¿Sabes cómo conquistó Rusia la mayor parte de su territorio?

El chamán.

El chamán.

Nicolaes Witsen
Historias de las primeras expediciones a Yakutia y Chukotka en busca de pieles y marfiles.

A principios del siglo XVII, cuando Rusia acababa de salir del Período Tumultuoso, los invasores polacos estaban abandonando el territorio ruso y el caos generalizado estaba llegando a su fin. En 1613 se eligió a Mijaíl Romanov como nuevo zar, lo que marcó el inicio de la dinastía Romanov. Esta familia gobernaría Rusia hasta la revolución bolchevique de 1917.

Durante los primeros cien años de la dinastía los exploradores rusos viajaron lejos, y descubrieron para Rusia territorios como Kamchatka, Sajalín, las islas Kuriles y otros muchos lugares del Lejano Oriente ruso.

Yakutia y el río Lena

Fuente: Stepán ZharkiFuente: Stepán Zharki

En 1619, después de viajar más de 2000 km, un grupo de soldados rusos llegó al río Yeniséi y estableció allí el primer asentamiento ruso. Ese mismo año supieron que había otro gran río a unos 1.000 km del Yeniséi gracias aun miembro capturado de la tribu evenki.

Pasaron siete años antes de que los rusos encontrasen ese magnífico rio, el Lena. Lo hizo un grupo de voluntariosos exploradores, dirigidos por Panteléi Pyanda, que fue el primero en llegar a Yakutia. El viaje desde el río Yeniséi les tomó tres años.

En 1628, dos años después de Pyanda, un grupo de hombre armados (streltsi), dirigidos por el oficial Vasili Bugor, encontraron una vía mejor para llegar al río Lena, que hacía esta área más accesible a los rusos que iban a habitarla. Poco después se construyó un fuerte a orillas del río Lena que posteriormente se convirtió en la ciudad de Yakutsk

A los exploradores les atraían estas lejanas tierras por las pieles negras de las martas cibelinas, que se habían convertido en uno de los bienes rusos más valorados y exportados.

El río Amur y el océano Pacífico

Fuente: Stepán ZharkiFuente: Stepán Zharki

Desde el fuerte de madera de Yakutsk, las expediciones comenzaron a ir todavía más hacia el este,  a las costas árticas y del Pacífico.

En 1639 un grupo de cosacos dirigido por Iván Moskvín navegó los 800 km hasta la confluencia con el río Lena. Entonces continuaron durante ocho semanas más, viajando contracorriente hasta llegar a el mar de Ojotsk. Allí fundaron el primer asentamiento ruso, situado en el norte de la actual región de Jabárovsk, en la desembocadura del río Ulya (a unos 5.600 km de Moscú).

Los exploradores rusos quedaron asombrados por encontrarse con “peces que no existen en los ríos siberianos”, que es como describieron a sus jefes el salmón del Pacífico.

Gracias a los evenki los exploradores rusos supieron que había otro gran río situado al sur. No fue hasta 1640, tras navegar cerca de 1.000 km por la costa del mar de Ojotsk habrían llegado hasta el estuario del Amur.

Aunque el primer asentamiento del río Amur no apareció hasta 1651, fundado por Yeroféi Jabárov, de donde proviene el nombre de la ciudad de Jabárovsk. La fortaleza de Albasin que se erigió allí fue blanco de numerosos ataques de las tribus manchurias chinas.

En 1642 un grupo de 133 cosacos, diferentes del grupo liderado por Moskvín, partió de Yakutsk en busca del río Amur. Estaban comandados por Vasili Poiárkov que había oído que se podía llegar hasta China viajando río abajo. Navegaron todo el Amur hasta que llegaron a la desembocadura. Allí los indígenas les hablaron de la isla Sajalín, que según afirmaban estaba habitada por “gente peluda”.

Finalmente solo 20 de los 133 que habían salido en la expedición de Poiárkov consiguieron volver vivos a Yakutsk.

Kolimá y Chukotka

Fuente: Stepán ZharkiFuente: Stepán Zharki

Ese mismo año, en 1642, otro grupo comandado por Mijaíl Stadujin, partió de Yakutsk en busca del río Amur. Sin embargo llegaron hasta el río Kolimá. Fueron más de 1.000 km por tierra, por un territorio que actualmente se llama Oimiakón. Se trata de uno de los lugares más fríos del planeta, donde la temperatura puede alcanzar hasta los -70ºC.

En el río Kolimá, Stadujin levantó un pequeño fuerte que dejó a cargo de Semión Dezhniov. Este hombre se acabó convirtiendo en uno de los exploradores más famosos de Rusia, conocido por ser el primer hombre en llegar a Chukotka y por atravesar a vela el canal entre Asia y América. De hecho, el punto más al este de Eurasia se llama cabo Dezhniov en su honor.

En julio de 1648 Dezhniov llegó a lo que llamó el “mar helado” (el océano Ártico) mientras buscaba oportunidades comerciales para sus pieles y marfil de morsa. Las fuertes tormentas destruyeron tres de las siete naves de Dezhniov, pero las que sobrevivieron llegaron intactas a Chukotka. Los exploradores se encontraron con los esquimales, que llevaban mucho tiempo allí, y los llamaron “los hombres de los dientes” por los dientes de morsa que llevaban en sus ropas.

Cuando Dezhniov alcanzó el río Anádyr, dos tercios de su equipo habían muerto y solo quedaban vivos 25 hombres. Pasaron los siguientes 20 dias caminando por las montañas, hambrientos y sin ver a nadie ni reconocer un camino. Fueron las primeras personas en llegar a Chukotka.

Kamchatka y las islas Kuriles

 Fuente: Stepán Zharki Fuente: Stepán Zharki

Stadujin, que había descubierto el río Kolimá, también se convirtió en el primer ruso en ver las montañas de Kamchatka, aunque fuera en la distancias, cuando estaba explorando las costa del mar de Ojotsk en 1651.

El primer hombre en llegar a Kamchatka fue Iván Kamchatka, un mercader y cosaco siberiano de Yeniséi. El lugar toma su nombre en su honor. En 1658 fue a la orilla norte del mar de Ojotsk en busca de marfiles de morsa. Todo lo que encontró allí fueron perlas de río, aunque descubrió por los locales que había un gran rio hacia el sur. El río también vino a llamarse Kamchatka en su memoria aunque finalmente toda la península recibió el nombre del explorador.

No está del todo clara la identidad del primer ruso en llegar a las islas Kuriles, archipiélago que une Rusia y Japón. Sin embargo, el primer hombre en llegar a estas islas y en describirlas fue Iván Koziravski. Llegó con un grupo de cosacos y con gente de Kamchatka. Él y su equipo exploraron la región entre 1711 y 1713 mientras hacían bocetos de mapas de las islas.

Artículo basado en un texto publicado originalmente en DV Land. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.