En bici por Moscú

Una serie de itinerarios sobre dos ruedas por la capital. Foto de Itar-Tass

Una serie de itinerarios sobre dos ruedas por la capital. Foto de Itar-Tass

En el mundo entero la bicicleta constituye una alternativa habitual al coche, sobre todo si se trata de grandes ciudades. En París o en Ámsterdam llegar a una reunión de negocios sobre dos ruedas se ha convertido en una costumbre. Mientras tanto, en Moscú todavía resulta exótico. Se suele pensar que la capital de Rusia y la bicicleta resultan incompatibles: las calles están llenas de coches aparcados, no hay carril bici ni ninguna plaza de aparcamiento. Sin embargo, la venta de bicicletas en las tiendas de deporte moscovitas ha crecido considerablemente en los últimos dos años. Entonces, ¿dónde utilizan los ciclistas rusos sus bicis?

Es complicado…

En el centro de Moscú no hay carriles para bicicletas y raramente se ven ciclistas. Y si se ve alguno, suelen ser trabajadores extranjeros ataviados con chalecos naranja. No tienen dinero para comprarse un coche y el transporte público también les sale caro. Por eso van a trabajar encima de sus “Kamas” y “Saluts”, marcas soviéticas de bicicletas, que no se sabe ni de dónde pueden haber salido. El resto de los aficionados a la bicicleta circula por la ciudad sobre dos ruedas solamente durante las fiestas oficiales, cuando se corta el tráfico por el centro de la capital, es decir, dos o tres veces al año.

El resto del tiempo el mayor flujo de bicicletas se observa los viernes por la tarde, sólo que no circulan por la carretera sino fijadas a los techos de los coches. Los moscovitas se precipitan al campo para andar en bici por los bosques cercanos a la ciudad. De modo que aunque no haya llegado a convertirse en un medio de transporte habitual en Moscú, sí que constituye una de las formas preferidas de ocio.

…pero se puede


Sin embargo, es posible encontrar lugares para dar un paseo en bicicleta. No son muchos, pero cada uno de ellos ofrece muchas posibilidades. He aquí algunos de los itinerarios más populares.

Vorobiovi Gori– el malecón Luzhnétskaya


La mayoría de los turistas conoce Vorobiovi Gori gracias al mirador desde el cual se aprecia la mejor vista de Moscú y porque se encuentra uno de los ocho “rascacielos estalinianos”, la Universidad Estatal de Moscú.

Los ciclistas pueden andar por las numerosas cuestas del parque. Además, a lo largo del malecón Luzhnétskaia, entre las estaciones de metro Vorobiovi Gori y el complejo deportivo Multisport hay una pista de ciclismo de 2,5 kilómetros, con un revestimiento y trazado especiales.

El Parque Gorki – el jardín Neskuchni


A pesar de los grandes espacios y un sinnúmero de paseos asfaltados, resulta difícil andar en bicicleta por el parque Gorki. Normalmente está lleno de gente, sobre todo de niños, ya que se trata del parque de atracciones más popular de Moscú.

Pero al lado del Parque Gorki se sitúa el jardín Neskuchni, uno de los parques más antiguos del centro de la cuidad fundado a mediados del siglo XVIII. Hoy en día se parece más a un bosque salvaje que a un jardín. Los árboles han crecido mucho, sólo quedan las ruinas de los antiguos invernaderos de piedra y el estanque está lleno de algas. Sin embargo, eso no ha impedido que se convierta en el lugar de paseo preferido por los moscovitas.

El jardín Neskuchni se sitúa a lo largo del malecón de Pushkin. Aquí hay un carril bici que llega hasta la Plaza Gagarin (metro Léninski prospekt). De paso uno puede ver la Casita del Príncipe, un edificio perteneciente a la antigua finca del príncipe Trubetskói.

Pokróvskoye-Stréshnevo


Se trata de otro parque moscovita de larga historia, testimoniada por los pinos de 200 años y los estanques llenos de algas. El corazón del parque es la antigua finca Pokróvskoye-Stréshnevo, perteneciente a la familia Stréshnevy, parientes de la dinastía Románov. Numerosos senderos parten del edificio principal y son ideales para tranquilos paseos en bicicleta. Dentro del parque hay también barrancos para los más atrevidos.

Pokróvskoye-Stréshnevo se encuentra en el noroeste de Moscú. Para llegar hay que ir hasta la parada de metro Vóikovskaya y Shchúkinskaya.

Las colinas Krylátskiye


El distrito de Krylátskoye se encuentra en el oeste de Moscú (estación de metro Krylátskoye), y es una de las zonas más limpias de la capital rusa desde el punto de vista medioambiental. Aquí se sitúan las colinas Krylátskiye que ocupan un territorio de 200 hectáreas y han sido oficialmente reconocidas como monumento natural.

Un relieve único (algunas colinas alcanzan los 70 metros de altura ), la abundancia de cuestas sinuosas y barrancos atrae sobretodo a los aficionados al estilo libre. Para los que prefieran andar tranquilamente existe un camino de trece kilómetros a lo largo del perímetro del parque que fue construido para los Juegos Olímpicos de 1980.

Además, hay algunos monumentos históricos que merece la pena visitar. Sobre todo la iglesia del Nacimiento de la Virgen construida en el siglo XIX y la fuente situada al lado.

El parque SokólnikiJunto a la salida de la estación de metro Sokólniki parte un ancho paseo que lleva al parque con el mismo nombre. En los siglos XIV – XVI aquí había un bosque tupido, donde los zares y los príncipes rusos se deleitaban con la caza de altanería (de ahí viene el nombre, que significa “halconeros”).

El parque actual es interesante por sus numerosas y pintorescas alamedas alrededor de los estanques. En la parte norte el parque se une a la reserva natural de Losini Óstrov, por eso es frecuente ver alces a la hora de andar en bicicleta.

***

Información:


Casi uno de cada dos moscovitas (el 43%), está dispuesto a utilizar la bicicleta no sólo los fines de semana, sino también como medio de transporte habitual. Estos son los datos de la encuesta llevada a cabo por el centro de investigación del portal de empleo SuperJob.ru entre 1.000 habitantes económicamente activos de la capital rusa.

En Londres la extensión total de carriles bici alcanza 900 km, en París son más de 400 km. Mientras que en Moscú apenas hay 18, y en San Petersburgo 26.

Este año se ha celebrado la la quinta “Noche ciclista” de Moscú (una carrera ciclista anual que tiene lugar por la noche) en la que han participado más de 4.000 personas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.