5 aperitivos de Navidad con un aire ruso fáciles de preparar

Getty Images
¿Qué puedes preparar si los invitados están de camino y la mesa vacía? Hemos seleccionado platos de última hora para hacer en cinco minutos.

1. Tartaletas con requesón, pescado rojo y caviar

Las canastitas de pasta de masa quebrada siempre se ven mejor que los sándwiches y son más adecuadas para las reuniones festivas.

Preparación: llenar las tartaletas (16 piezas) con requesón (140 g). Cortar en rodajas finas la trucha o el salmón (50 g), hacer un rollo o una rosa y colocarlos en cada cesta. Llenar el espacio restante con caviar rojo (50 g). Adornar con una ramita de perejil.

2. Huevos rellenos de setas

Este aperitivo captura a los comensales con su inusual combinación de yema y setas. Es un hecho que no todos los invitados adivinarán de qué está hecho.

Preparación: huevos duros (10 piezas), enfriar y pelar suavemente para que la clara del huevo conserve su forma. Picar las setas (300 g) y la cebolla (1 ud.). Freírlas en una sartén, salpimentarlas y mezclarlas. Cortar los huevos por la mitad, retirar las yemas y hacer un puré con un tenedor. Remover las yemas con los champiñones y las cebollas. Añadir mayonesa (150-200 g) y mezclar todo. Llenar las mitades de clara de huevo con el relleno. Decorar con hierbas o caviar por encima, como se desee.

3. Tomates con queso y ajo

Este es uno de los bocadillos más rápidos y populares de la época soviética. A pesar de su simplicidad, los brillantes tomates hacen que sea muy atractivo en la mesa.

Preparación: lavar los tomates (4 piezas) y cortarlos en anillos de 1 cm de grosor. Rallar el queso (200 g) con ajo (2 dientes), añadir sal y mezclar con mayonesa (150 g). Poner la masa de queso sobre los tomates, y añadir hierbas encima.

4. Pan con arenque y pepino encurtido

Este aperitivo es una versión de la ensalada arenque bajo un abrigo de piel para los que no les gusta la remolacha. Se puede tomar bien con una bebida fuerte.

Preparación: cortar el pan de centeno (200 g) en rebanadas rectangulares de 2 cm de grosor. Huevos duros (2 piezas), enfriados, pelados y cortados en anillos. Cortar en círculos los pepinos en escabeche (2 piezas), pelar el arenque (200 g) y cortarlo en trozos del mismo tamaño que el pan. Untar el pan con mantequilla (20-50 g) y poner encima un anillo de huevo, uno de pepino y un arenque. Decorar con perejil. Se puede sujetar con un palillo.

5. Rollos de berenjena con queso y nueces

Casi cualquier relleno puede ser envuelto en berenjena, así que si te faltan algunos ingredientes de la receta, siéntete libre de improvisar.

Preparación: dos berenjenas que estén lo más recto posible. Límpialas, córtalas por arriba y pélalas. Córtalas en capas finas de menos de 1 cm de grosor, espolvoréalas generosamente con sal, déjalas durante 20 minutos, y luego enjuaga la sal (para que sean menos amargas). Seca las berenjenas, añade pimienta y fríe en un poco de aceite vegetal. Para el relleno, picar perejil, nueces (40 g) y un diente de ajo, añadir queso Philadelphia (150 g), sazonar con sal y remover. Colocar las berenjenas en una toalla de papel para escurrir el exceso de aceite y dejarlas enfriar. Esparcir la masa de queso sobre la berenjena y hacer un panecillo. Pinchar si es necesario.

LEE MÁS: 12 platos tradicionales en Rusia para comer en estas fiestas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies