¿Panqueque o pizza? Los tabani rusos se parecen a ambos platos (Receta)

Yulia Mulino

El plato de Udmurtia, el tabani, resulta sorprendentemente familiar para cualquiera que le gusten las tortitas, pero no te dejes engañar: son realmente excepcionales. Veamos qué tiene de especial este plato que suena tan exótico.

El tabani es una especie de panqueque grueso a base de masa madre. Puede hacerse con harina de trigo, de alforfón o incluso de guisantes. Suele ser un plato de desayuno para ocasiones especiales. Los tabani se utilizan a menudo como una delicia tradicional de bienvenida con la que las anfitrionas hospitalarias reciben a los invitados. Durante los festivales o en los mercados públicos, estas tortitas se presentan como comida callejera local.

La forma tradicional de hacer los tabani es en un horno de leña. ¡Al igual que la pizza, se puede argumentar! Sin embargo, a diferencia de la pizza, los tabani se hornean en una sartén de hierro fundido, y se hinchan y adoptan la forma de una bola. Cuando se sacan del horno, se vuelven a aplanar, se cubren con una generosa cantidad de mantequilla y se sirven enseguida.

Hoy en día, los tabani se hacen en casa como las tortitas normales. Lo especial de los tabani es que se hacen con una masa de levadura de larga duración. Por eso tienen un sabor ligeramente agrio y se vuelven blandos y elásticos. Es muy recomendable preparar la masa por la noche y hornear los tabani para el desayuno.

La mejor salsa para los tabani es el ziret, que es una salsa de harina a base de leche y huevos. Hay muchas recetas de este aderezo, dulces y saladas. Yo elegí la que se basa sólo en la leche y le añadí nuez moscada (como en la bechamel).

Leyendo sobre los tabani, me di cuenta de que suelen cocinarse con varios aderezos. Uno de los más comunes son las cebollas verdes, los champiñones y la carne, así como aderezos dulces como las manzanas. Elegí dos combinaciones: rebozuelo con chalotas y calabaza con tocino ahumado. Ambas combinan perfectamente con el tabani.

Lo bueno de los tabani es que se cortan en cuartos y se comen con las manos mojándolos en la salsa ziret.

Mientras que este plato de Udmurtia se acerca a las tortitas con su estructura suave y elástica que se deshace en la boca, la cobertura y la forma de comer el tabani recuerdan a la pizza. En general, ¡el tabani con ziret es algo extraordinario e inolvidable!

Ingredientes:

  • Tabani (8-9 unidades)
  • Agua/leche - 460 ml
  • Harina - 230 g
  • Levadura (seca) - 1 cucharadita
  • Azúcar - 2 cucharadas
  • Sal - 1 cucharadita
  • Mantequilla para engrasar - 50 g

Salsa Ziret:

  • Leche - 300 ml
  • Harina - 2 cucharadas
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de azúcar
  • Mantequilla - 50 g
  • Nuez moscada (opcional)
  • Cobertura de setas
  • Rebozuelos - 200 g
  • Chalotas - 2 unidades
  • Mantequilla - 15 g
  • Sal
  • Pimienta
  • Hoja de laurel
  • Cobertura de calabaza:
  • Un cuarto de calabaza pequeña
  • Tocino ahumado - 50 g
  • Sal
  • Aceite para freír

Preparación:

Combinar el agua o la leche con el azúcar y la levadura en un recipiente hondo y mezclar poco a poco la mitad de la cantidad de harina. Tapar el bol y mantenerlo durante 8 horas en un lugar cálido. Es mejor hacerlo a última hora de la tarde si se quiere desayunar tabani.

Prepara el ziret así como los aderezos el día anterior. Mezcla un par de cucharadas de leche con la harina en una taza pequeña utilizando un batidor. Asegúrate de que la mezcla es suave y no tiene grumos.

Vierte la mezcla de harina en el resto de la leche; añade el azúcar, la sal y empieza a calentar. Remueve la leche constantemente para que la salsa no se pegue al fondo.

Cuando la salsa espese (tarda unos 5 minutos), apaga el fuego y añade la mantequilla a la salsa. Yo he añadido nuez moscada para darle más sabor.

Poner la salsa en un vaso de cerámica; cubrir con film de plástico (asegurarse de que la salsa ya no está caliente) y dejar enfriar. Guarda el ziret en la nevera hasta que lo necesites.

Para la cobertura de setas, freír las chalotas en una mezcla de mantequilla y aceite hasta que esté blanda y transparente. Lavar bien los rebozuelos, secarlos y añadirlos a la cebolla ablandada. Añadir el condimento y freír las setas durante unos 10 minutos hasta que estén blandas. La primera cobertura está lista. Enfriar y guardar en la nevera hasta que se necesite.

Para hacer la cobertura de calabaza, derretir ligeramente trozos de tocino en una sartén. Cortar la calabaza en rodajas de 4 mm y añadirla al bacon. Sazona el topping y dejar que se fría durante unos 5 minutos. No dejes que la calabaza se ablande demasiado.

Después de 8 horas, añadir el resto de la harina y la sal a la masa burbujeante, mezclar, tapar y dejar reposar otros 40 minutos.

Calentar muy bien una sartén, engrasar con aceite y verter la masa en la sartén.

Esperar a que se vean las primeras burbujas y añadir la cobertura, que debe pegarse a la parte superior del tabani.

Cuando la parte superior esté seca, dar la vuelta a la tortita con cuidado y freír la otra parte. Engrasar el tabani con mantequilla mientras esté caliente.

Cortar el tabani en cuartos y servirlo con ziret. Repetir la operación con la otra cobertura.

¡A disfrutar!

LEE MÁS: Sírniki, receta de panqueques de queso que te alegrarán el desayuno

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies