5 locas representaciones de clásicos de la literatura rusa

11 de mayo de 2017 Aleksandra Gúzeva, RBTH
Descubre cómo se han llevado al escenario obras clásicas como "Crimen y castigo", los diarios de Chéjov o los cuentos de Pushkin.

1) Opera rock de Crimen y castigo

Fuente: Servicio de prensaFuente: Servicio de prensa

En verano de 2016 Londres acogió un gran espectáculo. El director británico Phil Willmott reinventó el clásico de Fiódor Dostoievski, en el 150 aniversario de la novela.

En esta versión, Raskólnikov no es un personaje oscuro atormentado por sus demonios sino un héroe, un luchador por la verdad y la fe que no que quiere que la vieja prestamista (a la que mata) se interponga en el camino de su libertad y felicidad.

Mientras que el personaje de Dostoievski sufre tormentos tras el asesinato, el de Willmott es más agresivo y expresa sus sentimientos con baladas y escenas que rayan la comedia. En una de ellas,  una masa de viejas y feas mujeres con la cabeza sangrante bailan alrededor de Raskólnikov, que está a punto de perder la cabeza.

La pelirroja Rachel Delooze interpreta a Sonia Marmeládova, la amada de Raskólnikov, y tiene ecos de la Magdalena de Jesucristo superstar y Sansa Stark de Juego de tronos.

2) Cuentos de Pushkin

Fuente: Servicio de prensaFuente: Servicio de prensa

Esta obra es fruto de la colaboración entre el director de escena Robert Wilson y el Teatro de Naciones de Moscú. La producción de Wilson se sitúa lejos de las icónicas representaciones de estos cuentos folclóricos, que disparan la imaginación de mucha gente, sobre todo gracias a las famosas ilustraciones de Iván Bilibin.

Los personajes no son los tradicionales zares o cisnes.  Como en todas las producciones de Wilson se convierten en monstruos de estilo japonés con la cara pintada de blanco.

A este aire oriental se le añade la música del grupo acid folk CocoRosie. El ambiente que se crea es bastante diferente a lo que alguien puede esperar de los cuentos de Pushkin.

Debido a que todos los rusos conoces de cabo a rabo estas historias, Wilson abandona la trama y se limita a dar un sentido de lo que ocurre. Cambia el ritmo de la narración, rozando lo grotesco y lo llena de nuevas canciones  y de mucho humor.

El actor y director del Teatro de las Naciones, Evgueni Mirónov, también participa como narrador.

3) El musical de Anna Karénina

Fuente: Servicio de prensaFuente: Servicio de prensa

La novela de Tolstói ha inspirado más de 30 adaptaciones a la pantalla, al ballet y decenas de representaciones en el escenario.

El secreto de la popularidad de esta novela se encuentra en la trama: una historia de amor, adulterio y niños. Son temas eternos, relevantes e interesantes para todos, independientemente de dónde y cuándo vivan.

El Teatro de Operetta de Moscú ha adaptado la novela de una menara inusual. El personaje principal es el tren, que ciega al público al principio y al final del espectáculo. A lo largo de la representación una enorme rueda colgada del techo da vueltas constantemente, como recuerdo de la inevitabilidad del trágico destino.

La acción se desarrolla con un rock sinfónico de fondo, que es como los críticos han calificado a la producción musical que suena en directo con una orquesta.

El espectáculo sigue en la cartelera de Moscú.

4) ‘Donka’, un Chéjov acrobático

Fuente: Vladimir Vyatkin/RIA NovostiFuente: Vladimir Vyatkin/RIA Novosti

Antón Chéjov es uno de los autores más representados del mundo, solamente quizá por detrás de William Shakespeare. El director suizo Daniele Finzi Pasca, junto con el  Théâtre Vidy – Lausanne, han interpretado la obra desde una nueva perspectiva.

Donka es una caña para pescar en aguas profundas y Pasca la utiliza para atrapar a los personajes de las historias de Chéjov y llevarlos al escenario. El espectáculo se basa en los diarios y notas del autor ruso que el director traduce al “lenguaje de los payasos”.

“Pensé en dar forma a los silencios que hay en las notas de sus diarios y en crear imágenes a partir de las anotaciones”, declara Finzi Pasca. “Vengo de un teatro impregnado del lenguaje de los payasos, de los malabaristas, del mágico y delicado mundo de los acróbatas”.

La producción se estrenó en 2009 en el Festival Internacional de Teatro Chéjov de Moscú y también se ha representado en diferentes teatros europeos.

Más información aquí.

5) Tres hermanas en versión androide

Fuente: Escuela de Arte DramáticoFuente: Escuela de Arte Dramático

En este experimento teatral del japonés Oriza Hirata los robots actúan junto a los actores.

Hirata reescribió la obra completamente. Todos los personajes tienen nombres japoneses y la acción se desarrolla en una fábrica de producción de robots. Una de las hermanas fallece y un androide la sustituye.

En 2013 Hirata llevó su show a Moscú. Quería saber que reacción tendría el público ruso. Hubo una buena acogida, escribió el canal de televisión Moskvá 24. A la gente le gustaron los robots y sentían que el espíritu de la obra de Chéjov estaba presente a lo largo de la representación.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook