Parece el castillo de Disney pero en realidad es una iglesia (Fotos)

Pável Kuzmichov
La mansión Bíkovo es uno de los lugares más bellos y misteriosos de la región de Moscú y uno de los lugares favoritos para hacer fotos.

Podría parecer el castillo del logo de Disney.

Pero estarías equivocado. Así que no esperes que la Bella suba por esta escalera en busca de la Bestia...

No es un castillo sino una iglesia ortodoxa en la región de Moscú. Un edificio de dos pisos totalmente único.

La iglesia de Vladímir fue construida en 1789 en estilo pseudogótico.

En las cercanías se encuentra la finca Vorontsov-Dashkova, una vez habitada por la familia del gobernador de Moscú, Mijaíl Izmáilov, quien encargó la construcción de la iglesia en memoria de su difunta esposa.

Hay dudas respecto a la identidad del arquitecto, pero la mayoría de los historiadores se inclinan a creer que es obra de Vasili Bazhénov, quien construyó uno de los edificios más bellos de Moscú: la casa Pashkov, no muy lejos del Kremlin, así como el conjunto de la casa solariega de Tsarítsino y el castillo de Mijáilovski en San Petersburgo.

La parte superior de la iglesia está dedicada al icono de Vladímir de la Madre de Dios, uno de los más venerados de Rusia. En el primer piso hay otro santuario, en honor a la Natividad.

En la década de 1930, la iglesia fue cerrada. Primero se convirtió en una prisión juvenil, luego en una escuela para hacer demoliciones y luego en una fábrica de costura. Como era de esperar, el interior sufrió graves daños. Los servicios religiosos se reanudaron en 1989 y ahora la iglesia está abierta todos los días.

La casa solariega principal, sin embargo, fue construida por Bazhénov.

Después de haber albergado un sanatorio contra la tuberculosis en la época soviética, la mansión, ahora abandonada, atrae a un gran número de instagrammers en busca de un misterioso fondo con un castillo gótico.

Estos son los 100 lugares más bellos de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies