¿Puede permitirse el lujo de vivir en Moscú?

Legion Media
Moscú es una de las ciudades más caras del mundo y vivir aquí es un desafío. Calcule bien el precio del transporte, el alquiler de casa y el entretenimiento para ver si su bolsillo se lo permite.

Moscú puede parecer una ciudad demasiado lejana y demasiado desconocida para que uno considere mudarse a la capital rusa. Tratándose de la ciudad más grande y más cara del país eslavo, intentaremos contarles en detalle a qué gastos tendrá que hacer frente viviendo aquí. ¿Cree que se lo puede permitir?

Alquiler

No es fácil encontrar una casa en Moscú, pero hay opciones para todo tipo de presupuestos. La forma más barata es alquilar una habitación y compartir piso. Dependiendo de en qué parte de Moscú se encuentra la casa, el precio varía entre 15.000 rublos (253 dólares) y 30.000 rublos (507 dólares) al mes. Los estudios más confortables y bonitos, igual que los pisos que solo tienen una habitación, le costarán unos 30.000 rublos (507 dólares) al mes en las afueras de la capital y unos 110.000 rublos (1.859 dólares) en el centro.

La compra

Moscú tiene tiendas de alimentos en cada esquina: grandes y pequeñas, orgánicas y vegetarianas. Así que encontrar los mismos alimentos que tomaba en su país no será un problema. Pero lo podrían ser los precios de los productos importados, ya que suben hasta el doble. Por otro lado, e Rusia hay muchas verduras, fruta, pescado y carne de excelente calidad, y los precios son asequibles. Le ofrecemos una lista de las tiendas más populares de acuerdo con su presupuesto:

Supermercados baratos: Auchan, Piatiórochka, DIXY

Supermercados intermedios: Magnolia, Perekrióstok

Supermercados caros: Ázbuka Vkusa, Globus Gourmet, Sedmói Kontinent

/ Moskva Agency/ Moskva Agency

Transporte

Moscú es una ciudad grande y los desplazamientos ocupan una parte significativa de tiempo y dinero. La opción más barata es comprar un abono mensual para todo tipo de transporte público (autobuses, tranvías y metro), que costará 2.000 rublos (33 dólares). Si se va a quedar en Moscú por un tiempo, podría considerar la opción de obtener un abono de tres meses, que cuesta 5.000 rublos (84 dólares), pero le permite ahorrar 1.000 rublos (17 dólares). Otra opción, si no viaja frecuentemente, es comprar la tarjeta Troika: un viaje en autobús o metro cuesta 35 rublos (0,6 dólares). Si paga por un viaje sin usar la tarjeta Troika, el coste sube a 55 rublos (0,9 dólares).

¿Le gusta montar en bici? A lo mejor le conviene alquilar una bicicleta. Un día le costará 150 rublos (2,5 dólares) para los paseos de 30 minutos, el alquiler de un mes vale 600 rublos (10 dólares), y un trimestre le costará 990 rublos (16,7 dólares) o 1.190 rublos (20 dólares) para los paseos de 45 minutos. En verano es un transporte popular entre los moscovitas, pero cuando llega el otoño, muchos eligen otros medios de transporte.

Una opción más conveniente para viajar, pero no siempre más rápida es ir en automóvil. Tomar un taxi en el centro de la ciudad cuesta unos 150-300 rublos (entre 2 y 5 dólares) de media, y viajar al aeropuerto o a las afueras de la capital le costará entre 1.000 y 2.000 rublos (17-33 dólares). Se puede alquilar un vehículo por 2.000 rublos (33 dólares) al día. También los hay de lujo por 35.000 rublos (591 dólares) al día. Si piensa en comprar un automóvil, tenga en cuenta que el vehículo más barato cuesta no menos de 100.000 rublos (1.690 dólares) y en caso de los nuevos el precio sube a millones de rublos. Los gastos mensuales de la gasolina varían entre 5.000 a 15.000 rublos (84-253 dólares) dependiendo de las distancias que recorra.

Comer fuera de casa

Siempre es bueno tomar una taza de café de camino a la oficina. En Moscú este pequeño placer le podría costar entre 120 y 300 rublos (2-5 dólares) de media, dependiendo de lo que le guste. Es definitivamente más barato tomar un capuchino en McDonalds o en cafeterías locales que en un Starbucks u otras cadenas internacionales.

El almuerzo le puede costar entre 200 y 500 rublos (3-8 dólares). Las opciones más baratas son las cafeterías locales, especialmente las de su edificio de oficinas. Los almuerzos en restaurantes de clase alta son los más caros. Si quiere ir a cenar a un restaurante, la cuenta media es de entre 1.000-2.000 rublos (17-33 dólares) por persona.

Entretenimiento

Ir al cine es uno de los entretenimientos más populares y asequibles en Moscú. El precio medio de un billete por la tarde-noche es de 300-400 rublos (5-6 dólares). Sin embargo, por la mañana las películas son más baratas (alrededor de 100-150 rublos o 1-2 dólares), pero los fines de semana en el centro de la ciudad le cobran más, hasta 700 rublos por entrada (11 dólares).

/ Moskva Agency/ Moskva Agency

Otro entretenimiento popular en la capital rusa es ir de copas. Los precios en diferentes locales varían, pero un cóctel como Long Island o una copa de vino blanco o una caña le costarán alrededor de 300-400 rublos (5-6 dólares). A veces cobran por entrada (hasta 500 rublos u 8 dólares) y si quiere reservar la mesa cuando el local está a tope de gente, el depósito es de 2.000 rublos, 33 dólares.

Para los que están interesados en la música, el teatro o el circo, hay muchas opciones en Moscú. Si reserva con antelación, la entrada por persona puede costar 1.000 rublos (17 dólares). Sin embargo, los precios medios son los siguientes: un concierto de un famoso grupo de música internacional cuesta entre 3.000 y 4.000 rublos (50-67 dólares), una entrada al Teatro Bolshói vale entre 5.000 y 7.000 rublos (84-118 dólares), y una entrada al circo cuesta entre 2.000 y 4.000 rublos (33-67 dólares).

Los precios indicados son aproximados, pero le permiten tener una idea de cómo es de cara la vida en Moscú. Estos precios son válidos en el momento de la publicación de este artículo y muy probablemente cambiarán en el futuro.