4 razones por las que debes invertir en Rusia en 2018

Pixabay
Echamos un vistazo a una serie de factores objetivos que impactarán en la economía rusa a lo largo de este año y que convierten al país eslavo en un buen lugar para invertir

Con un crecimiento del PIB del 1,6% en 2017, la economía rusa salió del bache en 2017. La expansión de la agricultura fue del 2,5%, tal y como declaró el presidente Vladímir Putin el pasado 11 de enero. El Gobierno espera este año un mayor crecimiento. Los expertos preguntados por Russia Beyond explican qué sectores son los que más oportunidades tienen.

1. Crecimiento económico

La economía rusa quizá crezca a un ritmo similar a la de 2017, explica Iván Kariakin, analista de inversión. “Se espera que los principales factores económicos se mantengan igual. El precio del petróleo, aunque fluctúe, no será menor de 55 dólares por barril. El rublo se mantendrá estable, la inflación se quedará alrededor del 4% y el crecimiento será modesto, no más del 2%”, dijo Kariakin, añadiendo que los ingresos reales no cambiarán mucho.

Román Aliojin de una firma de abogados, cree que el crecimiento económico será pequeño, y hay riesgo de estancamiento en 2018. Un cambio favorable en los precios del petróleo podría impulsar el crecimiento aunque es posible que haya problemas si hay más bancos con sus licencias retiradas, y si hay tensiones geopolíticas que podrían suponer más sanciones.

A pesar del pesimismo de Aliojin, hay otros expertos más optimistas. Eldiyar Murátov, experto basado en Singapur cree que aunque el crecimiento económico sea menor que en años anteriores, cuenta con bases sólidas.

“En los próximos años el crecimiento económico podría suponer una grata sorpresa y podría llegar al 2,8% en 2018, subiendo algo más en 2019, incluso si el precio del petróleo cae por debajo de 55 dólares el barril”, cree Murátov. “Es un poco más alto que las expectativas del mercado actuales”.

2. Estabilidad del rublo

No habría que esperar sorpresas en el tipo de cambio del rublo. “El cambio rublo-dólar se ha estabilizado en 60 rublos y hay una alta probabilidad de que no cambie significativamente”, añade Murátov.

Hay algunos analistas que creen que la divisa rusa se fortalecerá. Piotr Pushkáriov, analista jefe de TeleTrade, es de la opinión de que el tipo de cambio llegará a los 53-55 rublos, lo que haría más beneficiosas las inversiones.

3. Poco probable que los eventos políticos influyan en la economía

La infraestructura para el Mundial de fútbol ya se ha construido pero la llegada de gran cantidad de hinchas de todo el mundo puede dar un impulso al rublo, comenta Kariakin. En lo que respecta a las elecciones presidenciales de marzo, no conllevarán cambios significativos en la política económica.

“Vladímir Putin carece de una estrategia económica porque no la necesita”, dice Kariakin. “Las políticas de un nuevo líder se introducirán en forma de decretos, que tendrán unos objetivos básicamente sociales y populistas y conducirán a mayores gastros presupuestarios”.

4. Gran cantidad de nichos de mercado vacíos y oportunidades de inversión

En el sector financiero los bonos son una buena oportunidad para invertir, comenta Pushkáriov, porque tiene una rentabilidad fija, que no depende del crecimiento económico. Además, al igual que el año pasado, los bonos rusos en el llamado “carry-trade” (cuando un inversor vende una cierta divisa con una tasa de interés relativamente baja y compra otra diferente con una tasa de interés más alta) también prometen buenas ganancias, explica Kariakin.

En lo que respecta a otros sectores, hay buenas oportunidades en el sector de las TIC, la industria del automóvil, la minería, el sector maderero, la agricultura y el turismo. Será útil echar un vistazo a los sectores con apoyo estatal y a sus proyectos porque tendrán un crecimiento mayor que el mercado, afirma Pushkáriov.

En agricultura se podrían considerar las inversiones en infraestructuras y el procesamiento de comidas. En turismo es interesante la inversión en infraestructuras como hoteles, restaurantes y transportes, pero esto implica invertir en las regiones en vez de en las grandes ciudades como Moscú, explica Kariakin.

“Crimea es un lugar muy interesante para invertir. La región sufre las sanciones occidentales, pero esos riesgos ofrecen más potencial a quien trabaje allí”, comenta el Kariakin. “Antes o después la cuestión de Crimea se resolverá y veremos una gran ola de inversión procedente de todo el mundo, pero entonces ya será demasiado tarde. Por el momento los inversores más audaces son los chinos, lo cual es una pena”.

En general los expertos dicen que en el mercado ruso todavía hay muchos segmentos que no están saturados o que les falta una competencia real. Son precisamente esas áreas las que ofrecen buenos retornos a las inversiones.

Si quieres saber por qué ahora es un buen momento para invertir en Rusia, haz click aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies