Vován y Lexus, ¿quiénes son los cómicos que le gastaron una broma a Cospedal?

Vladímir 'Vován' Kuznetsov (a la izquierda) y Alexéi 'Lexus' Stoliarov durante una rueda de prensa.

Vladímir 'Vován' Kuznetsov (a la izquierda) y Alexéi 'Lexus' Stoliarov durante una rueda de prensa.

Alexander Shcherbak / TASS
Las travesuras telefónicas de los cómicos Vován y Lexus son bien conocidas en Rusia. Recientemente han gastado una broma a la ministra de Defensa de España, María Dolores de Cospedal. Se hicieron pasar por el ministro de Interior letón y hablaron sobre Cataluña y la supuesta "injerencia rusa". Russia Beyond entrevistó a estos dos gamberros el año pasado después que llamaran a Elton John y a Erdogan. Republicamos el artículo que sacamos entonces.

Si suena el teléfono y al descolgar oyes: “Buenos días, soy Vladímir Putin”, no te alegres (o te asustes) demasiado pronto. Puede que hayas sido víctima de una travesura de Vován y Lexus, dos bromistas telefónicos rusos.

La lista de bromas de este dúo es sorprendente. Haciéndose pasar por Putin y su secretario de prensa, llamaron a Elton John para hablar sobre los derechos de la comunidad LGBT en Rusia. Presentándose como el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y el primer ministro Arseni Yatseniuk, lograron hablar con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

En nombre de Poroshenko escribieron una carta a la militar ucraniana Nadiezhda Sávchenko, encarcelada en Rusia, en la que le pedían que detuviera su huelga de hambre y esta accedió.

En qué consiste el periodismo bromista

Vován (Vladímir Kuznetsov) y Lexus (Alexéi Stoliarov) llaman a sus travesuras “periodismo bromista”, y aclaran que se trata de un tipo especial de bromas: en lugar de meterse con sus interlocutores, logran conseguir información única. Por ejemplo, en una conversación con los líderes de los tártaros de Crimea que organizaban el bloqueo de la península, haciéndose pasar por políticos ucranianos, lograron averiguar la identidad del hombre que destruyó en noviembre de 2015 los cables de suministro eléctrico entre Ucrania y Crimea. El dúo envió toda la información obtenida en su curiosa investigación a la fiscalía de Crimea.

“Nuestro trabajo tiene algo de periodismo y algo de espionaje. Y por supuesto, mucho humor”, comenta Vován a Russia Beyond.

“Patriotas, pero no agentes”

Las travesuras políticas de Vován y Lexus siempre son favorables al Kremlin: las víctimas de sus bromas suelen ser personas en conflicto con Rusia. No obstante, Kuznetsov y Stoliarov subrayan que se consideran patriotas y apoyan la política de Putin, pero que no trabajan para el Estado. Ellos mismos encuentran los números de contacto de los famosos, en ocasiones con la ayuda de “amigos”.

Cómo encuentran los teléfonos de los famosos

Se niegan a desvelar todos los detalles sobre cómo logran contactar con jefes de Estado, pero en general el sistema es el siguiente: suelen llegar a los puestos más altos a través de una larga cadena de personas comenzando por el escalón más bajo: “Hay personas dispuestas a ayudar”, comenta Kuznetsov.

En otras ocasiones los bromistas se hacen pasar por otras personas. “Por ejemplo, el teléfono de John McCain lo conseguimos gracias a Saakashvili (antiguo presidente de Georgia y actual gobernador de Odesa, Russia Beyond) — comenta Lexus.

El código de honor del bromista

Según los bromistas, su actividad no está tan politizada. “No solo buscamos a los enemigos de Rusia para señalarlos con el dedo — explica Kuznetsov —. Lo principal para nosotros es conseguir la noticia”. Por esta razón, explican,  llamaron a Elton John el año pasado haciéndose pasar por el presidente de Rusia y su secretario de prensa: “Él había dicho que quería hablar con Putin sobre la comunidad LGBT y a nosotros nos pareció una buena idea”.

Stoliarov comenta que hay una línea que Kuznetsov y él nunca cruzarán: “Nunca tomaríamos el pelo a personas mayores o a enfermos. Nunca molestamos ni provocamos a quienes nos caen bien personalmente. Y nunca aceptamos encargos comerciales”.

¿Quién será el siguiente?

Vován y Lexus reconocen que les encantaría hablar con Barack Obama o con Angela Merkel. “Los líderes de los gobiernos europeos o de EE UU son personalidades muy importantes. Por supuesto, es muy complicado, y tampoco digo que estemos buscando sus teléfonos ahora mismo. Pero nos gustaría hablar con ellos”, declara Vován a Russia Beyond.

"Vladímir Putin" llama a Elton John

Según la legislación rusa, las acciones de los bromistas que se hacen pasar por otras personas por teléfono no se consideran delito si no ofenden ni amenazan a sus interlocutores. Nadie ha presentado ninguna demanda contra Vován y Lexus. Ucrania se ha mostrado menos amigable con los dos bromistas: según Lexus, él y su compañero se han enfrentado a algunas demandas en Ucrania.

 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies