Stáritsa y el monasterio de la Dormición: fantasmas de la época de Iván el Terrible

Stáritsa. Monasterio de la Dormición, vista sur. De izquierda a derecha: campanario con capilla de San Job; catedral de la Dormición, mausoleo de Iván Glébov, aposentos del abad. Verano de 1997.

William Brumfield
Esta pequeña ciudad ofrece una verdadera lección de historia sobre el lejano pasado de Rusia.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un complejo proceso para obtener fotografías en color vivas y detalladas. Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue mostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos del corazón de Rusia.

El apoyo logístico para su proyecto le llegó del Ministerio de Transporte, que facilitó su labor fotográfica a lo largo de las vías navegables de Rusia y la red ferroviaria del país. Sus viajes a lo largo de las partes alta y media del río Volga resultaron especialmente productivos.

La parte alta del río Volga une algunas de las ciudades antiguas más conocidas de Rusia, desde Stáritsa y Tver al noroeste de Moscú hasta Yaroslavl y Kostromá en el noreste.

Stáritsa. Vista del río Volga con el monasterio de la Dormición a la izquierda. Verano de 1910.

En el verano de 1910, Prokudin-Gorski fotografió extensamente en la provincia de Tver. Entre los lugares que visitó se encontraba la pintoresca ciudad de Stáritsa, cuya población en 1910 era de 6.654 habitantes (la población actual ronda los 7.700). Mis fotografías de Stáritsa datan de finales de los 90.

Un comienzo distinguido       

Situado cerca de la confluencia del río Stáritsa con el Volga, en la frontera oriental de los Altos de Valdái, el asentamiento fue fundado en 1297 como fortaleza “Gorodok” por el príncipe Mijaíl Yaroslávich de Tver (1272-1318). Mijaíl se vio envuelto en una feroz rivalidad con el príncipe Yuri Danílovich de Moscú, y después de una complicada serie de acontecimientos fue asesinado en noviembre de 1318 por su señor tártaro, Uzbeg Kan. A pesar de su oposición a Moscú, Mijaíl fue considerado un mártir y canonizado por la Iglesia ortodoxa en 1549.           

Monasterio de la Dormición, vista suroeste con el río Volga. De izquierda a derecha: iglesia de San Juan el Divino; iglesia de la Resurrección (más allá del monasterio); refectorio e iglesia de la Presentación; campanario; catedral de la Dormición; puerta Santa en el muro sur. Verano de 1997.

Junto con todo el Principado de Tver, la ciudad fue absorbida por Moscovia en 1485. A la muerte del gran príncipe Iván III (el Grande) de Moscú en 1505, el área conocida como Stáritsa fue cedida al sexto hijo de Iván, Andréi (1490-1537), como herencia. Formalmente reconocido en 1519, Stáritsa siguió siendo durante varias décadas el último principado de Rusia, aunque fue tomado por Iván el Terrible en 1566 como parte de sus tierras opríchnina. Ambos gobernantes del principado de Stáritsa (Andréi y su hijo Vladímir) sufrirían destinos trágicos.           

Sin embargo, antes de que existiera la ciudad, hubo ya presencia rusa en forma del monasterio de la Dormición, fundado alrededor de 1110. Aunque floreciente en el siglo XIII, el monasterio fue destruido en 1292 como resultado de una incursión tártara instigada en el contexto de una disputa entre príncipes rusos.           

Monasterio de la Dormición, vista suroeste. De izq a drcha: iglesia de la Resurrección; torre de la esquina noroeste; iglesia de San Juan el Divino; refectorio e iglesia de la Presentación; catedral de la Dormición; claustros; torre de la esquina suroeste, puerta Santa. Verano de 1910.

El monasterio de la Dormición resurgió a principios del siglo XVI de la mano del príncipe Andréi, como pieza central de su nuevo principado. Aunque desde entonces ha sido modificado, algunas de las estructuras monásticas que se erigieron en piedra caliza y ladrillo todavía existen, incluyendo la iglesia principal, que está dedicada a la Dormición.

La catedral de la Dormición fue una combinación idiosincrásica de elementos de sus predecesoras de Moscú, como la catedral del Salvador, de principios del siglo XV, en el monasterio de Salvador Andrónico, y la catedral de la Natividad de la Virgen (1500-05), en el convento de la Natividad. Los cuatro vanos de las esquinas fueron rebajados y soportaban cúpulas secundarias, mientras que la cúpula central se elevaba por encima. La parte principal de la estructura descansaba sobre una base elevada que servía de cripta funeraria para los príncipes de Stáritsa. Pero el destino decidiría lo contrario.

Monasterio de la Dormición, vista noroeste. De izquierda a derecha: iglesia de la Trinidad; catedral de la Dormición y nártex; campanario con capilla de San Job. Verano de 2009.

Una historia complicada

Para su desgracia, Andréi entró en conflicto con Elena Glínskaia, la segunda esposa de su hermano mayor, el gran príncipe Basilio III. Tras el nacimiento en 1531 de su hijo y heredero al trono, Iván IV (“el Terrible”), Elena sospechó que Andréi era un rival potencial del joven heredero y, por lo tanto, una amenaza para la estabilidad dinástica, cuya inexistencia había asolado tanto a Moscú en el siglo XV antes del reinado de Iván el Grande.          

En 1537, Andréi fue capturado por orden de Elena y arrojado a una mazmorra de Moscú, donde pronto murió. Sin embargo, fue enterrado con honores en la catedral del Arcángel del Kremlin, que servía como lugar de entierro para los príncipes de Moscú.          

Monasterio de la Dormición. Interior de la Catedral de la Dormición. Vista este, hacia la pantalla de iconos. Verano de 1910.

Diez años más tarde, en 1541, se le concedió el principado de Stáritsa al hijo de Andréi, Vladímir. Aunque este sirvió a Iván IV en varios puestos, también cayó bajo su sospecha. Arrestado en 1569, Vladímir fue obligado a tomar veneno y luego fue enterrado con honores en la catedral del Arcángel. Padre e hijo acabaron enterrados en el más augusto santuario del príncipe moscovita.

A pesar de esta historia tenebrosa, Iván el Terrible veía con buenos ojos a Stáritsa y su monasterio. En 1569, su apoyo llevó a la construcción de un refectorio y una iglesia anexa, dedicada a la Presentación de la Virgen María. (Un altar lateral fue dedicado a San Arsenio, obispo de Tver.) Destacable por su alta torre con forma de “tienda” sobre la estructura principal, la iglesia fue consagrada en 1584, el año de la muerte de Iván.         

Monasterio de la Dormición. Interior de la catedral de la Dormición con cúpula principal y nueva pantalla de iconos. Verano de 2009.

Durante este tiempo el monasterio fue dirigido por el abad Job, que sirvió desde 1559 hasta su traslado en 1571, por orden de Iván, a Moscú. Allí se convirtió primero en jefe del monasterio de Símonov y luego del poderoso monasterio del Nuevo Salvador (Novospasski), con estrechas conexiones con la corte. En 1589, durante el reinado del hijo de Iván, Fiódor, Job fue nombrado el primer patriarca de la ahora independiente Iglesia ortodoxa rusa.           

Su etapa ejerciendo este empleo coincidió con uno de los períodos más turbulentos de la historia de Rusia. Con la muerte del zar Fiódor en 1598, la primera dinastía rusa, los Rúrikovich, llegó a su fin. El magnate de la corte Borís Godunov fue elegido como nuevo zar, y el puesto de Job permaneció intacto.           

Monasterio de la Dormición, vista noroeste. De izquierda a derecha: iglesia de la Trinidad; catedral de la Dormición y nártex; campanario con capilla de San Job. Verano de 1997.

Sin embargo, la repentina muerte de Borís en 1605 creó un vacío dinástico y condujo a un conflicto generalizado conocido como el Periodo Tumultuoso. Job se negó a apoyar las pretensiones de un pretendiente al trono conocido como el primer Falso Dmitri, que pretendía ser el hijo de Iván el Terrible, muerto este en circunstancias misteriosas en Úglich.      

Los partidarios del pretendiente denunciaron a Job, que fue desterrado al monasterio de la Dormición de Stáritsa, donde falleció en 1607, siendo enterrado en el lugar donde se encontraba el campanario del monasterio. Tras el establecimiento de la dinastía Romanov en 1613, Job fue considerado una figura heroica, y sus restos fueron enterrados solemnemente en la catedral de la Dormición del Kremlin de Moscú en 1652.           

Monasterio de la Dormición. Iglesia de San Juan el Divino, vista sureste. Verano de 1997.

El lugar de enterramiento original de Job, en el monasterio de la Dormición, fue conmemorado cuando el campanario fue reconstruido alrededor de 1685, con la creación de una capilla. Prokudin-Gorski fotografió el interior de este santuario. El patriarca Job fue canonizado por la Iglesia ortodoxa rusa en 1989.

Desafíos modernos          

Otros añadidos importantes hechos al monasterio de la Dormición incluyen la iglesia de San Juan el Divino, un pequeño tesoro construido en 1694 sobre la puerta principal del monasterio, en la pared oeste que da al río Volga. Después de una inundación en 1810, la Puerta Santa fue trasladada al muro sur. En 1885, el abad Agafangel diseñó la construcción de la torre de la Dormición octogonal sobre la puerta principal, que tanto Prokudin-Gorski como yo fotografiamos.           

Monasterio de la Dormición. Puerta Santa en el muro sur. La pintura sobre el tímpano en el arco de entrada representa la Dormición de María. La figura con forma de trébol sobre el parapeto muestra la imagen de Cristo. Verano de 1910.

La última gran adición al conjunto monástico fue la construcción en 1819 de la gran iglesia de la Santísima Trinidad. Diseñada en estilo neoclásico, fue adosada directamente a la fachada norte de la catedral de la Dormición.           

Con la llegada del poder soviético, el abad del monasterio, Pável, resulto asesinado en 1918. Poco después el monasterio fue cerrado, y en la década de 1930 sus muros, que habían sido reconstruidos en ladrillo durante el siglo XVIII, fueron desmantelados para ser empleados como material de construcción. Las iglesias vacías fueron utilizadas como almacenes.           

Monasterio de la Dormición. Puerta Santa (pinturas borradas). Verano de 1997.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Stáritsa fue ocupada por los alemanes desde el 12 de octubre de 1941 hasta su liberación, el 1 de enero de 1942, durante la contraofensiva soviética alrededor de Moscú. Después de la guerra, se hicieron esfuerzos periódicos para conservar el valioso conjunto histórico del monasterio. En 1996, fue devuelto a la Iglesia ortodoxa.      

Prokudin-Gorski tiene varias fotos del monasterio de la Dormición que incluyen impresionantes panorámicas con el río Volga de fondo. Mis fotografías fueron tomadas en 1997, justo antes del comienzo de la restauración, y en 2009, cuando el prolongado proceso de rehabilitación ya estaba en marcha.

Monasterio de la Dormición, vista sur desde el Volga. De izquierda a derecha: refectorio e iglesia de la Presentación; campanario; catedral de la Dormición; iglesia de la Trinidad (detrás de la cúpula de la Catedral de la Dormición). Verano de 1997.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Pincha aquí para ver una serie de fantásticas fotos del Imperio ruso a todo color, tomadas por Prokudin-Gorski.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies