La cocina rusa “más mediterránea”: 7 especialidades del mar Negro

Legion Media
La cocina de esta zona tiene también toques caucásicos y tártaros. Es un festín de sabores.

Son muchos los pueblos que han vivido en la costa rusa del Mar Negro: griegos, armenios y adigueos son solo algunos ejemplos. Todos ellos han contribuido a la cocina regional. La cocina del mar Negro se basa en verduras de temporada (berenjenas, pimientos, tomates, ajo), frutas de la huerta (albaricoques, higos, uvas), nueces, quesos caseros, así como salsas picantes. La carne y el pescado suelen cocinarse a la brasa.

1. Pescaditos fritos

La barabulka (salmonete), la stavrida (jurel) y la hamsa (una especie de anchoa) son las capturas más populares del mar Negro. Estos pescados son pequeños, tienen menos espinas y son fáciles de cocinar. La mayoría de las veces, los lugareños se limitan a rebozar muchos peces pequeños en harina de maíz y freírlos en una gran cantidad de aceite. Los restaurantes modernos de las ciudades turísticas también cocinan la barabulka y la stavrida en un horno y la sirven con verduras, limón y pan de centeno.

2. Rapanas

El principal manjar de la costa del mar Negro, estos moluscos son muy tiernos si se cocinan bien. Hay que hervirlos o guisarlos durante no más de 5 minutos. Las rapanas son mejores cuando se sirven con tomates frescos o cocidos, cebollas y crema agria.

3. Cheburek

Esta empanadilla de carne es el plato emblemático de la cocina tártara de Crimea, que se convirtió en comida callejera en toda la costa del mar Negro. El cheburek se elabora con una fina masa sin levadura y se fríe en una gran sartén. Lo que hace que su sabor sea inolvidable es el relleno de carne y caldo.

4. Churchjela

Las nueces, ensartadas en un hilo y sumergidas en jugo, se llaman churchjela. Este dulce es de origen georgiano y es muy popular desde Anapa hasta Sochi. En cualquier playa y mercado, los lugareños venden su churchkhela casera, y es simplemente imposible dejar de probar diferentes recetas. ¿Nueces o almendras? ¿Zumo de uva o jarabe de melocotón? Todo es tan delicioso...

5. Sorbete y baklava

En Rusia estos dulces se denominan “dulces orientales” e incluyen muchos tipos de postres diferentes. En la costa del mar Negro, cualquier mercado ofrece sorbetes, turrones y halva que se elaboran con frutas, bayas y frutos secos y se ofrecen en todos los centros turísticos rusos. Parecen grandes caramelos que se cortan en rodajas y se venden al peso; para ser sinceros, las rodajas son bastante grandes.

El baklava también procede de la cocina oriental: es un postre de pasta filo con un relleno de nueces y miel.

6. Shashlik y kebab

La carne en brocheta es una de las partes más sabrosas de la cocina del mar Negro. El shashik suele hacerse con dados de cerdo o cordero, mientras que el lyulya kebab es una especie de carne picada a la parrilla con especias. En los cafés de la costa, la carne en brocheta suele servirse en un plato con lavash (pan plano), verduras, algunos tomates y pepinos y salsa picante adjika.

7. El té más septentrional

En la localidad turística de Matsesta, cerca de Sochi, crece el té más septentrional del mundo. Los inviernos aquí son suaves, no se pueden comparar con los de Siberia, sin embargo, para el té, el clima sigue siendo bastante duro. A  lo largo de los siglos, las plantas de té locales se acostumbraron al frío ruso y el té de Matsesta se convirtió en una auténtica especialidad del mar Negro. Entre sus beneficios se encuentra una gran cantidad de vitamina C y taninos, por lo que debe prepararse rápidamente, ya que de lo contrario se vuelve amargo.

LEE MÁS: Guía definitiva para preparar una deliciosa ensalada rusa 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies