Esta simple (pero deliciosa) receta volvía loco a Pushkin

Las manzanas encurtidas.

Las manzanas encurtidas.

Vostock-Photo
Prueba las mejores manzanas encurtidas.

A diferencia de la mayoría de sus colegas aristócratas del siglo XIX, el poeta Alexander Pushkin no era delicado con su dieta. Prefería la comida tradicional rusa y adoraba los platos preparados por su niñera, Arina Rodiónovna, que fue una figura importante tanto en su vida como en su trabajo. En un poema, Pushkin se dirigió a Arina como "Querida, querida, querida de mi infancia, // ¡Compañera de mi destino austero!" (Traducido por Avril Pyman). Arina Rodiónovna, que era un siervo de la familia Pushkin, cultivó el amor por la cultura popular y el folklore en el alma del poeta.

Pushkin valoraba las sencillas comidas caseras de Arina mucho más que los delicados platos extranjeros. Un amigo cercano del poeta, Piotr Viázemski dijo una vez: "Pushkin no era realmente una especie de gourmet. Creo que ni siquiera valoraba el arte culinario y no era capaz de oscultar sus misterios. Pero era un pesimista en lo que a ciertos platos se refiere”.

Sin embargo, una dieta de comida tradicional rusa no es la mejor para preservar una figura elegante, por lo que Pushkin, al igual que su homólogo inglés George Lord Byron, ayunaba durante gran parte del día, haciendo de las frutas y verduras en escabeche la parte principal de su cena. Cuando estaba invitado en Trigórskoie, Pushkin pedía a sus anfitriones que le trajeran manzanas encurtidas incluso después de la medianoche. Viázemski incluso comentó sobre este extraño hábito: "Las manzanas en escabeche realmente lo ponen en estado de éxtasis".

Las manzanas de decapado permiten que la fruta retenga todas sus propiedades nutritivas mientras que agrega un sabor y un olor picante. Con una enorme cantidad de vitamina C, las manzanas encurtidas son una forma natural de luchar contra la infección. También aportan mucho calcio, bueno para fortalecer huesos, uñas y dientes.

Las manzanas usadas para el decapado deben ser bastante duras y tan impecables como sea posible. Cualquier variedad tardía o de invierno se puede utilizar, pero el favorito abrumador en Rusia es el tipo antónovka. Las manzanas en escabeche se deben hacer en una olla grande de cerámica o de cristal.

Ingredientes:

  • 20 kg de manzanas enteras
  • Un puñado de hojas de cerezo
  • Un puñado de hojas de grosella negra
  • Una pizca de hojas de menta
  • 10 l de agua
  • 150 g de sal
  • 250-300 g de miel (no use azúcar ordinario)
  • 100 g de malta (puede sustituirse por 150 g de harina de centeno)

Como hacerlo:

1. Primera capa de los ingredientes:

Lave las hojas de grosella negra y coloque una fina capa de ellas en la parte inferior de la olla. No use muchas, ya que existe el riesgo de que las manzanas se vuelvan demasiado agrias.

Coloque dos capas de manzanas lavadas apretadas sobre las hojas de grosella negra.

Lavar las hojas de cerezo, colocar una capa delgada sobre las manzanas.

Una vez más: coloque dos capas de manzanas lavadas sobre las hojas de cerezo.

Lave las hojas de menta ycoloque sobre las manzanas.

Coloque las dos capas finales de manzanas sobre la menta.

Y la última capa: mezcle todas las hojas restantes y colóquelas sobre las manzanas.

2. Haga la prensa:

Cubra sus futuras manzanas en vinagre con un paño limpio, luego ponga algo plano sobre el paño (puede ser cualquier tabla de cortar, pero su diámetro debe ser menor que el del recipiente, dejando espacio entre sus bordes y la parte superior). Tradicionalmente, se usaban para este propósito tableros de madera especiales.

Coloque algo pesado encima.

3. Preparar el jugo de decapado:

Hervir el agua, enfriarla (debe estar tibia) y añadir sal, miel y malta.

Revuelva los ingredientes.

4. Dejar enfriar la mezcla y volver a agitarla.

5. Vierta en el recipiente sin retirar la prensa.

Coloque el recipiente en un lugar fresco (15-18 ° C).

No se preocupe si el nivel de líquido disminuye: es completamente normal.

El punto más importante es que no debe quitar la prensa hasta el mismo del proceso de preparación, de lo contrario las manzanas se pondrán malas rápidamente.

La primera fase, la fermentación, dura 6-7 días.

6. Después de la fase de fermentación, mover el recipiente a un lugar frío para el proceso de curado (como un sótano o un refrigerador, alrededor de 4-7 ° C). Por lo general, se tarda unas 4-6 semanas en que las manzanas encurtidas estén listas, pero luego tendrás la oportunidad de probar el sabor que adoraba Alexander Pushkin.