4 platos soviéticos para los nostálgicos amantes del pescado en conserva

Legion Media
Se usaba como base para aperitivos, ensaladas y sopas. Y las generaciones actual no han renegado de él.

1. Sopa de salmón rosado

La sopa de pescado más tradicional de Rusia se llama ujá, pero el buen pescado fresco no siempre está al alcance de uno, además de que lleva un tiempo prepararla. Una alternativa rápida es la sopa de salmón rosado hecha con pescado enlatado.
Cómo prepararla: Enjuaga bien el arroz (3 cucharadas) y ponlo en agua hirviendo (2 L). Después de 10 minutos, añade las patatas cortadas en cubos (3 uds.), la zanahoria rallada (1 ud.) y la cebolla picada (1 ud.). (Para un sabor más rico, la zanahoria y la cebolla pueden haber sido prefritas en una sartén.) Añade la hoja de laurel, unas cuantas vainas de pimienta de Jamaica, y sal al gusto. Abre una lata de salmón rosado, retira las espinas y córtalo con un cuchillo. Es mejor no triturarlo con el tenedor para que sus trozos permanezcan lo más enteros posibles. Pon el pescado en la sopa, añade eneldo picado con perejil, y hierve durante otros 5 minutos. Sirve en un plato con una rodaja de limón, hierbas frescas y smetana al gusto.
2. Sopa de tomate con espadines

Esta sopa es sencilla de praparar, y se puede hacer de muchas maneras diferentes. Algunos usan caldo de pescado o de pollo como base, mientras que otros prescinden de este. Otros preparan un condimento de verduras, mientras que a un cuarto grupo le gusta añadir patatas, arroz o fideos. Nuestra receta tiene tres ingredientes.
Cómo prepararla: Primero, mezcla la salsa de tomate (1 L). el caldo de pescado (0,5 L), y hierve durante 10 minutos a fuego medio. Abre una lata de espadines fritos (200 g), escurre el aceite (puedes añadir salsa de tomate a la sopa), y vierte los espadines en esta. Pon todo a hervir y retira del fuego. Para obtener una textura de puré, pasa la sopa por una licuadora.

3. Sándwich de espadines y pasta de berenjena 
El clásico sándwich ruso hecho de Borodinski o pan blanco con espadines bálticos y una pizca de eneldo sigue estando en boga, pero el restaurador Vladímir Perelman elevó la receta a un nuevo nivel de perfección. Compartimos su versión del libro Fish of Mine.
Cómo prepararlo: Pincha las berenjenas enteras (4 piezas) con un palillo en varios lugares, y hornea en una bandeja seca a 180°C durante 20 minutos. Durante este tiempo, pica la cebolla (1 ud.), la zanahoria (1-2 ud.) y el ajo (4 dientes). Dora a fuego medio hasta que la cebolla esté transparente, y luego agrega la pasta de tomate (70 g). Pela la berenjena horneada, cortala en dados y añadela a las verduras salteadas. Lleva todo a ebullición, añade sal, pimienta y cilantro picado (20 g). Fríe el pan integral (6-8 piezas) por ambos lados en una sartén seca. Abre la lata de espadines (200 g), y escurre el aceite. Esparce la pasta de berenjena y los espadines sobre el pan caliente.
Versión rápida: Toma una rebanada de pan integral, frotala con ajo, vierte aceite aromático, coloca los espadines encima, espolvorea con queso rallado (al gusto), y hornea durante un par de minutos en el horno.

4. Ensalada mimosa
Esta ensalada se hace tradicionalmente para el Año Nuevo y el Día Internacional de la Mujer. Su nombre proviene de la yema de huevo espolvoreada en su arte superior, que le da el aspecto de una flor de mimosa amarilla. En el centro se pone salmón rosado enlatado, bajo varias capas de zanahoria, patata, huevo y queso. Todo esto, empapado en mayonesa.

Pincha aquí para ver nuestra receta de la mejor ensalada mimosa.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies