Monasterio Góritski: obra maestra barroca en Pereslavl-Zaleski

El pintoresco complejo tuvo un papel destacado en la historia de Rusia.

Pereslavl-Zaleski. Monasterio de la Dormición Góritski. Catedral de la Dormición, vista sureste, 1996.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski desarrolló un complejo proceso para realizar fotografías en color (lee el recuadro siguiente). Inspirado por el uso de este nuevo método para registrar la diversidad cultural del Imperio ruso, emprendió numerosos viajes entre los años 1903 y 1916.

Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue demostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en las ciudades históricas al noreste de Moscú que forman el corazón del Anillo de Oro. Entre ellas se destaca Pereslavl-Zaleski (40.000 habitantes), que Prokudin-Gorski visitó en 1911. Mi trabajo en Pereslavl-Zaleski fue llevado a cabo entre 1980 y 2012.

Monasterio de la Dormición Góritski. Iglesia de Todos los Santos, vista sureste, 1911.

Según el relato oficial, la ciudad fue fundada en 1152 por el príncipe Yuri Dolgoruki, que también es considerado el fundador de Moscú (1147). Colonos de la capital medieval de Kiev se trasladaron a la zona desde finales del siglo XII, y se cree que el nombre de la ciudad deriva de la ciudad de Pereyaslavl, cerca de Kiev. La adición de “Zaleski” (“más allá de los bosques”) indica que el nuevo asentamiento se encontraba ubicado en una fértil zona de campos y bosques de la Rusia central.

Una historia ilustre

Entre los varios monasterios que permanecen en esta antigua ciudad, el más pintoresco es el monasterio de la Dormición Góritski, situado en un risco con vistas al lago Pleshchéievo (“góritski” tiene que ver con una palabra que describe a una “pequeña colina”). Aunque relativamente pequeño, el lago jugó un papel importante en la historia rusa, dado que fue usado por el joven Pedro el Grande para hacer prácticas de navegación.

A la izquierda: iglesia de Todos los Santos, vista este, 1995. A la derecha: iglesia de Todos los Santos, fachada sur, 2012.

Aunque se sabe poco sobre los orígenes del monasterio, funcionaba ya a mediados del siglo XIV. Uno de los monjes más venerados de Rusia, San Dimitri Prilutski, fue tonsurado en el monasterio y ascendió rápidamente en la jerarquía. Conoció a Sergio de Rádonezh, reformador del monaquismo moscovita, durante la visita de este a Pereslavl en 1354.

San Sergio tuvo una influencia considerable como consejero espiritual del Gran Príncipe Dimitri Ivánovich de Moscú (1350-89). El monje Dimitri asumió un papel similar con los hijos del príncipe. Por consejo de Sergio, Dimitri abandonó Pereslavl para dirigirse a la región de Vólogda, donde en 1371 fundó el monasterio del Salvador, posteriormente conocido como Salvador-Prilutski en su honor.

Puerta este, detalle de la fachada este, 2012.

El momento más dramático en la historia del monasterio Góritski ocurrió en 1382, cuando la ciudad fue saqueada por Kan Toqtamish, en el marco de un devastador ataque tártaro contra Moscú. Aunque uno de los hijos de Dimitri fue tomado como rehén, su esposa, Eudoxia (Evdokia; 1353-1407), escapó durante una peregrinación al Monasterio Góritski.

En aquel momento, el monasterio Góritski consistía en estructuras de troncos y no podía ofrecer una fuerte resistencia. Afortunadamente, la princesa Eudoxia pudo bajar hasta la orilla del lago con algunos de su séquito. Según afirma la leyenda, mientras flotaban en una balsa hacia el centro del lago, una densa niebla se asentó en el mismo,  escondiéndoles de la vista de los invasores tártaros hasta que estos abandonaron el monasterio en ruinas.

Puerta este, vista este, 1911.

En recuerdo de este milagroso rescate, Eudoxia apoyó la reconstrucción del monasterio hacia 1392. Para entonces ella se había convertido en la gobernante de facto de Moscú, después de la muerte en 1389 del gran príncipe Dimitri, a la edad de 38 años. Eudoxia es venerada por su sabiduría y por ser una firme guía durante los primeros años del reinado de su hijo Basilio I de Moscú (1371-1425).

En el siglo XV, el monasterio Góritski se convirtió en un importante centro espiritual. Su abad más notable (higúmeno) a finales de siglo era Daniil, conocido por su caridad hacia los pobres y los sin techo. A principios del siglo XVI, Daniil fundó el cercano monasterio de la Trinidad, patrocinado por los zares Basilio III e Iván IV (el Terrible).

Puerta este, vista este, 2012.

A lo largo del siglo XVII, Góritski y otros monasterios locales fueron restaurados después de la destrucción generalizada a causa de la crisis dinástica conocida como el Periodo Tumultuoso. En el monasterio Góritski, las primeras estructuras de ladrillo que se conservan incluyen la iglesia de Todos los Santos, reconstruida a finales del siglo XVII en el lugar que albergaba una iglesia más pequeña del siglo XVI. Aparece a la izquierda, sobre el conjunto central, en la imagen tomada por Prokudin-Gorski.

A la derecha: catedral de la Dormición, vista sur. A la izquierda: iglesia de Todos los Santos, 1911.

Una parte distintiva del monasterio Góritski son sus murallas, reconstruidas en un estilo de imitación de fortaleza a finales del siglo XVII. Cerca de la esquina sureste de los muros hay dos estructuras de pórticos, decoradas con motivos y figuras de ladrillo moldeado. La Puerta Santa principal (al sur) sostiene la pequeña iglesia de San Nicolás, terminada a finales del siglo XVII.

La Puerta de Levante está coronada por un frontón que contiene una pintura de la Dormición de la Virgen, dogma al que está dedicado el monasterio. Visible en la fotografía de Prokudin-Gorski, la imagen fue borrada en el período soviético pero fue restaurada en época reciente, como muestra mi fotografía de 2012.

Elevación y expansión

Una reorganización eclesiástica durante el reinado de la emperatriz Isabel llevó a la creación de una rica diócesis de Pereslavl en 1744. El monasterio Góritski, gravemente dañado por un incendio en 1722, fue transformado en la residencia del arzobispo, un estatus elevado que le proporcionó recursos para la reconstrucción de sus iglesias.

Catedral de la Dormición. Interior con los tramos superiores de la pantalla de iconos,  2012.

La campaña de construcción fue guiada por Ambrosio Zertis-Kámenski, que sirvió como arzobispo de 1753 a 1761. Clérigo bien educado, tenía la intención de ampliar el monasterio Góritski usando un magnífico estilo barroco. El resultado más imponente es la Catedral de la Dormición de la Virgen, iniciada a principios de la década de 1750 y terminada en 1761 para reemplazar una iglesia construida en la década de 1520. En el exterior, su diseño muestra una mezcla simplificada de elementos barrocos y neoclásicos.

Catedral de la Dormición. Interior, detalle decorativo, 1911.

En el interior, sin embargo, la catedral muestra un espléndido estilo decorativo barroco tardío. La magnífica pantalla de iconos es de especial importancia, sin embargo, Prokudin-Gorski sólo fotografió un detalle de este espacio principal. Debido al mecanismo de su proceso de tres exposiciones, la cámara grande tuvo que permanecer en una superficie nivelada y no pudo ser inclinada para capturar la parte superior del interior de la iglesia. Sin embargo, pudo tomar una exquisita fotografía de la pantalla de iconos de la capilla sur.

Durante el reinado de Catalina la Grande, el caprichoso destino puso fin a los planes de expansión del monasterio Góritski. En 1788, la importancia de diócesis de Pereslavl cayó a causa de otra reorganización eclesiástica, y lo que quedaba del conjunto barroco le fue siendo despojado gradualmente a lo largo del siglo XIX.

A la derecha: catedral de la Dormición. Capilla Sur (Anunciación), vista hacia la pantalla de iconos, 1911. A la izquierda: catedral de la Dormición en 2012.

Paradójicamente, la imposición del poder soviético frenó el declive del antiguo monasterio Góritski en un momento en que la mayoría de los monasterios estaban siendo saqueados. En 1919, el lugar se puso a disposición para su uso como museo de historia local, lo que ayudó que conservarlo. En la década de 1960, el conservacionista Iván Púrishchev lanzó una campaña que logró restaurar gran parte del conjunto a pesar de sus limitados medios. Gracias a estos valientes esfuerzos, el Monasterio Góritski ha sobrevivido como uno de los monumentos arquitectónicos más atractivos de la zona.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas webs rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos compara las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te gustó este texto, pincha aquí para leer sobre el monasterio de San Nilo, una aparición flotante en el lago Seliguer.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies