5 excursiones a fincas cercanas a Moscú para sentirte como un aristócrata

TASS
Por aquí paseaban personajes históricos como Lev Tolstói o Piotr Chaikovski. Descubre estos bellos lugares que alguna vez pertenecieron a los más destacados escritores, compositores y artistas rusos.

Las mansiones de personajes conocidos que quedaron sin sus interiores originales, y han sido reconstruidas, se están convirtiendo también en atracciones turísticas. El bloguero y fotógrafo Vadim Razúmov, que está detrás de la empresa turística Country Estate Express, ofrece su selección de las excursiones más interesantes.

1. Zajárovo y Bolshíe Viázemi (Región de Moscú)

Fue aquí donde el poeta más importante de Rusia, Alexánder Pushkin, escribió sus primeros poemas. De niño visitaba Zajárovo, la finca de su abuela María Gannibal. La gran mansión de madera está ahora dedicada a la infancia del poeta.

Zajárovo.

Al lado de Zajárovo se encuentra Bolshíe Viázemi, la finca de la familia Golitsin. En el lujoso palacio del siglo XVIII se pueden admirar antiguos interiores aristocráticos. Según la leyenda, durante la guerra de 1812, el comandante ruso Kutúzov y Napoleón pasaron la noche aquí, con tan solo algunos días de diferencia.

Bolshíe Viázemi.

Las sinuosas orillas del río Viázemka fueron el prototipo de Lukomorie (tierra ficticia en el folclore ruso), que aparece en el prefacio del poema de Pushkin Ruslán y Liudmila.

2. Yásnaia Poliana - Nikólskoie-Viázemskoie (Región de Tula)

Los interesados en Lev Tolstói tienen que visitar la finca del autor en Yásnaia Poliana, donde pasó la mayor parte de su vida y escribió sus novelas más importantes. En esta casa solariega tendrás la sensación de que Tolstói se acaba de ir y es que incluso su chaqueta de punto sigue colgada de una silla.

Finca de Tolstói en Yásnaia Poliana.

Es un placer especial pasear por los amplios terrenos de la finca, donde el escritor solía dar largos paseos. Inicialmente pertenecía al abuelo de Tolstói, el originario príncipe Volkonski, cuyos rasgos heredó el viejo príncipe Bolkonski, padre del príncipe Andréi en la novela Guerra y paz.

Nikólskoie-Viázemskoie.

No muy lejos de Yásnaia Poliana se encuentra Nikólskoie-Viázemskoie, una finca menos conocida pero no menos pintoresca. Según los expertos en la vida de Tolstói, sirvió de prototipo para la finca familiar de los Rostov en Guerra y paz.

3. Muránovo - Abrámtsevo (Región de Moscú)

Muránovo.

No lejos de Sérguiev Posad, donde se encuentra el bello monasterio de la Trinidad y San Sergio, hay dos pequeñas pero pintorescas fincas. Muránovo perteneció inicialmente a Evgueni Baratinski, poeta y amigo de Pushkin. Más tarde fue propiedad de los descendientes de Fiódor Tiútchev, famoso poeta del siglo XIX. Él mismo nunca llegó a vivir aquí, pero en la década de 1920 se fundó su museo conmemorativo. La finca de Muránovo es un raro ejemplo de una casa familiar aristocrática que no fue destruida ni siquiera durante la Revolución de 1917.

Abrámtsevo.

La finca de Abrámtsevo perteneció inicialmente al millonario y filántropo Savva Mámontov, que reunió en este lugar un círculo “artístico”. Entre sus invitados se encontraban los pintores rusos más destacados de la época: Repin, Vasnetsov, Polénov, Vrúbel, Levitán y Korovin, muchas de cuyas obras se exponen en este mismo lugar. Valentín Serov, por ejemplo, pintó aquí a su famosaNiña con melocotones y fue la hija de Mámontov, Vera, quien posó para él.

4. Shájmatovo - Boblovo - Klin (Región de Moscú)

Shájmatovo.

Shájmatovo es el hogar familiar de Alexánder Blok, uno de los poetas más importantes de la Edad de Plata de la literatura rusa. Fue aquí donde escribió sus primeros poemas y conoció a su primer amor, Liubov Mendeléieva, nieta de Dmitri Mendeléiev, el renombrado creador de la tabla periódica. La finca del químico se llama Boblovo y está cerca. Blok a menudo se alojaba como huésped en la casa de su futura esposa.

Después de la Revolución de 1917, Shájmatovo se quemó y la mansión actual es una réplica recreada escrupulosamente. Muy cerca, en la ciudad de Klin, en la región de Moscú, se encuentra la finca del compositor Piotr Chaikovski. Aquí vivió durante los últimos 18 meses de su vida y los interiores de las habitaciones han sido totalmente preservados.

5. Konstantínovo - Riazán

El poeta Serguéi Yesenin dedicó gran cantidad de poemas a la campiña rusa, y mostró en sus versos admiración por los abedules y los campos de oro. Venía de una familia de campesinos, pero desde su casa en Konstantínovo hay una vista tan increíble de las orillas del río Oká que es simplemente imposible no convertirse en poeta cuando se admira esta belleza natural todos los días. En el camino se puede hacer una parada para una degustar miel en el Museo de la Apicultura.

La región de Riazán no solo dio a Rusia al Yesenin, sino también el fisiólogo Pávlov. En el centro de la ciudad de Riazán hay un museo dedicado al científico así como la casa donde pasó su infancia. Aquí descubrirá todo lo que hay que saber sobre el famoso perro de Pávlov. El padre era un clérigo y desde muy temprana edad enseñó a sus hijos a trabajar y, para animarlos, les dio libros. Apoyó mucho a su hijo en su labor científica.

Country Estate Express organiza excursiones en cualquier idioma. Todas las excursiones son interactivas y van acompañadas de degustaciones, conciertos y otros eventos que ayudan a experimentar el ambiente del pasado.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies