Escalera hacia el cielo: las iglesias de Románov (Fotos)

Campanario e iglesia del Icono de la Virgen de Kazán. Vista suroeste desde el río Volga. Románov (actualmente Tutáiev). Verano de 1997.

William Brumfield
Vea algunas de las muestras de arquitectura eclesiástica más singulares del centro de Rusia.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un complejo proceso para obtener fotografías en color vivas y detalladas. Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue mostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos del corazón de Rusia.

El apoyo logístico para su proyecto le llegó del Ministerio de Transporte, que facilitó su labor fotográfica a lo largo de las vías navegables de Rusia y la red ferroviaria del país. Sus viajes a lo largo de las partes alta y media del río Volga resultaron especialmente productivos.

Vista sureste desde la orilla derecha del río Volga. De izquierda a derecha: iglesia del Icono de Kazán; iglesia de la Resurrección (demolida en la década de los 30); catedral de la Elevación de la Cruz. Románov. Verano de 1910.

Uno de los más pintorescos, entre los muchos sitios del río Volga, que fotografió en el verano de 1910, es ahora conocido como Tutáiev. Desafortunadamente, los negativos de vidrio originales de Prokudin-Gorski de esta parte de su viaje se perdieron (probablemente fueron destruidos), pero las imágenes de uno de sus álbumes de contacto impresos transmiten información valiosa sobre los principales monumentos arquitectónicos y su entorno natural.

Situada a casi 480 kilómetros al noreste de Moscú y 64 al noroeste del centro regional de Yaroslavl, la población actual de Tutáiev es de alrededor de 40.000 habitantes. Aunque de tamaño modesto, su importante ubicación permite hoy gozar de algunos de los ejemplos más distintivos de la arquitectura eclesiástica del centro de Rusia.

Catedral de la Elevación de la Cruz. Vista oeste. Verano de 1997.

En un acuerdo administrativo algo inusual, Tutáiev está formado por dos comunidades situadas una frente a la otra en el Volga. Antes de 1822 cada asentamiento tenía su propio nombre: en la orilla derecha, Borisoglebsk y en la orilla izquierda: Románov. En 1822, ambos nombres fueron unificados bajo el de Románov-Borisoglebsk.

Para evitar cualquier asociación con la dinastía Romanov, el nombre fue cambiado en 1918 a Tutáiev, en memoria de un soldado del Ejército Rojo muerto durante un levantamiento contra el poder bolchevique en la cercana Yaroslavl. De hecho, el componente “Románov” del nombre del asentamiento apareció mucho antes de la fundación de la dinastía Romanov en 1613.

Catedral de la Elevación de la Cruz. Vista noreste con capillas y campanario. Verano de 1910.

Una larga e inestable historia          

El asentamiento de Románov se fundó a finales del siglo XIII tras la santificación de Román Vladímirovich, un príncipe feudal con sede en la cercana Úglich. En el centro de la población había una iglesia de troncos dedicada a la Elevación de la Cruz. Para su continuada desgracia, el asentamiento resultaba vulnerable a las incursiones de tártaros y mercenarios de Nóvgorod la Grande, el mayor poder comercial medieval del noroeste de Rusia.

Catedral de la Elevación de la Cruz. Vista sur. Verano de 1997.

Más tarde, en el siglo XIV, Románov pasó a formar parte del Principado de Yaroslavl y fue reconstruido por el príncipe Román Vasílievich. A mediados del siglo XV, Románov entró en la órbita de Moscú y se convirtió en una propiedad de la gran princesa María Yaroslavna, madre de uno de los gobernantes más exitosos de la Rusia medieval, Iván III (el Grande). En 1491, Románov fue formalmente absorbido por Moscovia.

Sin embargo, el dominio moscovita no desembocó en una existencia tranquila. Una década después de su conquista de la capital tártara de Kazán en 1552, Iván IV (el Terrible) inició una política de reasentamiento de grupos de tártaros en el territorio de Yaroslavl, quizás con el pensamiento de conseguir su asimilación o conversión al cristianismo. Como parte de esta política, Románov se entregó a clanes encabezados por destacados mirzas (aristócratas tártaros).

Durante un período de dos siglos esta política produjo resultados mixtos y, en 1760, la emperatriz Isabel ordenó el reasentamiento de los tártaros de Románov no conversos en la ciudad de Kostromá, en el Volga. Sin embargo, la presencia tártara dejó en Románov un legado importante: una raza conocida como oveja Románov, cuyo vellón era especialmente apreciado para la fabricación de abrigos de piel de oveja.

Campanario e iglesia del Icono de la  Virgen de Kazán. Vista suroeste, desde la orilla derecha del río Volga. Verano de 1997.

A principios del siglo XVII, Románov, como tantas otras ciudades de la zona, fue asaltada y quemada durante la crisis dinástica conocida como el Periodo Tumultuoso. El establecimiento de la dinastía Romanov (sin conexión con la ciudad de Románov) trajo gradualmente la estabilidad a Rusia central.

Legado arquitectónico

Aunque se benefició de la reactivación económica, Románov fue sacudida por un cisma de la Iglesia ortodoxa que surgió en la década de 1650, en oposición a una serie de reformas litúrgicas. Uno de los más importantes líderes de los viejos creyentes (como se conocía la disidencia de la Iglesia) era un sacerdote Románov llamado Lazar, que murió en el exilio en 1682. Los antiguos creyentes mantuvieron una presencia importante en Románov, y quizás este desafío implícito estimuló a la Iglesia ortodoxa oficial a embarcarse durante el siglo siguiente en un programa de construcción en Románov y Borisoglebsk.

Campanario e iglesia del Icono de la Virgen de Kazán. Vista oeste desde Borisoglebsk. Verano de 1997.

La iglesia central de Románov (dedicada a la Elevación de la Cruz) había sido construida y reconstruida con madera en tiempos inmemoriales. Alrededor de 1650 la catedral (en esto se había convertido) fue reconstruida con ladrillo en el estilo tradicional del siglo XVI. Coronada con cinco grandes cúpulas, la estructura central estaba flanqueada al norte y al sur por capillas anexas dedicadas a la Presentación y al Icono de la Virgen de Smolensk. Un campanario con una tapa cónica (o “carpa”) estaba adosado a la esquina noroeste.

Campanario e iglesia del Icono de la Virgen de Kazán, vista noreste. Al fondo: Borisoglebsk (orilla derecha del Volga) con campanario de la catedral de la Resurrección. Verano de 1910.

La fotografía de Prokudin-Gorski sobre un campo abierto, desde el noreste atrapa claramente las diversas partes. Originalmente, sin embargo, la estructura estaba constreñida por su ubicación en la esquina noreste de la fortaleza de la ciudad.

Cerrada en 1930, la catedral y su pantalla de iconos, que habían sido robados, fueron devueltas a la Iglesia ortodoxa en 1992. Mis fotografías de 1997 muestran un buen estado de conservación en el exterior. En el interior, los frescos de finales del siglo XVII habían sobrevivido parcialmente al período soviético, pero ahora se encontraban en un estado de grave deterioro por causas ecológicas.

Campanario e iglesia del Icono de la Virgen de Kazán. Vista norte con el río Volga. Verano de 1997.

El punto de referencia más impresionante de Románov es una iglesia cercana con una doble dedicación al Icono de la Virgen de Kazán (el nivel inferior, utilizado para el culto invernal) y a la Transfiguración del Salvador (la parte superior, para los servicios de verano). Construida en 1758 en un arcaico estilo parroquial del siglo XVII, con una corona de cinco cúpulas, la colorida e idiosincrásica estructura ha sido amada por generaciones enteras de artistas.

Particularmente llamativa es la ubicación de un esbelto campanario octogonal independiente en la cresta este, sobre la iglesia. Pintado de color rojo brillante con ribetes blancos, este conjunto de formas geométricas simples cae en cascada por la escarpada orilla izquierda del Volga. Al igual que su contraparte de la catedral de la Resurrección (directamente al otro lado del río) los campanarios sirven como magníficas balizas señalizadoras sobre el Volga en su camino hacia la ciudad de Yaroslavl.

Campanario e iglesia del Icono de la Virgen de Kazán. Vista suroeste desde el río Volga. Verano de 2007.

Cerrada en 1931, durante el periodo soviético, la iglesia funcionó con una gran variedad de funciones, incluyendo la de estación de rescate fluvial, espacio vital e incluso, (al parecer) una cervecería. Fue devuelta a la parroquia en 1997.

Aunque el negativo original de vidrio no existe, la visión de Prokudin-Gorski captura las distintas partes de la iglesia en su relación con el río. Mis fotografías durante el período de una década incluyen vistas desde la cuenca de este,  así como desde el acantilado superior. No existe nada más como esta iglesia festiva, que parece subir hasta el cielo.

Campanario e iglesia del Arcángel Miguel. Vista del sudoeste justo río arriba de la iglesia de Kazán. Verano de 1997.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Pincha aquí para ver una serie de fantásticas fotos del Imperio ruso a todo color, tomadas por Prokudin-Gorski.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies