Secretos de la cocina soviética: receta de trufas de chocolate caseras

Victoria Drey
¿Has utilizado alguna vez yemas cocidas para hacer masa quebrada? Estas galletas son la mejor oportunidad para probarlo y disfrutar.

Las trufas de chocolate son uno de los dulces más populares de todos los tiempo. La URSS no fue una excepción. La versión soviética de estas falsas trufas tenía una característica forma de cono, un rico y sólido relleno de chocolate y estaba generosamente recubierto de fino cacao en polvo. Mi abuela recuerda que las trufas eran, sin duda, los dulces más deliciosos en la época soviética. Tampoco eran baratas y, por tanto, no mucha gente podía permitírselas.

Por eso era habitual que las amas de casa soviéticas experimentaran con recetas de trufas. Durante los años en que escaseaban muchos alimentos e ingredientes se hacían dulces parecidos a las trufas utilizando cacao en polvo, leche en polvo e incluso leche de fórmula para bebés. Las trufas de chocolate también inspiraron a la gente a hacer las llamadas “galletas de trufa”.

Esta receta es interesante por la inusual masa quebrada. Uno de los ingredientes principales es -sorpresa- las yemas hervidas. En mi experiencia culinaria, es la primera vez que me encuentro con una receta tan singular. Muchos expertos coinciden en que la masa basada en yemas hervidas ralladas tiene la textura más tierna después de la cocción.

Ingredientes para el hojaldre:

  • 3 yemas cocidas
  • 200 g de harina
  • 120 g de mantequilla
  • 70 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar o extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Una pizca de sal

Ingredientes para la decoración:

  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Elaboración:

1. Rallar las yemas de huevo cocidas en un bol. Añadir el azúcar, el extracto de vainilla, una pizca de sal y mezclar.

2. A continuación, verter la mantequilla derretida enfriada y remover hasta obtener una consistencia suave.

3. Tamizar la harina con la levadura en polvo y, por último, añadir a la mezcla; siempre hay que tener en cuenta que puede ser necesario añadir más, dependiendo de la calidad de la harina.

4. Comenzando con una espátula y continuando con las manos, amasar la masa. No debe quedar pegajosa sino que debe tener la consistencia de una base de galletas de masa quebrada.

5. Dividir la masa en muchos trozos pequeños; redondear cada uno en una bola.

6. A continuación, dar forma a las bolas en forma de cono “trufa” con la parte superior puntiaguda. Poner las futuras galletas en un plato y dejar en el frigorífico durante unos 20 minutos; la congelación evita que las galletas pierdan su forma de cono mientras se hornean.

7. A continuación, extender los conos en una bandeja cubierta con una hoja de papel de horno y hornar a 200°C durante 15-20 minutos.

8. Mientras tanto, preparar una capa de “trufa” para las galletas. Hay que mezclar en un bol cacao en polvo con azúcar glas, y añadir más cacao si es necesario.

9. Cuando las galletas estén listas, sacarlas del horno y sumerjirlas inmediatamente en la cobertura mientras están calientes. Hay que repetir este paso después de enfriar si se quiere una cobertura de cacao más densa.

10. Dejar que las galletas se enfríen por completo y disfrutar de la “trufa” de masa quebrada al estilo soviético.

¡Priyátnogo appetita!

LEE MÁS: El sabor de la infancia soviética: los añorados dulces de la URSS

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies