Saludable bizcocho a base de kéfir

Bizcocho a base de kefir es una dulce y sana.

Bizcocho a base de kefir es una dulce y sana.

Victoria Drey
Todos los rusos conocen el kéfir, una bebida refrescante, sana y con un sabor algo ácido, que lo distingue de otros productos lácteos. Ofrecemos una receta de un bizcocho, que puede ser una buena manera de familiarizarse con este producto.

Los rusos están obsesionados con los productos lácteos y el kéfir es uno de los más populares. Esta bebida originaria del Caúcaso Norte, donde hay numerosas leyendas sobre su origen, es muy común en otras antiguas repúblicas soviéticas.

Durante siglos se mantuvo en secreto la receta del kéfir y solo fue a principios del siglo XX cuando se comenzó a producir abiertamente en la Rusia central y posteriormente se expandió por todo el país.

Aunque se parece mucho a un yogurt desnatado el kéfir se hace con una bacteria que fermenta y eso es lo que le da el sabor. Actualmente es posible encontrar kéfir en cualquier tienda y también hay gente que lo hace en casa, utilizando simplemente dos ingredientes: leche y las bacterias necesarias para fermentarlo, que en Rusia se pueden conseguir en una farmacia.

El kéfir es muy saludable y es conocido por los beneficios de su microflora. Se puede beber solo o acompañado, marinado en incluso en bollería. Aquí mostramos una receta que mi abuela inventó hace 40 años y sigue siendo uno de los pasteles más sabrosos. Otra de sus virtudes es que resulta muy fácil de hacer. El resultado es sorprendente por su suave y rico sabor.

Preparación:

Fuente: Victoria DreyFuente: Victoria Drey

Ingredientes:

  • 220 ml de kefir (también se puede utilizar yogur natural)
  • 2 huevos
  • ¾ de un vaso lleno de azúcar
  • 80 g de mantequilla
  • 2 vasos de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o una pizca de azúcar de vainilla
  • un poco de azúcar glas
1. Primero bate los huevos con el azúcar, la sal y el extracto de vainilla hasta que todo quede mezclado de manera homogénea y aireada. Añade la mantequilla y bate bien. Después echa el kéfir y amásalo con una batidora. Recuerda que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

2. Después mezcla la harina con la levadura y añade la masa. Mezcla hasta que quede suave y sedoso. La masa debe quedar pastosa pero no líquida. Coloca la pasta en un recipiente para horno y hornea durante 40-50 minutos a 180 °C.

Fuente: Victoria DreyFuente: Victoria Drey

Cuando el bizcocho esté listo espolvorear azúcar glas.

Fuente: Victoria DreyFuente: Victoria Drey