“Aprender ruso es como una tortura”, ¿estás de acuerdo?

Legion Media
¿Qué debes esperar cuando comienzas a estudiar la lengua de Chéjov y Tolstói? Hemos preguntado a nuestros seguidores en redes sociales que nos cuenten su experiencia.

Cuando publicamos un artículo en la versión inglesa de Russia Beyond sobre memes a la hora de aprender ruso, esperábamos sacar alguna sonrisa. Sin embargo, recibimos un montón de historias acerca de lo difícil que es el proceso. Hemos decidido recopilar algunas de ellas. Aquí están.

Una auténtica tortura

“Estoy aprendiendo ruso y es una auténtica tortura”, escribe tahseen812. “Sin embargo, es un idioma interesante e incluso hermoso”.

Entre las cosas que “hacen llorar a los estudiantes” están los casos, los verbos de movimiento, las letras impronunciables (como Ы, Ь y Ъ) y el mayor dolor de cabeza lo provocan los textos manuscritos ya que la forma en que los rusos escriben es realmente difícil de entender.

“El ruso es un sufrimiento eterno”, señala ortlibas. Incluso los escritores clásicos admitieron el hecho de que a los rusos les gusta sufrir, ahora sabemos por qué

¿Y sabes qué? Cuanto más te conectas con el ruso, más sufres.

“¡Estoy estudiando ruso en la universidad y a veces quiero arrancarme el pelo”, admite Ashley Hays 21.

“Intenté aprender en la universidad, intenté aprender por mi cuenta, intenté aprender con mi marido ruso”, admite ___cocono. “Llegar tan lejos y luego es un desastre".

“Creo que era más feliz cuando solo sabía un poco de ruso”, dice Lou_pedersen. “Ahora tengo todo este conocimiento de casos, verbos de movimiento, verbos reflexivos y no tengo suficiente práctica para usarlo correctamente. Así que ahora me trabo más a menudo, pensando demasiado las cosas, porque sé que este es un caso instrumental, tiempo pasado, perfecto, plural…”. 

“Me costó mucho aprender la gramática”, dice sunsun_suni. “Finalmente aprendí a hablar ruso de la gente local y en los mercados”.

¡Sí, porque la cocina rusa conecta a la gente!

Las letras son una ilusión

Para muchos lectores el alfabeto cirílico es confuso. Algunas letras se ven iguales en ruso y en español, pero son diferentes. Y lo que es peor, son diferentes en minúscula y mayúscula.

“Pensé que había descifrado el alfabeto hasta que vi las minúsculas”, se queja Peely72, “donde la ‘m’ no es minúscula de la M es la T”.

La escritura rusa puede ser incluso un desafío para los hablantes nativos, porque es raro que la gente tenga una escritura inmaculada. Para los extranjeros, esto es aún más difícil.

“Bueno, un amigo ruso dijo que mi letra escrita es genial”, escribe ansafession. “Pero el problema es que... a veces no puedo leer lo que acabo de escribir”.

“La pronunciación de las palabras puede ser un desafío, especialmente las palabras que son similares en la escritura, pero diferentes con cada una”, señala Lyovst. “Es un lenguaje bastante difícil, voy aprendiendo lentamente.... ¡Ayuda a Tim Kirby!" [¡Uno de nuestros anfitriones, si no lo sabías!]

Por cierto, ¡aquí están las recomendaciones de Tim sobre el estudio del ruso (en inglés). 

“Lo curioso es que puedo leerlo muy fácilmente... me enseñé a mí mismo hace unos 20 años”, dice Andrew Aldrich Porter.

“Incluso canto canciones infantiles, viejas canciones rusas, para ayudarme a recordar las palabras y la pronunciación”, escribe Patty_arenga.

¿Por qué estudiar ruso, si es tan difícil?

Cuando te acostumbras al nuevo idioma, te empieza a gustar. “El idioma es tan hermoso y cuando lo ves escrito a mano es aún más hermoso”, comparte lin_e_mele.

Comentando en nuestra historia de Facebook sobre las razones para aprender ruso, Frederick Saunderson escribió: “Es el idioma más exquisito; lo hablas y te conviertes en otra persona, en otra entidad... y entonces se abre y se revela a sí mismo y a la madre patria. Nada entonces es difícil”.

LEE MÁS: Aquí te presentamos cinco razones para aprender ruso.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies