¿Te imaginas a DiCaprio interpretando a Lenin o a Putin?

Ekaterina Chesnokova/Sputnik
Leonardo DiCaprio no ha pasado mucho tiempo en Rusia a pesar de que tiene raíces en este país, y sin embargo, la Madre Patria no deja de sorprender a la estrella de Hollywood. Aquí hay tres razones de ello.

1. “El cerebro de Lenin”

Cuando DiCaprio confesó que le gustaría interpretar al fundador del estado soviético, Vladímir Lenin, probablemente le sorprendió con qué velocidad le ofrecieron esta oportunidad en un estudio de cine ruso. Fue cuestión de pocos días.

En una entrevista a un periódico alemán hace dos años, el actor estadounidense dijo que “debería haber más películas sobre la historia de Rusia porque tiene muchas historias dignas de Shakespeare”. Dijo también que el papel de Lenin es “un papel interesante”.

Casi enseguida, los estudios de cine estatales Lenfilm Studios de San Petersburgo le ofrecieron interpretar al joven Lenin, sacando provecho de su supuesto parecido físico.

Sin embargo, esta oferta enfureció a los comunistas locales, que organizaron una protesta, señalando que DiCaprio “ha interpretado maníacos y sinvergüenzas”. Los comunistas enfurecidos rompieron la foto de DiCaprio, amenazando también con boicotear el estudio.

Según los comunistas, para interpretar a Lenin, DiCaprio debe cumplir una larga lista de condiciones. Por ejemplo, tiene que ver películas soviéticas clásicas sobre Lenin, visitar lugares en Rusia donde Lenin pasó un tiempo, denunciar el imperialismo, cambiar el nombre de su isla caribeña a Uliánovsk [Uliánov era el verdadero apellido de Lenin], y mucho más.

Finalmente, el actor debe presentar un documento notarial en el que prometería que nunca volvería a interpretar a los “malos” después de hacer el papel de Lenin. Evidentemente, la vida de DiCaprio nunca sería la misma si aceptase estas condiciones. Esta no fue la primera vez que se habló de que podría llegar interpretar el papel del líder del proletariado. Hace diez años, medios rusos informaron que DiCaprio podría ser invitado a participar en un extraño proyecto llamado “El cerebro de Lenin”, que se centraba en la idea de científicos rusos de crear un clon de Lenin que luego llega a EE UU y desencadena una revolución socialista. Afortunadamente, el proyecto nunca se realizó.

El actor también expresó el deseo de hacerse pasar por Iósif Stalin. Es difícil imaginar qué tipo de condiciones le plantearían en este caso los comunistas, sabiendo lo mucho que aprecian la imagen de ese líder soviético.

2. Putin y la calma de los pasajeros rusos

En la misma entrevista a un periódico alemán, DiCaprio dijo que también le gustaría interpretar a Vladímir Putin, porque es “muy, muy, muy interesante”. Los dos hombres se conocieron en 2010 en San Petersburgo en un foro dedicado a la protección de tigres.

Putin llamó al actor “un verdadero hombre” y alabó su determinación de asistir al evento a pesar de todas las dificultades. El hecho es que el avión en el que viajó DiCaprio perdió uno de sus motores después de despegar en EE UU y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia. El actor contó esta historia más tarde en un programa de televisión, burlándose del acento de los pasajeros rusos. Según DiCaprio, fueron geniales y no perdieron los nervios por lo que estaba sucediendo.

Pero tal y como lo contó Putin en 2010, los problemas de DiCaprio no acabaron cuando subió a bordo de otro avión, esta vez un jet privado. Este se quedó sin combustible antes de tiempo y los pilotos tuvieron que hacer una parada de emergencia en Finlandia.

“En Helsinki el avión se abasteció de combustible y el señor DiCaprio no llegó, sino que irrumpió en San Petersburgo como a través de un frente de guerra. Como dicen en nuestro país, un hombre de verdad”, dijo Putin. Fue durante esta reunión cuando DiCaprio confesó que era “medio ruso”, refiriéndose a sus bisabuelos. Su bisabuela materna era de la ciudad de Perm (a 1.500 km de Moscú, en los Urales). DiCaprio dijo que era “la encarnación de la fuerza interior y la integridad”, insinuando de dónde proviene su carácter del “hombre de verdad”.

Perm

3. Las temperaturas extremas de Yakutia

Los vínculos de DiCaprio con Rusia no se limitan a Moscú, San Petersburgo o incluso Perm. Van mucho más al este, a la república siberiana de Yakutia. Recientemente, su fundación ambiental descubrió las condiciones climáticas inusuales allí. En febrero, la temperatura en la aldea Oimiakón, el lugar habitado más frío de la Tierra, alcanzó –62ºC. La fundación lo atribuyó al cambio climático.

Oimiakón

En respuesta, un grupo de niños locales se echó el agua fría encima. “¡Hola, Leo! Gracias por pensar en nosotros. No te preocupes, todos estamos bien”, dijo uno de ellos.

Anteriormente, sus fans de Yakutia donaron sus joyas para crear un Oscar propio para el actor estadounidense. El ‘Oscar’ de Yakutia se parecía a su homólogo estadounidense, pero tenía rasgos asiáticos característicos de la gente de esta región. DiCaprio luego publicó una foto de la estatuilla en su cuenta de Instagram y agradeció calurosamente a sus admiradores del lugar más frío de la Tierra.

Estos errores de Hollywood demuestran que necesitan asesores sobre Rusia. ¿Cómo pudieron hacer esto? Haz click aquí para divertirte un rato.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más