11 pasmosas (y tenebrosas) historias sobre residencias de embajadores extranjeros en Moscú (Fotos)

La belleza exterior de estos edificios puede ser sorprendente, pero sus paredes ocultan muchas historias y secretos, algunas muy sórdidas.

1. Residencia del embajador británico

Esta casa cerca del Kremlin fue construida por un magnate del azúcar en la década de 1890 y su interior gótico fue algo muy raro para la Rusia de aquel momento. Se afirma que, después de visitar Moscú en 1994, Isabel II dijo que “era la residencia diplomática británica más bella del mundo”.

2. Residencia del embajador de Francia

La actual residencia del embajador francés en Moscú se conoce como la casa Igúmnov, en honor al comerciante que encargó que se construyera a finales del siglo XIX.

Circulan varias leyendas sombrías alrededor del edificio de estilo neorruso. Según una, el comerciante lo construyó para su amante, bailarina llamada Varvara. Pero cuando se enteró de su infidelidad, emparedó su cuerpo en las paredes de la residencia.

La casa Igúmnov está protegida por el Estado, como todos los edificios de esta lista.

3. Embajada de Nueva Zelanda

Este edificio modernista fue construido a principios del siglo XX y perteneció originalmente a otro comerciante moscovita, Iván Mindovski. Después de la Revolución de 1917 se entregó a la misión diplomática sueca, antes de que Nueva Zelanda lo adoptara como su residencia.

4. Residencia del embajador alemán

Al otro lado de la calle, se encuentra la antigua casa de otro comerciante moscovita, Yákov Schlosberg. Este edificio fue diseñado en estilo renacentista. El régimen soviético lo ofreció primero al Reino Unido y luego a Alemania. 

5. Embajada griega

El arquitecto Piotr Boitsov quería que el edificio se alquilara en lugar de que se convirtiese en una residencia permanente. El escritor Antón Chejov vivió una vez aquí: ahora los empleados de la misión diplomática griega pueden, al menos en parte, imaginar cómo era la vida de Chéjov.

6. Oficina del agregado militar egipcio (década de 1960 - 2017)

Este edificio tipo castillo fue diseñado por un pionero del estilo art nouveau, arquitecto moscovita Lev Kékushev. Al parecer, Mijaíl Bulgákov imaginó que este lugar fue el hogar de Margarita en su novela más famosa.

7. Embajada de Australia

Esta es otra construcción art nouveau. A principios del siglo XX era uno de los edificios más vanguardistas de la capital: tenía sistema de calefacción, agua corriente, electricidad y una cosa muy rara para la época – un teléfono.

8. Embajada italiana

Antes de acoger a los diplomáticos italianos, la casa fue la sede de la Tercera Internacional, la organización que fue creada para encender la revolución mundial. Anteriormente, la embajada del Imperio alemán ocupó el edificio. Un embajador germano, por cierto, fue asesinado en este lugar el 6 de julio de 1918. Sucedió cuando los socialistas-revolucionarios dieron un golpe fallido contra sus socios de coalición, los bolcheviques, en represalia por el acuerdo de paz que Lenin alcanzó con Alemania.

9. Residencia del embajador de Corea del Sur

Antes de la Revolución de 1917, el lugar pertenecía al conocido doctor Agapit Beliáev, entre cuyos pacientes se encontraba el cantante Fiódor Chaliapin. En la Rusia soviética, primero acogió al embajador de Perú y luego a los principales diplomáticos de Corea del Sur.

10. Residencia del embajador uruguayo

La casa fue construida por el arquitecto Fiódor Schechtel para su familia a finales del siglo XIX. Schechtel bromeaba que era “una choza de arquitectura confusa que los cocheros suelen confundir con una iglesia protestante o una sinagoga”.

11. Residencia del embajador de EE UU

El edificio, construido en estilo neoclásico a principios del siglo XX, fue entregado a la misión diplomática de Estados Unidos en 1933, cuando ambos países establecieron relaciones diplomáticas. Desde el principio, sus residentes llevaron una vida cultural muy activa, invitando a celebridades soviética como el escritor Mijaíl Bulgákov y al compositor Serguéi Prokófiev a tomar unas copas. Este último dirigió una orquesta en Spaso House (la casa Spaso), nombre que se le dio al hogar del embajador de Estados Unidos por su ubicación en la plaza de Spasopeskóvskaia.

Pincha aquí para conocer seis misterios existentes sobre la residencia del embajador de EE UU en Moscú.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies