Platos tradicionales rusos que no fueron inventados en Rusia

Legion Media
Muchos creen que el vodka, la avena de alforfón y la sopa de remolacha son platos originarios de Rusia. ¿Realmente es así? Desvelamos algunos mitos muy extendidos.

1. Gachas de avena de alforfón

La avena de alforfón es un verdadero símbolo de la cocina rusa y es que en ningún otro país se consume tanto. Sin embargo, el lugar de origen del trigo sarraceno está en Asia. Los monjes descubrieron el trigo sarraceno salvaje en las laderas del Tíbet y del Himalaya, pero en su tierra natal la planta no se aclimató muy bien. El grano fue llevado a Rusia por los comerciantes en la Edad Media, y en los siglos XVI y XVII la cosecha se había extendido a lo largo y ancho del territorio de la actual Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

2. Ensalada vinagreta

Algunos piensan que esta ensalada de verduras hervidas con encurtidos se inventó hace mucho tiempo, pero no es así. Se elaboró por primera vez en el siglo XIX y la receta salió de un libro de cocina inglés de 1845, que describía un plato de muy similar llamado “ensalada sueca”, con arenque. En Rusia se quitó el pescado, y fue reemplazado por pepinos encurtidos y col. En cuanto al nombre, hay varias versiones de su origen. Según una, viene del francés vinaigrette y se refiere al aderezo para ensaladas del mismo nombre, que se hace con vinagre y aceite.

3. Arenque bajo el abrigo de piel

Otra popular ensalada rusa de remolacha, considerada el orgullo de la cocina nacional, también tiene raíces escandinavas. Aunque la leyenda dice que este plato de Año Nuevo fue inventado a principios del siglo XX por Anastás Bogomílov, posadero ruso. La combinación de pescado salado y verduras hervidas ya era un elemento básico en Alemania y Noruega mucho antes. La contribución soviética fue simplemente hacer el plato en capas y ahogarlo en mayonesa. Se rumorea que el nombre shuba (“abrigo de piel”) deriva del acrónimo cirílico Ш.У.Б.Б.А. (boicot y anatema al chauvinismo y la decadencia), utilizado durante la década de 1920. En cualquier caso, el nombre se simplificó posteriormente (o más bien se alargó) a seliodka pod shuboi (arenque bajo abrigo de piel).

4. ‘Jolodets’

Otro plato de Año Nuevo, que no gusta a muchos extranjeros, es el jolodets, una gelatina o aspic de aspecto siniestro. Sin embargo, no hay nada particularmente ruso en el; platos similares se encuentran en las cocinas de muchas naciones. Drozhalka (cosa temblorosa) hecha de caldo de carne saturada, se prepara en Georgia, Polonia, Serbia, Rumania, Letonia, Moldavia y Ucrania. Pero se cree que la fuente última es Europa Occidental, ya que la palabra rusa studien (gelatina de carne) proviene de la palabra alemana sülze, mientras que los franceses fueron los primeros en tener la idea de añadir raíces vegetales y huevos hervidos al rico caldo.

5. ‘Pelmeni’

Este plato tipo albóndiga, que consiste en trozos de carne envueltos en masa y luego hervidos, también se encuentra en las cocinas de todo el mundo. Según el historiador culinario ruso y prolífico autor, William Pojiobkin (cuyo apellido proviene de un verbo ruso que significa “tragar”), se cocinó por primera vez en China. En los siglos XIV-XVII los pelmeni habían llegado a las mesas de los Urales y Siberia. En las regiones centrales de Rusia se convirtieron en un elemento habitual en el siglo XIX, que es también cuando se cree que apareció el nombre (en la lengua udmurt pelnian significa “espiga de pan”). Por lo tanto, Udmurtia, en el centro de Rusia, está considerada la cuna de los modernos pelmeni eslavos.

6. Borshch

Esta tradicional sopa “rusa” fue inventada por los eslavos, pero no por los rusos. En la antigua Rus, la práctica consistía simplemente en hervir grandes trozos de col picada en agua, lo que difiere radicalmente del borshch actual. La receta de las verduras picadas hervidas en caldo de carne fue inventada por los eslavos del sur de los Balcanes. El borshch llegó a Rusia ya en el siglo XIV y rápidamente se estableció en la cocina nacional, convirtiéndose en un plato favorito entre muchos rusos.

7. Vodka

El etanol purificado se remonta al siglo XI, cuando fue aislado mediante destilación por el médico persa y polimático, Muhammad ibn Zakariya al-Razi. Pero el líquido resultante un precursor del vodka– se usaba solo en medicina, ya que el Corán prohíbe a los musulmanes beber alcohol. En Europa la idea de crear una bebida tipo vodka pertenece a los italianos. El aqua vitae (agua de vida) que obtuvieron llegó a Rusia a finales del siglo XIV, e incitó a los lugareños a empezar a producir alcohol a partir de los excedentes de granos. A principios del siglo XVI, el vodka ruso (agüita) ya se exportaba a otros países.

10 platos rusos de comida rápida para olvidarte del McDonald´s

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies