Una aparición flotante en el lago Seliguer: el Monasterio de San Nilo

Nílova Pustin, Monasterio de San Nilo Stolobenski. Vista sureste desde el lago Seliguer. 23 de agosto de 2016.

Nílova Pustin, Monasterio de San Nilo Stolobenski. Vista sureste desde el lago Seliguer. 23 de agosto de 2016.

William Brumfield
El complejo muestra su mejor cara en los idílicos días de verano.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para conseguir fotografías detalladas y en vívidos colores (véase el cuadro de texto de abajo). Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue demostrada con especial claridad a través de sus imágenes de monumentos arquitectónicos en los sitios históricos del corazón de Rusia.

En 1908, Prokudin-Gorski organizó proyecciones de sus imágenes en color a varios grupos de personas de San Petersburgo, incluidos miembros de la corte imperial y de la Duma Estatal. Después de una reunión con el emperador Nicolás II en mayo de 1909, el proyecto de Prokudin-Gorski recibió el apoyo oficial del Ministerio de Transporte, que facilitó que realizase fotografías a lo largo de las vías férreas y fluviales de Rusia.

Nílova Pustin. De izq. a der.: Desembarque del Arzobispo, Cámaras del Arzobispo, Puerta Este de la Iglesia de San Nilo Stolobenski, Catedral de Epifanía y torre campanario, puerta oeste de la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, Iglesia de Todos los Santos, Refectorio. 1910.

Entre las fotografías más impresionantes de Prokudin-Gorski se encuentran las que tomó en el verano de 1910 en el Monasterio de San Nilo Stolobenski, en la región de Tver. Situado en una pequeña isla en el lago Seliguer, el monasterio posee un atractivo lírico especial en pleno verano, cuando las orillas de la isla Stolobni están pobladas de juncos y nenúfares. Mi trabajo fotográfico allí data de agosto de 2016, más de un siglo después de la visita de Prokudin-Gorski.          

Guiados por la oración

El espíritu que guiaba a Nílova Pustin (como se la llama a menudo en ruso) era el monje Nilo, nacido en la región de Nóvgorod a finales del siglo XV. Huérfano desde muy joven, entró en el monasterio de Kripetski, cerca de Pskov, y tomó el nombre de San Nilo del Sinaí, monje y teólogo bizantino del siglo V. En 1515, con la bendición de su abad, Nilo se adentró en el bosque profundo en busca de una forma más rigurosa de aislamiento monástico.          

Nílova Pustin, vista este desde el pueblo de Svétlitsa. Catedral de la Epifanía y campanario, Torre Svétlitsa. 23 de agosto de 2016.

A medida que se corrió la voz de la reputación de santo de Nilo, fue visitado por aquellos que buscaban su bendición y oraciones. Después de 13 años en el bosque, Nilo se dirigió en 1528 a una isla deshabitada situada en una de las muchas ensenadas del lago Seliguer. Después de una vida dedicada a la oración y la filantropía, falleció en diciembre de 1555. Venerado localmente después de su muerte, fue reconocido como santo ortodoxo ruso en 1756.          

Tras la muerte de San Nilo, un grupo de monjes se reunió en la isla bajo la dirección del fraile Herman, del cercano monasterio de San Nicolás-Rozhkovski. Herman y otros erigieron una iglesia de troncos dedicada a la Epifanía en 1591-94, y poco después el Patriarca Job dio su bendición a la comunidad de Nílova Pustin.  

Un complejo construido y reconstruido

Durante los siguientes 150 años, el monasterio soportó diversas tribulaciones, pero sobrevivió con el apoyo de la corte moscovita. La riqueza acumulada reflejada en su arquitectura se aprecia magníficamente en las fotografías de Prokudin-Gorski, tomadas principalmente desde el este.          

Nílova Pustin, vista noreste desde el pueblo de Svétlitsa. De izq. a der.: Desembarque del Arzobispo, Cámaras del Arzobispo, Puerta Este de la Iglesia de San Nilo, Catedral de Epifanía y torre campanario, Torre de Svétlitsa, Refectorio, Puerta Oeste de la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo. 1910.

La iglesia más antigua que se conserva en el monasterio fue construida en 1699-1700 junto a la enfermería del monasterio y dedicada a San Nilo. Re-consagrada en 1723 como Iglesia de Todos los Santos, fue modificada durante el siglo XIX, cuando sus cinco cúpulas tradicionales fueron reducidas a una. La iglesia fue gravemente dañada durante el período soviético, y ahora está bajo restauración.          

La mayoría de las iglesias existentes fueron reconstruidas a lo largo de varias décadas, comenzando a mediados del siglo XVIII. Entre las mejor conservadas está la Iglesia de San Nilo Stolobenski, una estructura barroca construida en 1751-1755 sobre la Puerta Este.          

Nílova Pustin, vista noreste desde el pueblo de Svétlitsa. De izq. a der.: Puerta Este de la Iglesia de San Nilo, Catedral de Epifanía y torre campanario, Torre Svétlitsa, Puerta oeste de la Iglesia de los Santos. Pedro y Pablo. 23 de agosto de 2016.

La plaza principal está dominada por la Catedral de la Epifanía y su campanario. Desde finales del siglo XVI existía una Iglesia de la Epifanía en la isla, pero a lo largo de los siglos, fue reconstruida a medida que el monasterio se expandía.

El monasterio recibió la visita del emperador Alejandro I en mayo de 1820, y al año siguiente comenzaron las obras de la actual catedral, una gran estructura neoclásica concebida por el gran Carlo Rossi, pero completada por otro importante arquitecto de San Petersburgo, Joseph-Jean Charlemagne (1782-1861). La catedral fue consagrada en 1833, pero requirió varios años más de trabajo en el interior.          

Nílova Pustin, vista desde el noreste del pueblo de Svétlitsa. Desembarque del Arzobispo, Cámaras del Arzobispo. 23 de agosto de 2016.

Durante la primera mitad del siglo XIX, se completaron otros componentes del conjunto, incluyendo el exquisito Desembarque Arzobispal de estilo dórico (1814), así como el imponente claustro sur y las Cámaras Episcopales, que fueron diseñadas en una mezcla de los estilos neoclásico y gótico. La impresión del San Petersburgo imperial fue añadido mediante p los enormes cimientos de granito y los diques entre los lados sur y este.            

Todas estas estructuras monumentales son visibles en las notables fotografías de Prokudin-Gorski. Especialmente informativa es la vista hacia el conjunto de la isla desde el pueblo de Svétlitsa, con una calzada de madera que conduce a los inmaculados terrenos del monasterio. Una visión más amplia fue tomada hacia el lado sureste, desde el pueblo de Peski.  

Nílova Pustin, vista sureste desde el cabo este de la isla Stolobni. De izq. a der.: Puerta Oeste de la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, Claustro Sur y Cámaras del Arzobispo, campanario y Catedral de Epifanía, Puerta Este de la Iglesia de San Nilo, Desembarque del Arzobispo. Verano de 1910.

En agosto de 2016, tomé vistas similares desde el agua en un pequeño barco proporcionado por el monasterio. Las largas exposiciones requeridas por el proceso de color de Prokudin-Gorski sólo podían ser tomadas sobre una base terrestre estable. (Mi cámara Nikon permitió una mayor flexibilidad.) Afortunadamente, fue capaz de encontrar puntos de vista adecuados en  las costas cercanas.           

Tanto Prokudin-Gorski como yo nos beneficiamos de las nubes que se ciernen sobre el lago Seliguer cada verano. Están casi inmóviles en el aire quieto. Esta quietud fue particularmente beneficiosa para Prokudin-Gorski, ya que eliminó la apariencia moteada y borrosa causada por las nubes de viento en algunas de sus largas exposiciones. 

Nílova Pustin. Vista sureste desde el lago Seliguer. Claustros Sur y Cámaras del Arzobispo, campanario y Catedral de Epifanía, Puerta Este de la Iglesia de San Nilo, Desembarque del Arzobispo. 23 de agosto de 2016.

Prisión y hospital militar durante la era soviética

Tras la Revolución Bolchevique, el conjunto monástico fue objeto de un vandalismo generalizado. Cerrado en 1928, fue utilizado a menudo como lugar de encarcelamiento. El área alrededor del monasterio estuvo cerca de las primeras líneas del frente durante la Segunda Guerra Mundial. Las batallas en el área comenzaron en el otoño de 1941 y duraron hasta enero de 1943. El monasterio fue utilizado como hospital militar durante la guerra. De 1945 a 1960, volvió a albergar a delincuentes juveniles, y durante una década fue utilizado como hogar para ancianos.          

Nílova Pustin. Vista sureste. De izq. a der.: Iglesia de Juan Bautista (inexistente), talleres, Iglesia de los Santos Pedro y Pablo , Claustros del Sur y del Arzobispado, campanario y Catedral de la Epifanía, Iglesia de San Nilo, Desembarque del Arzobispado, Refectorio, Torre de Svétlitsa. 1910.

En 1990, el territorio del monasterio fue devuelto a la Iglesia Ortodoxa, y al año siguiente, se celebró la primera liturgia en una sección de la Catedral de Epifanía. En 1995, las reliquias de San Nilo fueron devueltas a la Catedral de la Epifanía desde el Museo Ostáshkov.          

La restauración del conjunto arquitectónico ha requerido un esfuerzo prolongado, pero cada año trae consigo un progreso significativo. A lo largo de este proceso, las fotografías de Prokudin-Gorski han sido muy valoradas como un reflejo del monasterio en su apogeo antes de la guerra y la revolución.          

Vista sureste del campanario de la Catedral de Epifanía. En primer plano: Desembarque del Arzobispo, Puerta Este de la Iglesia de San Nilo, Cámaras del Arzobispo. A la der.: Piscifactoría, almacenes y cabo este de la isla Stolobni. Al fondo: Lago Seliguer, pueblo de Liápino. 24 de agosto de 2016.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio Ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te gustó este texto, te recomendamos pinchar aquí para leer sobre la Iglesia de San Juan Crisóstomo en Yaroslavl, una obra maestra de las artes dramáticas. 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies