10 empresas europeas que han localizado este año su producción en Rusia

Parece que la crisis económica se está desinflando (¡como dijo el Sr. Putin!), ya que una serie de empresas europeas han acudido en masa a Rusia en los últimos meses para localizar allí parte de su producción, a pesar de las sanciones.

La economía de Rusia parece estar volviendo a la normalidad. El PIB del país está mejorando (en 2016 solo disminuyó en un 0,2 por ciento en comparación con el 2,8 por ciento en 2015) y la inflación se mantiene en un récord bajo del tres por ciento. Grandes noticias que no solo complacen al Gobierno, sino que también impulsaron a muchas empresas europeas a intensificar su actividad en Rusia.

Las empresas alemanas, por ejemplo, están aprovechando el crecimiento del país. Durante los primeros seis meses de 2017 ya han invertido dos mil millones de euros (2,3 mil millones de dólares) y planean invertir un mínimo de 301 millones de euros (352 millones de dólares) más antes de que acabe el año, según Matthias Shepp, presidente del Consejo de la Cámara de Comercio Ruso-Alemana.

Shepp asegura que, aunque varias compañías alemanas salieron de Rusia durante la crisis, la participación de las empresas germanas en el mercado ruso no ha disminuido y que aquellas que apuestan fuerte solo han mejorado sus posiciones.

"De hecho, lo que vimos es que las pequeñas empresas y los empresarios individuales han disminuido su actividad comercial en Rusia, mientras que los principales actores económicos y las pequeñas y medianas empresas continuaron su trabajo y ahora comienzan a invertir una vez más en la economía de Rusia para seguir su crecimiento", observó Shepp.

Las autoridades rusas, por su parte, han hecho esfuerzos para facilitar la situación de las empresas extranjeras y ayudarlas a mantenerse a flote. En 2015, el Gobierno introdujo un contrato de inversión especial para apoyar a las empresas extranjeras que estén interesadas en localizar en Rusia la producción y, como resultado, se han firmado 12 contratos de este tipo.

Mientras que Alemania es uno de los socios clave de Rusia en Europa, otros países también parecen haber mantenido un cierto interés en el mercado ruso. Mientras que el año pasado, según el Banco Central de Rusia, Alemania invirtió 224 millones de dólares, otros países europeos inyectaron más efectivo en el país. Francia invirtió hasta 1,9 mil millones de dólares, mientras que el Reino Unido hizo lo propio con 478 millones de dólares. Solo para comparar, China invirtió 345 millones de dólares.

Lo que está claro es que los intereses económicos parecen superar cualquier tensión y las sanciones políticas. Aquí hay una lista de compañías que demuestran este punto.

1. Viessmann

La empresa alemana de calderas y calefacción Viesmann inauguró oficialmente su planta de producción (con un una inversión de 17 millones de dólares) en Rusia este año. En junio, el embajador alemán y otros invitados distinguidos asistieron a la ceremonia de apertura en Lipetsk, a 400 km al sur de la capital rusa. La decisión de instalarse en Rusia se tomó en 2015 y en enero de este año la compañía recibió la aprobación para comenzar la producción.

Viessmann.

2. Bionorica

En julio, la compañía farmacéutica alemana Bionorica comenzó la construcción de sus futuras instalaciónes en la ciudad rusa de Vorónezh, a 500 km al sur de Moscú. La compañía se comprometió a invertir 40 millones de euros en la localización y pretende comenzar a producir medicamentos en Rusia en tres años.

3. Auchan

El minorista de alimentos francés Auchan abrió su primera planta de producción de carne fuera de la ciudad rusa de Tambov en agosto.

Está previsto que la planta genere 1.000 empleos y suministre carne localmente producida a los rusos.

4. Atos

Esta corporación europea de servicios de TI con sede en la comunidad parisina de Bezons firmó un acuerdo con el Centro Ruso de Innovación Mayak para localizar la producción de servidores Atos en septiembre. Este es el primer paso de la producción rusa de Atos y la compañía planea invertir alrededor de 2 millones de dólares en el proyecto junto con Mayak. Los nuevos servidores producidos conjuntamente se llamarán Bullin e incluso contarán con un módulo de software de confianza que atenderá a los clientes rusos más exigentes.

5. WIKA

WIKA, un fabricante de instrumentos de medición con sede en Alemania, también abrió su primera planta en las afueras de Moscú en septiembre. La compañía ha invertido más de mil millones de rublos (17 millones de dólares) y al localizar los objetivos de producción buscan, además reducir los costos de entrega, suministrar sus productos no solo en toda Rusia, sino también a los estados vecinos, concretamente en Kazajistán y Bielorrusia.

6. Backaldrin Kornspitz

Un fabricante austriaco de productos de panadería, Backaldrin Kornspitz abrió su primera fábrica en Rusia el 13 de octubre. La compañía comenzó la construcción de la planta hace un año y ahora esta se encuentra oficialmente funcionando en la Zona Económica Especial Stúpino Quadrat (Moscú). "Aquí, en el país más grande del mundo, la tradición de la panadería tiene aún más importancia que en Austria", dijo el Director Gerente Harald Deller.

7. Wilo

Un importante fabricante de bombas (no de las militares) de Alemania, Wilo, firmó un contrato de inversión especial con las autoridades rusas el 13 de octubre. La compañía recibirá el estatus de productor local y durante los próximos nueve años tendrá como objetivo lograr un 85 por ciento de localización de la producción en Rusia. Wilo ya ha invertido 35 millones de euros (41,2 millones de dólares) en su propia planta en la ciudad rusa de Noginsk e invertirá 752 millones de rublos (13 millones de dólares) para implementar el proyecto, llevar a cabo investigaciones y trabajar con socios locales.

8. Savencia Fromage & Dairy

El 17 de octubre, Savencia Fromage & Dairy, una compañía francesa de alimentos especializada en la producción de quesos, compró una participación mayoritaria en la planta rusa Belebey en la República de Baskortostán. El acuerdo se ajustó a la estrategia de desarrollo global de Savenicia y le permite unirse a los principales protagonistas del mercado de queso de Rusia al adquirir uno de los mayores productores de queso del país.

9. Kuhn

El fabricante de maquinaria agrícola Kuhn, con sede en la localidad francesa de Saverne, ha estado considerando su apertura en Rusia durante los últimos años, pero solo dio el primer paso en 2017. En octubre, la compañía anunció que había comprado 19 hectáreas de tierra en la región rusa de Voronezh. Tal inversión le dará a la empresa la oportunidad de crear su propio complejo para impulsar las ventas, la distribución y el servicio en Rusia de su maquinaria, que abastecerá al mercado local.

10. POMA

Un fabricante francés de funiculares, trabajará con las autoridades rusas del Cáucaso Norte en la construcción de teleféricos para futuras estaciones de esquí en la región. El acuerdo se cerró el 24 de octubre en Moscú y se acordó que las partes crearán una instalación de producción conjunta en Rusia. "Me encantará ver los nuevos teleféricos con el logo 'Hecho en Rusia'", dijo Jean Souchal, director del Grupo Poma.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies