatal de Moscú ofrece clases por Skype. Tienen un precio de 16 euros por clase y puedes ir a tu propio ritmo.

5. Ve películas y programas de televisión en ruso

No es fácil aprender la pronunciación del ruso, pero nada es imposible. Trata de ver películas o programas de televisión rusos en YouTube, por ejemplo. No solo te ayudarán con la pronunciación sino que también te mostrarán la vida y la realidad del país. Además también hay muchas películas de Hollywood dobladas al ruso, así que también las puedes ver. Rusia cuenta con una gran tradición cinematográfica, así ponte a ver películas.

6. Estudia en Rusia

La manera más eficaz de aprender una lengua es pasando un tiempo en el país. No hay nada que pueda sustituir a esto. Si puedes pasar tiempo en Rusia, deberías hacerlo. Te encantará. Si realmente quieres un proceso de inmersión evita las grandes ciudades, donde mucha gente habla inglés, y dirígete a las provincias. “Si vives en un lugar remoto en el que la gente solo habla ruso, no tendrás más opción que aprender”, afirma Peggy Lohse, editora de la página alemana de Russia Beyond.

Esta es la única manera de tener una inmersión completa en la lengua rusa, comenta autor de Globetrotting for Love and Other Stories from Sakhalin Island. “Cuando vives fuera el aprendizaje no para y de esta manera mejoras mucho tu lengua”, explica Ajay Kamalakaran.

7. Haz amigos rusos

Sí, no es nada nuevo. Los amigos te enseñarán el habla coloquial y las palabrotas y te mostrarán cómo se van de fiesta los rusos. Una pareja rusa, como todo el mundo sabe, es también una buena idea.

Hugh Mc Enaney, autor procedente de Irlanda, vive en Moscú con su familia y también cree que hay que intentar mezclarse lo máximo posible con los hablantes nativos. “He conocido mucho rusos fantásticos en bares, restaurantes y clubes y he charlado con ellos sobre temas muy diferentes. Obviamente, mi nivel de ruso mejora después de un par de copas... bueno, al menos lo hace mi confianza”, comenta a Russia Beyond.

8. Habla con desconocidos en los trenes o en el transporte público

Viajar en tren por Rusia no solo es una gran manera de conocer el país sino también de mejorar tu nivel de ruso. En algún momento del viaje tendrás que hablar con desconocidos, así que vete acostumbrándote.

“Sal y conoce a la gente local. No hay que tener vergüenza y, tal como les digo a mis alumnos de inglés, hay que cometer errores. No son errores, son oportunidades para aprender y crecer”, comenta Mc Enaney. 

Lea más