7 ventajas de vivir en Moscú

A partir del momento de la caída de la Unión Soviética, la capital de Rusia, Moscú, comenzó a desarrollarse a velocidades vertiginosas. Hoy en día es una metrópoli moderna en la que viven más de 15 millones de personas. Los extranjeros recién llegados a Moscú temen muchas cosas (los atascos, las colas, los ladrones, las enfermedades o los precios altos). RBTH ha hablado con extranjeros procedentes de Croacia, España, México, Estados Unidos y Australia que viven en Moscú sobre cuáles son las diferencias de la vida en la capital de Rusia y la de otras ciudades del mundo. A partir de sus respuestas, podemos destacar siete ventajas de vivir en Moscú.

1. Moscú nunca duerme

 

Fuente: Lori/Legion Media

La primera ventaja que mencionan los encuestados es la increíble posibilidad de hacer cualquier compra o recibir cualquier servicio de la vida cotidiana en cualquier momento del día y de la noche. “A las dos de la madrugada puedes entrar en una librería para comprar alguna novedad, comprar un parqué en un hipermercado de materiales de construcción a las 3 de la madrugada, a las 5 puedes encontrar flores para tu novia y a las 6 llevar el coche a un túnel de lavado”, - comenta el conocido productor estadounidense Bob Van Ronkel, que vive en Moscú desde hace más de 10 años.

Lo único que no puedes comprar en Moscú de noche es alcohol. A partir de las 23:00 horas, los pasillos de bebidas alcohólicas de las tiendas se cierran.

2. Terminales para pagar los gastos del teléfono, internet y los servicios comunitarios

 

Fuente: TASS / Vladímir Smirnov

En Moscú es imposible quedarse sin saldo en el teléfono móvil. Por toda la ciudad, en los lugares más concurridos (tiendas, pasos subterráneos, restaurantes, farmacias, estaciones de metro…) encontrarás terminales de pago que funcionan las 24 horas. “Lo único que tienes que hacer es introducir el número de teléfono y el dinero que deseas recargar. Este mismo sistema funciona para el pago de internet. Es algo sencillo y cómodo”, - comenta el programador croata Iván Vučković. Para pagar los servicios comunitarios de tu apartamento no tienes por qué ir al banco. En estas mismas terminales aceptan pagos de cualquier tipo de gastos, impuestos e incluso multas de tráfico. En Europa todo esto es mucho más complicado. “En Croacia, por ejemplo, para poder recargar el saldo del teléfono tienes que comprar en un quiosco una tarjeta especial con un código que luego tienes que introducir en el teléfono. Y el quiosco, naturalmente, no está abierto las 24 horas”, - se lamenta Iván Vučković.

3. Vkontakte VS Facebook

 

Fuente: Ria Novosti / Vladímir Trefílov

La red social rusa Vkontakte es muy popular entre los extranjeros que tienen muchos amigos rusos. En esta red social se puede encontrar una enorme cantidad de archivos de audio y video en lengua rusa. El mexicano Alejandro Ordóñez se dedica a la promoción de las relaciones económicas y culturales ruso-mexicanas, para él Vkontakte no es simplemente un lugar para comunicarse, sino una plataforma en la que puedes ver películas, programas y series rusas, escuchar canciones en ruso y estudiar lengua rusa online en las páginas de famosos profesores. “Incluso cuando estoy fuera de Rusia, sigo recordando el ruso”, - comenta Alejandro. Los extranjeros que utilizan Facebook señalan que la red social rusa cuenta con una ventaja muy importante: la ausencia de aplicaciones de spam que inundan las páginas de noticias y los perfiles.

4. Notificaciones del banco por SMS

 

Fuente: Lori / Legion Media

Algunos extranjeros abren cuentas en bancos rusos y allí descubren que pueden recibir las notificaciones por SMS. “En Croacia esto significa que el cliente recibirá un mensaje al día sobre el estado de su cuenta”, - comenta Iván Vučković. En Moscú, sin embargo, al cliente le llega un SMS cada vez que realice una operación con su tarjeta bancaria, de modo que el propietario de la tarjeta está al corriente en todo momento de la cantidad de dinero de que dispone. Esto resulta muy eficaz para prevenir las estafas, ya que el cliente puede dirigirse a tiempo al banco si le llega un mensaje sobre una compra desconocida o si otra persona ha sacado dinero de su cuenta.

5. Yandex. Atascos

 

Fuente: Lori / Legion Media

A todos los extranjeros les asustan los atascos en Moscú, pero pocos conocen este servicio online, que te muestra el estado de las carreteras en tiempo real. La aplicación funciona tan al detalle que puedes saber si hay o no un atasco incluso en el callejón más pequeño de la ciudad. “Al principio me daba miedo ver el mapa de Yandex completamente en rojo, lo cual significa que hay atascos por toda la ciudad, aunque más tarde entendí que esto sólo sucede en hora punta. La aplicación es muy útil para moverse por Moscú y para encontrar el mejor momento para desplazarse”, - comenta el australiano Michael Alexandar, quien después de tres meses viviendo en Moscú se confiesa enamorado de Rusia.

6. Medicamentos en la farmacia sin receta

 

Fuente: Lori / Legion Media

En Rusia, la mayor parte de los medicamentos pueden comprarse sin receta médica. Antibióticos, medicamentos hormonales, antihistamínicos, estatinas, etc. Los extranjeros opinan que esta es una gran ventaja, ya que no es necesario perder el tiempo y el dinero en una visita al médico. Sin embargo, no es del todo correcto clasificar esto como un logro indiscutible, ya que con los años se incrementa el número de personas que se automedican: por ahorrar en la visita al médico, en muchas ocasiones arriesgan su salud.

7. La marshrutka

 

Fuente: Lori / Legion Media

En los lugares de Moscú donde hay mayor densidad de gente, además de los trolebuses, tranvías y autobuses, circulan una especie de furgonetas públicas llamadas “marshrutkas”. Por lo general, hacen el mismo recorrido que el transporte público. La mayor ventaja de las marshrutkas es que puedes subirte no sólo en la parada, sino en cualquier punto de su recorrido: basta con levantar la mano. También puedes bajarte en cualquier lugar donde no esté prohibido por las normas de tráfico. El precio del billete es muy bajo. El único problema mencionado por los extranjeros es la gran cantidad de ruido, debido a lo cual para indicar que quieres salir en uno u otro lugar tienes que decirlo casi a gritos. “La primera vez me asusté terriblemente cuando mi novia dio un grito al conductor de la marshrutka, me dio muchísima vergüenza, pero más tarde me acostumbré y yo mismo comencé a gritar también”, - comenta riendo Enrique Álvarez.

Lea más: Qué llama la atención a los extranjeros que viven en Rusia>>>