La escritura cirílica conquista el mundo gracias al calígrafo ruso Pokras Lampas

Pokras Lampas.

Pokras Lampas.

Antón Bistrov/L'Oreal
Galerías, casas de moda y fabricantes quieren ver contar con escritura rusa en sus paredes y productos.

En cuestión de pocos años, un artista de 27 años de la ciudad moscovita de Koroliov, Arseni Pizhénkov, más conocido bajo el seudónimo de Pokras Lampas, se ha convertido en una verdadera estrella de la caligrafía moderna. Tiene docenas de exposiciones individuales y colectivas en galerías occidentales, así como colaboraciones con las principales casas de moda del mundo, conferencias, clases magistrales y performances.

Arseni es un artista autodidacta: no tiene formación académica, después de la escuela ingresó en una escuela de economía, pero pronto la abandonó y continuó su formación en un departamento de publicidad de la universidad. Sin embargo, cuando estaba en su último año allí, Arseni abandonó sus estudios, se trasladó a San Petersburgo y decidió concentrarse completamente en su trabajo: para entonces, Pokras Lampas ya tenía sus primeros proyectos expositivos y pedidos privados en Rusia y en el extranjero.

Arseni comenzó a hacer caligrafía en sus últimos años de escuela, cuando se interesó por el arte callejero. Fue entonces cuando el joven artista tuvo la idea de combinar graffiti y letras góticas en una sola imagen. Desarrolló sus ideas sobre la caligrafía estudiando las obras de sus colegas de mayor edad: Andrei Ante, Niels Shoe Meulman, y Luca Barcellona.

“Desgraciadamente, todos nuestros institutos tradicionales funcionan bajo un viejo modelo según el cual la práctica y el trabajo con materiales se ven saturados por una enorme cantidad de información superflua. Si quieres tener éxito, necesitas encontrar tu propio camino, tratar de idear algo que te haga diferente a los demás, y trabajar cada día para perfeccionar tu  capacidad”, cuenta Pokras Lampas a Russia Beyond.

La mayoría de las obras del artista presentan escritura cirílica: asegura que el interés por ella es enorme ahora, por eso es particularmente importante presentarla al mundo de una manera nueva. “La omnipresente fascinación por la escritura cirílica -desde Denis Simachev hasta Gosha Rubchinski- se debe a que es una fuente extraña y más angular. Estamos presenciando claramente un renacimiento de los años 90, de la cultura rave, por lo que las fuentes deben ser deliberadamente desiguales, irregulares y bastante extrañas. Para el ojo europeo, esto es lo que parece la escritura cirílica. Dicho esto, los escritos cirílicos y latinos tienen muchos grafemas comunes, así que no diría que son completamente opuestos”.

Fashion show de Dries van Noten de primavera-verano 2017.

Pokras Lampas llama a su propia marca de arte caligrafuturismo. "La idea principal es encontrar una conexión entre diferentes culturas a través de sus escritos y mostrar así cómo será la caligrafía en el futuro", explica.

La cartera actual de Pokras Lampas incluye proyectos culturales a gran escala y una serie de exposiciones. Estas últimas constan de cinco a veinte lienzos de hasta dos metros de altura. El calígrafo explica: “Trabajo con una gran red de galerías, Opera Gallery, lo que me da la oportunidad de participar en exposiciones colectivas e individuales alrededor del mundo. Por ejemplo, en la feria de arte Art Central de Dubai en 2016, presenté mi primer ‘coche-arte’, un Lamborghini negro pintado con letras de oro, y una actuación en colaboración con Ralph Lauren”.

Esta no es la única experiencia de Lampas trabajando con casas de moda. Por ejemplo, para la colección de ropa masculina Dries van Noten de primavera-verano 2017, el artista diseñó una serie especial de estampas y, para la presentación de una colección de perfumes de Yves Saint Laurent, como embajador de la marca, realizó una representación teatral: pintó una letra Y de cinco metros de altura usando su fuente de marca registrada. Finalmente, el año pasado, el artista creó la caligrafía más grande del mundo para la casa de moda Fendi: cubrió un área de 1.200 metros cuadrados en la azotea de la sede de la empresa, situada en el Palacio de la Civilización Italiana de Roma.

Este año, Pokras Lampas planea centrarse en el trabajo en Rusia. “He pensado en muchos proyectos a gran escala para Moscú y San Petersburgo, y no sólo en galerías. Por ejemplo, una de las obras podrá verse en el túnel que une la estación ferroviaria de Kurski y el centro comercial Atrium en Moscú. Considero que este proyecto es uno de los más interesantes porque está inspirado en el arte de vanguardia soviético, habrá muchos guiños a los artistas de vanguardia rusos Kandinski, Malévich y Ródchenko”.

Túnel entre la estación ferroviaria de Kurski y el centro comercial Atrium en Moscú.

Si te gustó este texto, no te pierdas Las vanguardias inspiran a las marcas más famosas.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies