¿Por qué Rusia está tan poco poblada?

Irina Baranova
Así es en la mayoría del país. Aunque hay otras que está muy densamente pobladas.

Rusia es el país más grande en términos de territorio, pero ocupa el noveno lugar en términos de población. Curiosamente, el vasto territorio ruso sigue estando en gran medida despoblado, mientras que la mayoría de los 146 millones de habitantes del país se han asentado en zonas urbanas densamente pobladas.

Clima

Este mapa que muestra la densidad de población en Rusia ofrece al observador una estimación aproximada de la desigual distribución de la población en el vasto territorio del país.

Aproximadamente el 68% de los habitantes de Rusia viven en la parte europea del país, que representa sólo el 20% de todo el territorio.

El resto del territorio alberga el 32% restante, lo que reduce drásticamente la densidad de población en comparación con las zonas urbanas superpobladas. Una de las razones principales es la dureza del clima en algunas de las regiones más remotas de Rusia.

Tradicionalmente, los habitantes de Rusia se asentaban en regiones donde el clima favorecía el cultivo de la tierra y ofrecía condiciones meteorológicas agradables. Por lo general, la parte meridional de Rusia está más densamente poblada que las regiones del norte y el Lejano Oriente rusos.

Las vastas regiones del norte de Rusia y Siberia -conocidas por la dureza de su clima y su relativa inaccesibilidad- se encuentran también entre las menos pobladas del país. La región autónoma de Yamalo-Nénets, Kamchatka en el Lejano Oriente ruso, Sajá en el Norte ruso y las remotas regiones de Magadán y Chukotka tienen una densidad de población inferior a una persona por kilómetro cuadrado, con una región relativamente grande de Chukotka que establece el antirrécord de 0,07 personas por kilómetro cuadrado.

“Solo uno de cada cinco rusos vive en la parte asiática [de Rusia], que comprende casi tres tercios del territorio del país. Las regiones del Extremo Norte y las zonas [...] con condiciones climáticas severas, que representan alrededor del 70% del territorio ruso, están especialmente poco pobladas”, afirma Ekaterina Shcherbakova, investigadora principal del Centro de Investigación Demográfica de la Escuela Superior de Economía (participante en el proyecto 5-100).

Economía y política

La prosperidad económica también juega su papel. Las dos ciudades más prósperas de Rusia, Moscú y San Petersburgo, son también las más densamente pobladas. La densidad de población en Moscú es de 4.941 personas por kilómetro cuadrado -la cifra más alta de toda Rusia-, mientras que en San Petersburgo este índice es de 3.837.

En el extremo opuesto, algunas de las regiones rusas calificadas como menos prósperas por la misma encuesta reciente -como Tuva, Kalmukia o la región autónoma judía del Extremo Oriente ruso- son también las menos pobladas: 1,96, 3,61 y 4,31 personas por kilómetro cuadrado, respectivamente.

En ocasiones, la densidad de población en las regiones poco habitadas de Rusia ha crecido en torno a las zonas industriales de base local y, a veces, incluso por capricho del gobierno.

“En el siglo XX, la tendencia dominante fue un desplazamiento regulado -a veces con medidas muy estrictas- de la población hacia el norte y el este y, en menor medida, hacia el sur. Esto se debió a la necesidad de explotar los recursos naturales, desarrollar la economía de los territorios y reforzar las fronteras orientales. Un papel importante lo desempeñó la evacuación de muchas empresas industriales de la parte europea del país durante la Segunda Guerra Mundial”, dice Shcherbakova.

LEE MÁS: ¿Cómo se recuperó la URSS tras sufrir casi 27 millones de bajas en la Segunda Guerra Mundial? 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies